Blog de Verema.com

Cata de vinos italianos en 2 texturas: Sicilia vs Piamonte

Cata de vinos italianos en 2 texturas: Sicilia vs Piamonte

Debemos en primer lugar agradecer a CBG su generosidad a la hora de aportar tan interesante selección de vinos y a Juancho Asenjo, uno de los más grandes expertos en vinos italianos con los que cuenta el mundo del vino, por la magnífica dirección de la cata.

La cata tuvo dos fases. En la primera pudimos disfrutar de una selección de 6 vinos sicilianos, 4 blancos y 2 tintos. Para dotar a la cata de perspectiva se cataron 2 añadas diferentes de 3 vinos, todos ellos de la Azienda Vinicola Benanti que elabora en la próximidades del Etna dentro de varias denominaciones protegidas. Los Benanti, familia cuyas raices proceden de Bolonia y que se asentaron en Sicilia en 1734 cuando Víctor Amadeo II de Aosta, rey de Cerdeña, conceció a un Benanti un condado en la isla. A finales de 1800 Giuseppe, abuelo del actual Giuseppe, comenzó a producir vinos en una antigua finca del padre, en las laderas del Etna, en la localidad de Viagrande (Catania). En 1988, José Benanti retomo la actividad vitivinícola contando con una variada selección de parcelas en la zona del Etna y trabajando en la búsqueda de clones a través de los que poder reproducir las antiguas fragancias pero con las más modernas técnicas de vinificación.

El Etna tiene un microclima especial y único en toda Sicilia (es la isla dentro de la isla). Aquí la vid se ha cultivado desde tiempos remotos y el vino se ha conocido y apreciado desde la antigüedad. Las variedades de uva (Nerello Mascalese, Nerello Capuccino, Carricante, Minnella) dan vinos muy diferentes entre ellos en relación a la pequeñísima zona de producción. El área de la D.O.C. Etna tiene una forma semicircular y se extiende de norte a sur-oeste en una altitud que va desde los 450 a los 1000 metros sobre el nivel del mar. Ello garantiza que las uvas tienen características muy diferentes unas de otras, dependiendo de la zona de origen. Por estas razones específicas, la Bodega mantiene sus viñedos distribuidos en diferentes pendientes del Etna. Las características más  importantes de los vinos del Etna, además de los efectos beneficiosos derivados de la proximidad del mar y el tipo de suelo volcánico, es que la zona que produce uva se encuentra en un área de forma troncocónica, que afecta de forma especial al clima de la zona. Dos factores son clave: la altitud y la exposición. Sobre todo la altitud, que influye de una forma determinante en las oscilaciones térmicas. El responsable técnico de la bodega es el enólogo Salvo Foti y la fecha de reinicio de la actividad: 1992. Producen unas 200.000 botellas y duispiene una 30 Hectáreas de vieñedo.

La primera pareja de vinos fueron las añadas 2007 y 2004 del Edelmio Bianco, fruto del ensamblaje de las vairedades Carricante y Chardonnay y con una crianza sobre lías más un toque de barrica. Son vinos bajo el paraguas de la IGT Sicilia.

A continuación abordamos la cata de las añadas 2007 y 2004 del Pietramarina, ya su nombre anticipa la mineralidad y la altura de las viñas garantiza el nervio que presenta. Hablamos de vinos con notable capacidad de guarda. Son monovarietales de Carricante y en  su elaboración no tocan la madera. Son dos vinos de la DOC Etna Bianco Superiore.

La tercera pareja fueron los dos tintos, concretamente dos añadas (2007 y 2004) del Rosso di Verzella, dos vinos de la DOC Etna, fruto del ensamblaje de Nerello mascalese y nerello cappuccio y que tienen una crianza en barricas pequeñas de roble francés durante 10 meses.

En la segunda fase dimos un salto hacia el Norte, concretamente al Piamonte, hasta los vinos de Barolo. En este caso catamos primero los 3 de la añada más joven, la 'difícil'  2006 y seguidamente los 3 de la añada más antigua, una muy buena añada, por cierto, esta 2001. Tres fueron los elaboradores elegidos: Marchesi de Barolo, Batasiolo y Luigi Pira.

Como buenos Barolos todos ellos son vinos monovarietales de la dificil nebbiolo y todos ellos, como es preceptivo en la zona, envejecen en madera un mínimo de 2 años. Eso sí, los estilos de vinificación son distintos y en aquellos que se utiliza el sistema
'tradicional', en grandes fudres usados de roble de Eslavonia, se aprecian ciertos aromas cetónicos, en la gama de las resinas, efecto de dichos grandes receptáculos.

Como nos comentó Juancho, los Barolo son vinos impactantes en los que su enorme personalidad biene dada por su naturaleza desequilibrada. La nebbiolo es una uva de floración temprana y maduración tardía, con altos niveles de tartárico y bajos pH, que da lugar a vinos con un alto extracto seco pero escasos antocianos, de ahí la poca capa de estos vinos aunque luego son muy estables y mantiene su aspecto visual por largo tiempo. Son vinos con un tanino salvaje que necesitan mucho tiempo para ofrecer todo el placer que contienen.



 

El primero de los vinos catados, el Marchesi di Barolo Barolo Cannubi 2006, procede de una zona mítica, las colinas del Cannubi, colinas largas que crece suavemente y se ubican en el centro del valle que divide las dos grandess de tipo Elveziano y Tortoniano y el rendimiento por hectárea es de 40 hl/ha. La vendimia tuvo lugar entre el 4 y el 5 octubre 2006. Y la vinificación se basó en un prensado suave de las uva, vendimiadas a mano,  despalillado y fermentación en termo-contenedores a temperatura controlada (30/32°). La maceración duró 10 días. En cuanto a la crianza una parte de este vino envejece durante aproximadamente dos años en toneles de roble de Eslavonia y de roble francés de 30 a 35 hectolitros. El resto envejece durante 12 meses en barricas de 225 litros de roble francés de tostado medio. Las dos partes se ensamblan antes del embotellado. El vino reposa 12 meses en botella antes de ser vendido y adecuadamente almacenado puede durar de 25 a 30 años. Para aquellos interesados en los aspectos más técnicos: Su Vol. % Acidez total: 5,40 g/l, su extracto seco: 29.80 g/l y tiene un azúcar residual: 2,00 g/l.

Tras ello pasamos al Barolo Cerequio de Batasiolo, de nuevo procedente de una zona mítica en el municipio de la Morra, enfrente del pueblo de Barolo. Toma el nombre de los viñedos situados en las colinas de la Morra. Los viñedos son relativamente jóvenes, sólo 10 años y están a una altitud media de 350 m sobre el nivel del mar sobre un suelo compuesto principalmente por arcillas azuladas compactas que caracterizan todo el valle. La vendimia suele tener lugar durante la segunda década de octubre. Por lo que hace referencia a la vinificación y envejecimiento, la primera es de tipo tradicional con maceración en contacto con los hollejos durante 10 días. Mientras que la crianza comienza en grandes botas de roble, donde permanece mínimo 2 años y prosigue en acero durante 6 meses. De 8 a 10 meses en botella dejan listo al vino para su comercialización.

Finalmente, el primer trio de vinos lo cerró el Barolo Vigna Marenca cuyos viñedos se ubian en la zona de vigna Marenca, en una zona muy reconocida de la DOCG. Barolo, en el municipio de Serralunga d' Alba, sobre un suelo de tipo calcareo-arcilloso. Disponen de 2 ha. en dicha zona con una altitud sobre el nivel de mar de 350 m y una exposicion de los viñedos: sur – sureste. El rendimiento está entorno a 5000- 5500 kg/ha y la edad media de las viñas es de 19 años. La producción anual es de solo 10.000 botellas. En cuanto a la vinificación, la fermentación se efectua en tanques de fermentación horizontal a temperatura controlada durante un período de 7 a 10 días. Envejece en botas (barricas y toneles), la mitad nuevos y el resto de segundo uso durante mínimo 24 meses.

Los datos de la segunda añada catada la 2001 son similares y por tanto no me reitero en ellos. Quisiera aprocechar, eso sí, para presentar de firma sucinta las 3 bodegas del Piamonte apra quien quisiera leer este texto. La firma Marchesi di Barolo tiene sus orígenes en los marqueses Falleti di Barolo, que ya a principios de 1800 producían vino homónimo de sus grandes fincas. En el 1864 con la marquesa Giulia Colbert di Maulevier, desaparece la rama de los Falleti di Barolo y para perpetuar el recuerdo fue creada L’Opera Pia de Barolo, una institución benéfica de carácter marcadamente católico. Por entonces nació Pietro Emilio Abbona que entorno al 1895, inició su actividad vinícola en la bodega familiar y que en el 1929 consigue comprar L'Agenzia della Opera Pia de Barolo, hoy Marchesi di Barolo srl. En las bodegas de la firma, dirigidas por sus decendientes, se encuentran toadavía, las antiguas botas, y en las fincas de propiedad podemos ver las prestigiosas viñas históricas anteriores al nacimiento del Barolo. Em la dirección de la bodega encontramos a las familias Abbona, Dogliani e Scarzello y en la dirección técnica a los enólogos  Flavio Fenocchio y Roberto Vezza. Producen alrededor de 1.500.000 botellas en su 41 ha. en propiedad.

La Cantina Batasiolo S.p.A. es una de las grandes bodegas de “Le Langhe” (Piemonte). En 1978, la familia Dogliani compró la
histórica bodega Kiola bodega enclavada en el municipio de La Morra y fundada en los años 50, que estaba compuesta de 7 de explotaciones con viñedos en las mejores zonas de la vinificación de Nebbiolo de Barolo. Añadiendo sus propiias tierras los Dogliani se  convirtieron en propietarios de una bodega que en la actualidad cuenta con nueve zonas de cultivo de viñedos de más de 130 hectáreas, de las cuales alrededor de 70 cultivadas con  Nebbiolo de Barolo. Las fincas están situdas tan solo en la zona del Barolo y en particular en los municipios de: La Morra, con los viñedos Batasiolo, Morino Cerequio; Barolo, con los viñedos Bricco di Vergne e Zonchetta; Monforte d’Alaba con los viñedos Tantesi e Bofani y Serralunga d’Alba con los viñedos Boscareto y la histórica Corda della Briccolina.
 
La Azienda Agricola Luigi Pira fue fundada a principios de los años 50 por Secondo y su hijo Luigi. En los primeros años la empresa se dedicó exclusivamente a la venta de uvas, en un momento posterior, posteriormente paso a la elaboración del vino de sus uvas y a la venta de vino a granel a comerciantes locales. Sólo más recientemente, con la llegada de los hijos de Luigi, Giampaolo y Romlo, comenzaron a embotellar sus vinos con el objetivo de producir vinos de calidad. Hoy en día son un referente de calidad en la expresión del Barolo de Serralunga . Es desde el corazón de este municipio donde elaboran Barolo, Barbera y Dolcetto. Poseen cerca de 10 hectáreas de tierra, de los cuales dos están en  Roddino, mientras que la mayoría de ellos están en los reputados pagos Vigna Rionda, Marenca y Margaret. Un elemento clave para entewnder sus vinos es el conocido consultoro y enólogo Beppe Caviola. Los Barolo de Serralunga d'Alba, tienen una característica especial que los caracteriza: poseen una gran estructura tánica que los hace aptos para la crianza de muy largo plazo. En la dirección de la bodega encontramos a Gianpaolo e Romolo Pira.
Elaboran unas 45.000 botellas en las 10 Hectáreas de su propiedad y usando exclusivamente uvas propias.

 

  1. #1

    Vadevi

    Excelente crónica.
    Estoy contigo, los cuatro blancos me gustaron, los dos tintos del Etna, bien, pero de los Barolo añadiría una frase que te sonará
    "tengo los taninos atornillados en el cerebro"
    Para mi mucho, mucho, pero que mucho tanino, yo los encontré indisfrutables, igual como se comento en 20/25 años se suavizan, pero de momento, dejaré pasar el tiempo hasta catar otro de estos vinos.

    Salut

  2. #2

    Paco Higón

    en respuesta a Vadevi
    Ver mensaje de Vadevi

    Disfrute más de la cata .... que de los vinos. Y es que -efectivamente- había tal taninazo en los Barolos que por ratos impresionaba....

  3. #3

    AntonioJesus.AkatA

    Gracias Paco por relatarnos y hacernos recordar a los asistentes. El concepto tánico de estos vinos es envidiable si pretendemos guardas de 20 a 30 años, sin duda, a partir de ahí, complicado de encajar.

  4. #4

    Vadevi

    en respuesta a Paco Higón
    Ver mensaje de Paco Higón

    Por cierto, me quede con las ganas de preguntar a que precio estaban estos Barolos, tienes idea de los precios tu?

    Salut

  5. #5

    JuanchoAsenjo

    en respuesta a Vadevi
    Ver mensaje de Vadevi

    Jajajajajaja. Piensa que son vinos para comer y no para catar. Para catar son vinos tremendos y complicadísimos pero para beber son maravillosos pues la acidez nos limpia la boca y nos potencia los sabores de la comida y la botella se termina. Pero, la boca se queda anestesiada cuando son jóvenes... Las catas de nebbiolos habría que hacerlas... con comida y una buena compañía.

    Gracias por la asistencia

  6. #7

    Vadevi

    en respuesta a JuanchoAsenjo
    Ver mensaje de JuanchoAsenjo

    Gracias a ti por acercarnos tan sabiamente a estos vinos para mi desconocidos, seguiré tu consejo y mi próximo Barolo lo acompañaré con una buena comida y mejor compañía, por cierto le preguntaba a Paco Higón si el conocia en que precio suelen estar estos vinos, tu me puedes ayudar?

    Salut

  7. #8

    JuanchoAsenjo

    en respuesta a Vadevi
    Ver mensaje de Vadevi

    Muchas gracias. Cuando llegue a la tarde lo pregunto a cuanto se venden y te lo escribo

    Saludos

  8. #9

    AntonioJesus.AkatA

    en respuesta a JuanchoAsenjo
    Ver mensaje de JuanchoAsenjo

    Igualmente, seguro que coincidiremos en mas ocasiones y con una dinámica de tiempos mas flexible que me permita disfrutar un buen rato de tu conversación, un saludo.

  9. #10

    Debierzo

    Soy GRAN admirador de los vinos sicilianos, sí quizás demasiado cálidos, pero esa estructura y tanicidad de la Nero D'Avola....
    Con una buena acidez se podrían hacer vinos interminables, ¿no?

  10. #11

    JuanchoAsenjo

    en respuesta a Debierzo
    Ver mensaje de Debierzo

    Estos que probamos son de la zona mas fresca de Sicilia que es el Etna. La nero d'avola resulta demasiado cálida cuando surge de la Sicilia Occidental que es donde se ha plantado en las últimas décadas. Pero la nero d'avola nació en la Sicilia Oriental y aquí tiene menos color, mas finura y frescura. La producción es mas escasa y los productores menos conocidos con bodegas de menor tamaño y fuerza. Estos si son vinos de una duración mas larga porque son mas frescos y elegantes. Como los tintos de frappatto con un color muy abierto y recuerdos a la pinot noir.

  11. #12

    Debierzo

    en respuesta a JuanchoAsenjo
    Ver mensaje de JuanchoAsenjo

    No conozco tanto las diferencias, en general creo que los Nero D'Avola que he probado eran bastante cálidos, y con un gran color. Que gran diferencia en una isla tan pequeña, ¿la altitud?
    Por cierto, aunque el clima sea más fresco, ¿por qué no se consiguen estos colores tan tintados? ¿no se deja madurar adecuadamente la uva en busca de la acidez?
    En lo que sospecho, el exceso de calor provocaría un aumento de contenido de azucar y en consecuencia de graduación alcohólica, y una disminución drástica de los ácidos tartárico y málico.... pero en ningún caso favorecería la maduración fenólica, ¿no?
    Quizás esté equivocado, pero ¡¡¡qué curioso!!!

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar