Blog de Verema.com

Cata de vinos del Grupo Yllera en Valencia

Presentación de las novedades del Grupo Yllera en Valencia


El pasado día 30 de noviembre nos juntamos unos cuantos profesionales y amigos en el Restaurante Sangonereta para disfrutar de una interesantísima y completa cata de los vinos del Grupo Yllera.

Marcos González (Director de Marketing del Grupo) y Montxo (Enólogo de la bodega) viajaron desde Valladolid para presentarnos todas las novedades del Grupo, acompañados de su distribuidor en la zona, Stefan. Al final de la cata, pudimos disfrutar de una interesantísima comparativa de cata de barricas que sin duda sorprendió, y con la que aprendimos a conocer un poco más el comportamiento de unas mismas uvas criadas en barricas diferentes, que más adelante detallaré.

Posteriormente a la cata, disfrutamos de un menú excelente que nos preparó Javier, propietario del restaurante.

La cata fue de 25 vinos, más 10 vinos que comparamos de las distintas barricas, que arrojó las siguientes apreciaciones:

Vinos Blancos

  1. Cantosan 2009: verdejo en estado puro, fresco y varietal, con buena intensidad. Buen vino para abrir boca y despertar las papilas.
  2. Tierra Buena 2009: Un coupage de verdejo, viura y sauvignon blanc, cuyo precio no supera los 5 euros en tienda. Una buena apuesta.
  3. Cantosan 2010: recién embotellado, con casi un grado menos de alcohol que su hermano de la añada anterior. Se mostró algo tímido, aún por asentarse, aunque mostró buen potencial, siempre respetando el verdejo en su más puro estilo.
  4. Vino base espumoso 2010: una prueba en bruto de lo que será en el futuro el espumoso de Cantosán. Siempre didáctico probar los vinos en su génesis conceptual. Con una alta acidez, como corresponde a los vinos base que luego serán espumosos.
  5. Sauvignon Blanc 2.010 (en rama): de nuevo, un vino expresivo y tropical. Algo agresivo al paladar.
  6. Cantosan Barrica 2008: Criado en barricas de 500 litros, resulta un vino donde la madera no molesta y le aporta buena complejidad. Hubo comentarios aquí sobre el disfrute de este vino, donde parte de los asistentes lo preferían de aperitivo, y otros para comidas.
  7. Olivante de Laura 2009: Un vino semidulce de escasa producción, de moscatel de grano menudo. Buena acidez, agradable y resultón.
  8. Olivante de Laura 2010: de nuevo una muestra recién embotellada, con mucha expresividad, aunque con notas aún por asentar.

Espumosos

  1. Cantosán Semi Seco: Un producto que nos explicó Marcos que tenía un hueco importante en el mercado local. Siempre es interesante probar este tipo de vinos para tener una visión más amplia de lo que consume el mercado. Sencillo.
  2. Cantosán Brut Nature: Un espumoso de verdejo muy interesante, con una media de 3 años en rima. Original.
  3. Cantosán Brut: Con una media de 2 años en rima, se presenta un espumoso atractivo, de aperitivo, sin grandes complicaciones.
  4. Cantosán Reserva Especial: Llamativa presentación con una chapa de estaño como etiqueta, emulando un escudo de armas. Botella redondeada en su base. Llama la atención. Es el top de los espumosos de Yllera. Tiene una gran complejidad y hechuras suficientes para enfrentarse a otros cavas y espumosos de mayor gama. Escasa producción.

Tintos

  1. Cuvi tinto 2009: un vino con 6 meses de barrica, agradable, fresco, jovial, divertido. Fácil de beber.
  2. Yllera Crianza 2006: Un muy buen vino. Punto goloso, con buena complejidad e intensidad.
  3. Yllera V.S. 2003: Un vino bien conocido por los usuarios de Verema.com. Quizá muestra un poco de declive.
  4. Yllera V.S. 2004: bien estructurado, es un vino con potencial, que presume buena evolución en botella. Concentrado, frutal. Muy bueno.
  5. Bracamonte roble 2009: Un clásico de Ribera del Duero. En la línea de los “robles” más interesantes de la zona. Roble americano.
  6. Bracamonte crianza 2006: Como su “primo hermano” el Yllera, es un vino de corte más bien moderno, que gusta a todos. Crianza en roble francés que le aporta muy buenos matices.
  7. Bracamonte Reserva 2004: La crianza en barricas francesas le aporta elegancia y complejidad. Un “ribera” de libro.
  8. Bracamonte reserva 2005: muestra el potencial de una buena añada. Carnoso. Completo. Largo. Con buen camino por delante.
  9. Garcilaso 2003: Un “toro” de gran nivel. Aún muy vivo.
  10. Garcilaso 2004: En la línea de su hermano de la añada anterior, moderno, elegante, estructurado y complejo.
  11. Yllera 25 Aniversario: También es un vino bien conocido por los usuarios de Verema.com. No en vano lo pusimos en una de nuestras selecciones del Club Verema debido a su altísima calidad.
  12. Yllera Dóminus: el vino top del Grupo Yllera. Una joya, tratado con mimo. Complejidad a raudales. Emociona.

Cata especial de 10 barricas

Posteriormente a este atracón de vinos, a este análisis detallado de los vinos de Yllera, pasamos a realizar una cata de uva tinta del país y de tinta de toro. Cada una de ellas en 5 barricas diferentes.

Pudimos comprobar qué aportaba cada barrica a la tinta de toro y a la tinta del país. Así pues, el resultado de esta cata tan apasionante fue:

  1. Roble de Boutes: con la tinta del país se potenciaba más la fruta fresca. Con la tinta de toro se expresaba peor, tapando más los aromas de fruta.
  2. Roble de Segui Moreau: con la uva de Toro aparecían notas sucias, y a la uva de Ribera se lo comía, apareciendo muy tánico.
  3. Magreñan Black Heat: a la uva de Ribera le aportaba profundidad y complejidad, apareciendo las notas de madera más evidentes con la uva de Toro.
  4. Magreñán Colección Privada: Con la uva de Ribera aportaba complejidad, balsámicos… El alcohol se hacía más evidente con la uva de Toro.
  5. Vicard: La tinta de toro arropaba bien la madera, y viceversa. Con la tinta del país se mostraba cerrado el vino.

Desde luego, toda una experiencia de la que nos penó no disfrutar más tiempo y aprender y evaluar lo que teníamos delante.

De todos estos vinos que catamos de diferentes robles, nacerá un futuro DOMINUS.

Posteriormente pasamos a cenar, donde los asistentes nos relajamos después de tan intensa cata y departimos y reímos hasta bien entrada la madrugada.

En los postres catamos el Yllera 5.5 2009, un frizzante de verdejo muy rico, del estilo de otros dulces espumosos que conocemos por el levante, pero con un grado de finura especial. Un vino fácil y que no busca sorprender, sino “beber”.

Con esto acabamos una tarde noche muy agradable en compañía de nuestros amigos de Yllera. Gracias también a Paqui, Marilú, Pilar, César, Juan, Raúl y Salva que nos acompañaron en la cata y en la cena, a la que también nos acompañó Ximo.

¡Hasta la próxima!

 


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar