Blog de Verema.com

Cómo elegir vino en un restaurante

Algunos pasos prácticos para elegir un vino en un restaurante.
 

 

cómo elegir vino en un restaurante

1. Lo primero es saber qué vas a comer. Es importante tener en cuenta qué comida vas a tomar para pedir un vino acorde. Para gustos los colores, pero huye de los estereotipos carne/tinto, blanco/pescado. Hay blancos con barrica que pueden servirte para tomar carne y vinos tintos jóvenes, o maceraciones carbónicas que pueden acompañar perfectamente a pescados grasos tipo salmón, rape o atún.

2. Fija un precio máximo de vino para eliminar aquellas opciones que se salen de tu presupuesto. No siempre el vino más caro es el mejor, así que no te dé miedo dejar fuera opciones de la carta. Si por el contrario tienes un presupuesto más holgado, puedes dejar los vinos más sencillos de lado. Normalmente, en los restaurantes, los vinos más baratos llevan un sobrecargo mayor que los más caros, por lo que no es recomendable que escojas los vinos más baratos, ya que estás pagando incrementos de costes que pueden triplicar el precio del vino.

3. Los vinos espumosos suelen ser los más versátiles. Tenemos la dichosa manía de beber vinos espumosos solo para brindar. Esto es un grave error, pues los cavas y champagnes están pensados para comer con ellos. Además suelen ser los vinos más fáciles para acompañar cualquier tipo de alimento. Son frescos, tienen buena acidez y buen cuerpo. Además suelen ayudarte a hacer la digestión por la presencia del carbónico. Tampoco te olvides de los vinos rosados, los grandes olvidados, suelen tener precios comedidos y van muy bien para arroces, pastas, aves... 

4. La segunda botella de vino. Si sabes que por el número de comensales, vas a tener que pedir más de una botella, esto te puede dar juego para hacer varias combinaciones. Empieza con los vinos más frescos en los aperitivos y ve subiendo en intensidad. Un orden orientativo sería espumoso > blanco > rosado > tinto joven > tinto con crianza en madera. Si solo vas a tomar tintos, por ejemplo, trata de empezar por las añadas más antiguas y luego pasa a las más modernas. Los vinos más antiguos suelen estar más apagados en aromas y sabores, aunque por otro lado presentan más matices. Los vinos más jóvenes suelen tener más corpulencia, más fruta. El orden inverso podría dejar en mala situación al vino más viejo. Es como tomar un postre de chocolate y luego una fruta.

5. Vino por copas. Algunos locales ofrecen vino por copas y esta puede ser la mejor opción. Puedes probar más vinos sin necesidad de acabarte una botella, así podrías confeccionar un buen maridaje para cada plato. Además, en caso de que el vino no te guste puedes cambiar sin necesidad de tomar la botella entera. También puedes utilizar esta opción cuando la primera botella de vino se queda corta, por ejemplo si van tres personas a comer. O para tomar un vino dulce o un generoso con los postres o con algo de foie, por ejemplo. 

5. Déjate aconsejar por el sumiller o camarero que te atiende, sobre todo si pides un menú degustación. Ellos conocen bien la cocina y están acostumbrados a maridar los vinos con los platos. Si te ofrecen algo que no te acomoda, por gustos o precio, siempre estás a tiempo de no aceptar la sugerencia.

como pedir vino restaurante
vino por copas en restaurante pedir vino
sumiller pedir vino en restaurante

¿Qué hacemos cuando nos dan a catar el vino en el restaurante?

 

 

 

 

  1. #1

    Elavispamiento

    Yo recomendaria tambien que cuando vayamos a pedir vino, miremos si en el local es gustoso de decorarlo con las botellas a temperatura ambiente, pues para mi es un grave error, en murcia es casi todos los wine-bar o restaurantes lo hace, compran botellas de vino que las dejan fuera de las cavas y luego mas adelante cuando se agotan las que hay dentro de las cavas las meten, y asaber el tiempo que han pasado tomando el calor de las noches con el local cerrado.

    Para poder pedir vino con garantias debe de ser un sitio que TODO el vino este en su bodega climatizada.

    Un saludo

  2. #3

    J-Carlos

    "...cuando la primera botella de vino se queda corta, por ejemplo si van tres personas a comer." Es lo que más me ha gustado del artículo.

  3. #4

    Pepeiglesias

    Pues mira por donde, al ver el título me pareció un trabajo de Perogrullo, pero ahora quiero felicitarte porque es de lo más práctico, sí señor.
    Es muy importante fijar un presupuesto para saber por donde debes moverte, eso te acota ya mucho la oferta, siempre y cuando la carta sea digna, algo que por desgracia no siempre sucede.
    Y por supuesto, mi especialidad, los maridajes, porque el vino no debe ser un mero trámite, si no parte de un todo, de una agradable experiencia para los sentidos.

  4. #5

    Dani C.

    en respuesta a Pepeiglesias
    Ver mensaje de Pepeiglesias

    Pues muchas gracias. Para muchos de nosotros, esto puede resultar de perogrullo, pero es cierto que la gente suda tinta para elegir el vino.

    Y totalmente de acuerdo, el vino es parte de la comida, no un complemento.

  5. #6

    Dani C.

    en respuesta a J-Carlos
    Ver mensaje de J-Carlos

    Es que tres es un número inestable ;-)

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar