Blog de Verema.com

Verema Burbuja Lovers: Cata de Espumosos de la D.O. València

El pasado 26 de septiembre dentro del evento Verema Burbuja Lovers tuvo lugar la cata de vinos espumosos de la Denominación de Origen Valencia.

Una cata sin duda singular, original y novedosa. La apuesta de los elaboradores integrados en la DO Valencia por los vinos espumosos ha crecido en los últimos tiempos y el fruto es una amplia gama de espumosos de alta calidad, pensados para ser disfrutados por todos los públicos, buscando además ser referente para los jóvenes consumidores y las personas que se inician en el mundo de vino.

 

La cata fue impartida por el prestigioso sumiller Maximiliano Bao, un aliciente más para disfrutar de esta cata.

 

Nos cuenta Maxi que en la cata vamos a probar diferentes vinos espumosos, algunos secos, otros más dulces, todos ellos de diferentes variedades, pero desde luego singulares y que mostrarán el carácter de nuestra tierra.

Rimat Verdil de Bodegas Daniel Belda.

Se trata de un espumoso elaborado 100% con la variedad autóctona verdil. Rimat Verdil es un brut nature producido por el método champanoise o tradicional de segunda fermentación en botella. En este caso la bodega ha querido respetar el carácter de la variedad verdil.

Nota de cata: La nariz es muy fresca con notas de manzana, toques florales de jazmín y recuerdos a fruta tropical. En boca tiene buena acidez y su paso es equilibrado con gratas sensaciones amargosas y buena integración del carbónico.

Viña Vida Tendida 2017 de Bodegas Reymos

Bodegas Reymos fue abanderada en la producción de espumosos en la DO València. Sus elaboraciones tienen esas notas dulces que de manera innata gustan al consumidor y son el primer paso para entender un vino. El Viña Vida Tendida es un vino de moscatel con solamente 5º grados, elaborado mediante el método Charmant, en el que las dos fermentaciones se realizan en depósitos de acero. 

Nota de cata: Su nariz es de buena intensidad, goloso con el carácter propio de la moscatel, marcados recuerdos a uva de mesa y flores blancas. En boca es ligero, fresco con buen equilibrio entre dulzor y acidez y un paso alegre y vivaz. Ideal entre horas o como aperitivo.

Estrella Frizzante 2017 de Bodegas Murviedro.

En este caso se trata de un vino rosado elaborado con las variedades tintas tempranillo y bobal y la blanca moscatel alejandría. Estrella Frizzante es un vino al que las variedades tintas le aportan más estructura y peso, con un carbónico ligero bien integrado y con una dosis importante de azúcar residual.

Nota de cata: La nariz es de buena intensidad con notas de albaricoque, orejones, frutas rojas maduras y un toque de fruto seco amargo. En boca es fresco, su buena acidez equilibra bien el dulzor, paso de buena estructura con el carbónico integrado.

La Novia Ideal 2017 Compañía Vinícola del Mediterráneo.

Vino en el que participa el sumiller Bruno Murciano junto a David Sanpedro y la familia Valsangiacomo. La novia Ideal es un vino rosado de estilo provenzal, con burbujas, que busca acercarse a todos los públicos con su frescura y su fácil beber.

Nota de cata: Color rosa pálido, la nariz es intensa, fresca, jovial, con marcadas notas de fruta roja. En boca es un vino vivo, frutal y con una agradable punta de carbónico que lo hace alegre y adictivo.

Vino Reymos Brut, 2017 de Bodegas Reymos.

De nuevo nos encontramos con un vino en el que la uva moscatel es la protagonista. Un espumoso con notas dulces que se equilibran bien con las burbujas. Reymos Brut es un referente entre los espumosos valencianos.

Nota de cata: Amarillo pálido, aromas limpios a uva de mesa, fruta fresca muy sana y flores blancas. En boca es limpio, frutal, goloso, con el carbónico integrado que alegra su paso y equilibra el dulzor.

Ancestral Rosado de Bodegas Vegamar.

En primer lugar agradecer a la DO Valencia permitirnos mostrar este vino en primicia. Detrás del proyecto, trabajando junto a Vegamar, encontramos a uno de los mejores enólogos del momento, Pablo Osorio. Juntos han elaborado dos espumosos utilizando el método ancestral. Hoy en primicia, ya que aún no se ha presentado en sociedad, podemos catar este Ancestral Rosado elaborado con uva merlot. Se detiene Maxi a explicarnos la elaboración utilizando el método ancestral en el que no hay segunda fermentación. Tras una parada fermentativa, ésta vuelve a arrancar en botella dando como resultado un vino espumoso al estilo de los primeros que se realizaron en el mundo. Es probable que este fuera el modo en que se descubrieron los vinos espumosos. Llama la atención también el curioso tapón reutilizable, algo difícil cuando no se conoce pero un gran avance para la conservación de vinos espumosos una vez abiertos.

Nota de cata: De color frambuesa, en nariz la fruta negra es protagonista, acompañada de marcadas notas de sus lías finas y de ligeras notas reductivas. en boca es un vino serio, equilibrado, estructurado, con el carbónico fino y muy bien integrado.

Finalmente, como sorpresa y fin de fiesta, dos vinos muy importantes y emblemáticos de la DO Valencia, nada menos que Maduresa 2016 y Cuva Vella 1980 moscatel vintage.

Maduresa 2016 de Bodegas Celler del Roure.

Estamos ante uno de los vinos protagonistas de la revolución del vino valenciano. Junto a otros bodegueros como Toni Sarrión, Enrique Mendoza y Vicente Gandía, las primeras añadas de este vino fueron un referente para la gente que empezaba a conocer el vino valenciano. Maduresa 2016 es vino que respeta la tierra, la madurez de la uva, la concentración propia del mediterráneo en una selección de las mejores uvas de Mandó, variedad autóctona protagonista y otras en distintas proporciones. Ha recibido una puntuación muy alta de la guía Peñín y mantiene, tras 16 años desde su primera añada, todo su potencial.

Nota de Cata: De color rojo picota limpio. La nariz es de buena intensidad, fruta roja madura, recuerdos de su crianza, maderas finas y fondo mineral. En boca es frutal, potente, concentrado, taninos presentes bien integrados, final ligeramente goloso y de buena longitud.

Cuva Vella solera 1980 de Bodegas Valsangiacomo

Cuva Vella es una de las grandes joyas enológicas ya no valencianas, sino de todo el panorama español. Un vino de licor de moscatel de una única añada, 1980 que, desde luego, muestra la capacidad de envejecimiento de esta variedad. Un vino único, diferente y excepcional.

Nos detenemos un momento para rendir homenaje a Arnoldo Valsangiacomo Chiesa, recientemente fallecido. No hay mejor modo de despedirle que un brindis con una copa de este gran vino de su bodega.

Nota de cata: De color yodo con reflejos ámbar. En nariz complejidad con aromas que recuerdan al café, pasas, higos, caramelo quemado y especias. En boca es untuoso, equilibrio entre dulzor, acidez y amargor, paso elegante y final muy largo.

Gran final de la cata disfrutando del magnífico sorbo final que nos ha dejado a todos con una amplia sonrisa.

Gracias a Maximiliano Bao por su magnífica dirección y a la DO Valencia por seguir compartiendo este tipo de eventos con Verema que hacen grande el mundo del vino.

 

 

 

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar