Pago de la Jara 1999

Vino Pago de la Jara 1999

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,7
Calidad-precio:
8,5

Bodega: Compañía de Vinos Telmo Rodríguez
D.O./Zona: D.O. Toro
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: 100 % tinta del país
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 17 meses en barrica

Varietales: 100 % tinta del país

5 Opiniones de Pago de la Jara

Color rojo cereza de capa alta y pequeño ribete de irisaciones ocre / teja. Necesita un mínimo de una hora de decantación pues se encuentra muy cerrado. Los primeros aromas que asoman curiosamente son los vegetales / herbáceos, de taninos verdes, que se transforman en tabaco, ceniza de puro y terciarios con tueste. Hay una fruta roja silvestre extraña, tipo madroño, como desecada, esa misma que ponen en las pastas de té. Hay matas aromáticas de jardinería y claramente enebro que confunde su aroma con el regaliz y los herbáceos. En boca al principio se perciben los taninos tostados con cierto amargor. Al paso es sutilmente rugoso – vegetal, pero en la evolución desarrolla una integración curiosa, pensada y que no creo que sea fruto del azar pues se queda un sabor frutal, vegetal y tostado, ciertamente amargoso. Conjuntado, vegetal ( tabaco ) con una fruta discreta, tímida y elegante. Hay como unos taninos verdosos con tueste de las maderas de la crianza ( creo ). Un vino que está en perfecto estado ya que no muestra declive y lo único que hay que averiguar es lo que pretende decirnos con unos años más, ya que 20 no son pocos. Yo no dudaría en hacerme esta misma pregunta a 5 años vista, siempre que Dios me lo permita.

Fruta negra, tostados, café, chocolate negro. Lo mejor es cierto bouquet de violetas machacadas, té y hierbas aromáticas; se me escapa un término más directo para esta característica del vino que le aporta personalidad. Quiero pensar que es por el suelo. Paladar carnoso, no revela su grado, maduro en tanino y con una gran carga frutal, sin altibajos en su estructura y balance aunque no evoluciona mucho en copa. Especiado, con acentos de monte bajo. Adquiere cierto carácter rústico y bravucón. Rico pero caro, quizá por la excelente presentación de la botella con su “G” estilizada y esmerilada en el vidrio. 49 CHF, 33 euros.

Este vino necesita una copa grande y bastante aireación para expresar mejor lo que lleva dentro, aún así la intensidad se muestra algo comedida percibiéndose notas frutales de ciruelas maduras con rasgos de compota. También y bien ensamblados se identifican aromas de tueste, regaliz, chocolate negro, café y un sutil y muy toresano aroma terroso ( tierra de labor ). Conforme se airea en copa la ciruela madura va presidiendo toda esta base aromática que permanece en un segundo plano aunque ayudada en su final por una buena sensación balsámica. La boca demuestra que es un vino cargado de estructura y cuerpo, con unas notas muy presentes de regaliz negro y chocolate amargo en la evolución, que se alarga hasta el posgusto y retronasal, así como pequeñas puntas empireumáticas ( tueste ). Hay una buena acidez de fruta con hueso y ciertos rasgos táctiles envolventes de inicios untuosos. Con dimensión y parece que con mejoría en botella ( a falta de un empuje a la intensidad global del vino y de integración de matices ). Muy interesante, con magnifica fruta y de estilo propio. Precioso color picota oscuro con ribete de irisaciones ocres – granate.

Picota cubierto de capa alta. En nariz es expresivo y vivo con mucha fruta madura, y madera nueva muy clara , vainilla, torrefactos, regaliz y al cabo de un par de horas pasas. En boca es potente pero con una acidez muy marcada, en retronasal es rico en sensaciones destacando el cafe. Un pelin astringente (sin molestar) te llena la boca, muy persistente. Al igual que comenta Bosos es un vino que se afinara mucho en la botella y si ahora es bueno sera excepcional.

Color rojo cereza oscuro de gran intensidad y limpio. En nariz presenta una fruta muy madura ( en compota ) y perfectamente ensamblada con una madera nueva que sobresale. Elegantes aromas tostados, torrefactos, regaliz ( más que ninguno ), también algo de tabaco y chocolate, notas especiadas débiles. En boca se abre y nos da su cuerpo y estructura con cierta finura y elegancia. En retronasal aparecen incrementados las sensaciones de regaliz y cafe. Posgusto duradero y amplio. ( creo que mejorará bastante en botella ). Un excelente vino con vida por delante para mejorar. Se sale de los aromas habituales de Toro y se percibe cierta perfección técnica en la elaboración.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar