Ossian 2007

Vino Ossian 2007

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
93
Puntuación Media:
8,6
Calidad-precio:
7,3

Bodega: Ossian Vides y Vinos
D.O./Zona: V.T. Castilla y León
País: España
Tipo de vino: Blanco
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: Verdejo.
Precio aproximado: De 20 a 29,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 9 meses en barrica de roble francés.

Varietales: Verdejo.

26 Opiniones de Ossian

Está en buen momento, se muestra con un bonito dorado, glicérico, nariz que necesita aireación y que ofrece membrillo, manzana madura, pera, apuntes cítricos, frutos secos, almibar, Bollería (canela, vainilla, mantequilla) todo ello en un conjunto bastante armónico. En boca es elegante, graso, dulce, con buena acidez y un final ligeramente amargo y picante. Buen vino que mantiene la tipicidad de la Verdejo, con madera medida y un cierto toque "borgoñón".

Dorado pálido con destellos verdosos. La nariz comienza con ligera reducción y necesita bastante airea para mostrar con franqueza ciertas notas de fruta blanca, notas herbáceas algo de flor blanca, ligeros recuerdos anisados y un fondo de mantequilla. En boca tiene buen ataque, el paso es excelente, con notable acidez, sensaciones cremosas, largo y estructurado, hay suaves toques amargosos y notable peso de fruta golosa. Excelente definición.... Me encanta como ha evolucionado aunque de momento -sobre todo en nariz- agradece una abundante aireación para mostrarse en plenitud...

Dorado con reflejos verdosos. En nariz se muestra bastante mas cerrado que las botellas catadas del año anterior. Obtamos por decantarlo pero ni aun así desplegó todo su potencial aromático, que sin duda se esconde tras este denso y concentrado vino. Ligeros matices verdosos, hinojo y algo frutal. En boca se disfruta con buen cuerpo, sedoso, graso, excelente acidez compensando la notable carga de fruta. Regusto herbáceo y largo. Gran vino con falta de botella para optimizar sus prestaciones.

Amarillo pajizo con destellos verdosos y menisco acerado.

Contenido pero multicromático en nariz. Frutas blancas, jazmines, atisbos herbáceos, minerales... y madera, madera muy presente.

En boca la madera es menos evidente, ya no perturba como en nariz, al contrario, aporta, redondea. Fresco, someramente untuoso, correcta acidez.

Deja buenas sensaciones y la impresión de que mejorará en botella.

Un buen vino pero no para pagar lo que pagué.

En nariz en principio da aromas de reduccion que tardan en marcharse, luego la madera es la protagonista y le cueste dejar paso a una fruta blanca muy timida (manzana acida y hueso de melocoton),aromas herbaceos y minerales, tambien presentes los citricos.
En boca la acidez destaca mucho, le falta integrarse, tiene cuerpo, es untuoso, cremoso, muy fresco, le sale la manzana y la mineralidad, ahumados, con final largo algo amargo y citrico.

Color amarillo pajizo con reflejos verdosos.
Nariz de buena intensidad con aromas de pera, vainilla, tostados, café y madera... demasiada madera para mi gusto.
En boca vuelven las notas tostadas, maderosas, minerales, lácteos, tiene un punto cítrico que le da viveza, limón y notas de vainilla. Tiene una buena acidez, lo que hace un punto atractivo, y un largo recorrido.

Es un vino tremendamente valorado, de hecho ganó los premios Verema que a mí no me acaba de enamorar. Es cierto que técnicamente es un vino bien trabajado, también es cierto que el tiempo en botella lo pulirá, pero de momento, para mi gusto, la madera prima sobre el conjunto.

Está pasando por un momento raro... lo encontré bastante maderoso, con sensaciones tostadas y bastante vainillas, y sólo con mucho aire mostró su lado fruta, con notas de ciruelas amarillas maduras y algún toque vegetal. En boca entra bien, tiene cuerpo, ligeramente amargoso, muy bien de acidez, reaparecen las sensaciones tostadas, resulta largo y estructurado. Yo desde luego en un par de años no lo tocaría..... hay mucha chicha ahí dentro y tiene que salir...

Amarillo pajizo con toques verdosos, brillante. En nariz intensidad media, en la que predominan los tostados, mantequillas, vainillas, frutas como la manzana,algo verde, y algun citrico. En boca es equilibrado, untuoso destacando una acidez citrica que nos vuelve en el postgusto

Color pajizo. Aroma de intensidad media, al principio muy cerrado. Con el tiempo empieza a mostrar infinitas caras. Muy complejo. En boca pasa exactamente lo mismo. Un vino particular que no deja indiferente. Habrá que volverlo a probar.

Pensaba guardar un par de botellitas para disfrutarlas más adelante y ver la segura buena evolución de este excelente blanco, pero las circunstancias mandan, los amigos cuando piden hay que darles, creo que es lo correcto.
El vino sigue tal y como comento más abajo, bastante elegante y frutal en nariz y con bastante complejidad tanto en esta como en la boca.
Lo dicho muy bueno y muy sabroso.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar