Vino Cirsion 2005: La historia se repite


Haciendo memoria, este vino causó en mí la misma impresión que el 2001 me dejó en su momento. Poderoso, opulento, raya en el virtuosismo con sus notas a fruta negra, torrefactos, avellanas y pralinés, que sé yo. Incluso algún mentolado iba y venía, y en boca deja a su paso un frescor boscoso estupendo, con una carga tánica inmensa pero que se disuelve justo antes de resultar excesiva. Lleno de dulce fruta, tiene la acidez suficiente para darle el balance necesario para una evolución favorable. Un vino excelente hoy, irresistible en unos pocos años.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar