Cirsion 2005

Vino Cirsion 2005

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
98
Puntuación Media:
9,6
Calidad-precio:
5,0

Bodega: Roda
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: Tempranillo y su entorno
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: (sic)

Varietales: Tempranillo y su entorno

11 Opiniones de Cirsion

Como en el caso de sus compañeros Don Melchor y Calvario, recibió una aireación previa de 12 horas a fin de dejarlo abrir su amplia gama de matices aromáticos. Picota oscuro con lágrima que se aferra a la copa. En nariz predominaban las notas de frutos negros, bayas, canela y monte bajo. Con franqueza nuestras habilidades para distinguir aromas se quedaban cortas por el desfile tan amplio de matices que había en copa. Al probarlo en boca los comensales no podíamos sino repetir el viejo tópico de puño de hierro con guante de seda. Un final largo, memorable. Ningún adjetivo es aquí gratuito, en justicia se trata de un grandísimo vino.

Picota granate.Huele a higos secos y una fruta roja que sale muy bien entre fondo de bosque, setas, minerales, maderas preciosas, olor de especias como clavo y canela con un fino recuerdo de vainilla.Carnoso, potente,sápido, endrinas y balsámicos.Excelentes taninos pulidos pero poderosos. Gran persistencia en boca con increible acidez y completo, redondo, modulando integracion permanentemente. Lo adoro.

Uno de los excelentes vinos que se elaboran con D.O. Rioja, y que al igual que otros que para mi gusto considero selectos, forman parte de distintas zonas de nuestra geografía y que sobresalen por encima de los demás. Un vino que en ningún momento se perciben los 14,5º que ofrece, sencillamente sobresaliente, potente pero a la vez suave y elegante, majestuoso, envolvente, goloso, con mucha personalidad, con excelente aportación de fruta negra en licor, fino y de agradable paso, con buena estructura, láctico, mineral, caramelos de eucaliptus, toffes, y mucho más....
La primera impresión al entrar en boca es como un presagio de que te va agredir, pero nada más lejos de la realidad. Es una sensación que te dura milésimas de segundo y cambia de forma radical al equilibrio.
Nada más abrir la botella y como primera percepción notas de crianza, pasado bastante tiempo tras su aireación y en copa parada, acentuada sensación de regaliz negra, que al mover la misma se mezclan con el resto de aromás ofreciendo buena complejidad.
Este vino es un claro exponente y define perfectamente por si mismo, el resultado del trabajo bien hecho.
Hay vinazo para mucho tiempo.

Soberbio no es el que quiere, sino el que puede y Cirsion 2005 dignifica la palabra soberbia.

Un tinto sensacional, eleva la fruta negra en confitura con un velo de flores azules sobre una más que protagonistas notas minerales, fresco, elegante, prácticamente perfecto, potente en boca con sensaciones ahumadas en el postgusto, graso y maduro con señas de identidad a través de su marcada mineralizad, un culto a la viña.

Haciendo memoria, este vino causó en mí la misma impresión que el 2001 me dejó en su momento. Poderoso, opulento, raya en el virtuosismo con sus notas a fruta negra, torrefactos, avellanas y pralinés, que sé yo. Incluso algún mentolado iba y venía, y en boca deja a su paso un frescor boscoso estupendo, con una carga tánica inmensa pero que se disuelve justo antes de resultar excesiva. Lleno de dulce fruta, tiene la acidez suficiente para darle el balance necesario para una evolución favorable. Un vino excelente hoy, irresistible en unos pocos años.

Lo voté como uno de los mejores Cirsión de la cata... (incluso me sedujo más que el 2001!)

Nariz amplia, fragante, compleja, envolvente, fantástica: con un poco de todo en su justa medida, expresión frutal negra y roja madura y a ratos fresca, con tonos minerales, algo de flores blancas, tonos de tierras húmedas, algo de tostaditos finos... especias...
En boca es más cálido: amplio, potente, carnoso, estructurado, de entrada golosa, y paso muy agradable. Más mediterráneo. Final largo, largo.

Tomado en formato magnum.
Picota violáceo cubierto. Tiene una nariz intensa, expresiva, con mucho volumen, bastante amdura, con abundante fruta negra, hay suaves tostados, cierta mineralidad, algo de regaliz negra y un fondo ligeramente goloso. En boca tiene buen ataque, resulta potente, equilibrado, musculoso, bien de acidez, con excelente estructura, una textura compacta pero armoniosa, con unos taninos dulces y sabrosos y notable longitud.

Picota granate bien cubierto.Nariz muy fina donde dominan aromas
a toffe y café con leche,mucha fruta negra,muy mineral,a veces dudas
si estas ante un rioja,torrefactados,aldehídos,especias.En boca se
muestra amplio,sabroso,sedoso paso y muy elegante,muy rico y a la vez
aromático.Un final muy largo y marcado por un paladar de recuerdos a
café y chocolate amargo.Un vino totalmente recomendable,y de los que
hay que tener en cuenta.

Una añada marcada por las notas de fruta negra que se sobreponen sobre los aromas de frambuesa, zarzamora y guindas que se entremezclan con especias dulces que retoman la boca aportando un toque graso que unido al aporte cremoso de la crianza, deparan un vino de enorme cuerpo en toca, delicado toque balsámico en todo su recorrido y un final casi para no olvidar...

Granate intenso oscuro con un menisco negruzco el ribete ligero tono violáceo y su corona marcada, tiñe ligeramente la copa

A copa parada nos inicia con un intenso aroma de floral violetas y frutos maduros, desplegando mas tarde, chocolate tostado y ligeros punzamientos de pimienta, con un roble presente e integrado.

Entrada exuberante con exceso de todo, tanino, acidez y densidad, casi táctil en boca, joven, estructurado, y frutal con un buen despliegue de aromas tostados duraderos en el posgusto

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar