Roda I 1994
Vino Roda I 1994
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
13,50%
Varietales:
83% Tempranillo 17% Garnacha
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.93
/
95
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
8,5
Opiniones de Roda I
OPINIONES
37

Black cherry/ruby red with slate edges. Intense nose, complex but led by the fruit. Hints of ripe black fruit, toffee, moist damp earth with a touch of balsam. In the mouth, it is well-structured with intense flavour, elegant and fruity.

Picota/rubí con ribete teja. Nariz de buena intensidad, compleja y con predominio del caracter frutal. Notas de fruta negra madura, toffee, tierra húmeda y un toque balsámico. En boca resulta sabroso y con buena estructra, elegante y con buena fruta.

Visual:

Picota con cierta turbidez. Ribete amarronado.

Olfativa:

En nariz la fruta roja ácida tiene peso, hay protagonismo del sotobosque, algo de chuches, caucho, ebanistería y marroquinería. Me encanta especialmente la mineralidad de la nariz.

Gustativa:

En boca es potente, goloso, hay fruta ácida, especias, su final es amargoso y es persistente. Boca muy fina.

Rojo granate de capa media-alta y con notas atejadas comedidas en el ribete.

Nariz media-alta con fruta negra, ebanisteria y notas de plastilina. Barrica marcada pero no invasiva, en un punto ed equilibrio optimo.

Excelente acidez, redondo, gran integracion de los factores en boca, notas a te rojo, tanino algo secante y un punto calizo que le aporta longitud. Final medio-largo.

Color rojo picota el de este Roda I 1994 que aunque con claros signos de evolución, no aparenta sus 20 años de edad. Cierta turbidez.
El bouquet se abre con sutiles barnices y ligeros cueros, todo con lógica timidez. Según se va oxigenando aparecen notas de caucho, pétalos de flor, fruta ácida; asoman balsámicos, todo en un conjunto muy elegante.
El ataque en boca es ligero pero con una sorprendente y agradable presencia frutal. Pinceladas ahumadas, especias negras (pimienta y regaliz); de paso largo que se va ampliando terminando en un postgusto potente.

Con ese porcentaje añadido que aporta un color espléndido al vino en su añada, nos encontramos ante una de las mejores elaboraciones de RODA. La fase aromática se presenta algo cerrada, y le cuesta un poco el aportar fruta, pero poco a poco y sin decantar, nos aporta una gran vida que tiene todavía y recuerdos a fruta y licor. Puntas balsámicas. En boca, es muy fresco y ello sorprende por su envejecimiento tan perfecto. Es sabroso en el paladar, muy afrutado, y afinado. La acidez es de excelencia. Longevidad.

Color granatoso con ribete atejado de capa media
La nariz es tímida, notas de su evolución, de la crianza, ligeramente asoma alguna nota de fruta licorosa y especias de diversa procedencia.
En boca es delicado, sedoso, elegante en un paso ligero marcado por muy buena acidez y por las sensaciones evolutivas de una larga crianza, final muy largo lleno de matices.
Sigue muy en forma

Alguna botellita queda por casa. Aprovechando la cata de clausura del Encuentro Verema pude darle otro repaso... llama la atención el 17% de garnacha en su ensamblaje. Visualmente mantiene bastante capa e incluso el ribete aparece bastante granate. La nariz comienza algo cerrada, da paso con el trabajo en copa a algún matiz animal, manteniendo ese perfil recogido que he citado en catas previas. Aparece algo de bosque umbrío y destacan más los terciarios que comienzan a asomar que el carácter primario, siendo parco en fruta. Bastantante complejidad y notable profundidad en esa nariz que parece aún esperar su momento. En boca nada que ver, sorprenden su aspecto juvenil, la intensidad del ataque, el vigor de los taninos, dulces ypulidos, su buena acidez, su estructura media y bien definida y su gran persistencia. Así que repito, parece que aún espera su momento aunque quizás parezca raro... pero es lo que me pareció...

Leyendo el comentario de Antonio Jesús me llama la atención que precisamente fue su carácter "recogido" que allá por 2010 ya mostraba.... lo que más me llamó la atención. Mostraba un color ligeramente evolucionado, con un granate aún vivo pero con el ribete ya algo abierto, y la nariz de intensidad media, y muy delicadas notas de fruta roja, fresca pero sobre todo licorosa con unas pinceladas de violetas. Sutiles tostados y algún matiz especiado. En boca resultó ligero, con un paso muy fluido, el tanino es delicado y muy pulido y la persistencia media.

Se muestra en un primer momento algo cerrado aunque insinúa lo que va a venir.
Hay aromas de reducción, de fruta madura,y en sazón, torrefactos, la boca empieza a ensalivar, abre las papilas, es serio y contundente. Tiene una gran intensidad, te rodea de monte bajo, licor de ciruela, tabaco, curtidos y una excelente expresión varietal y larga crianza, sin perder las señas de la fruta.

En boca sale el gran Tempranillo, maduro, corpulento, hay maderas finas, ciruela seca, chocolate, aun conserva la chispa y la viva acidez, dándole frescura. Tiene a la par una elegante sequedad. Al fondo ya muestra algo de dulcedumbre cremosa, envolvente, algo goloso, un placer.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar