Luis Cañas Crianza 2015

Vino Luis Cañas Crianza 2015

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
91
Puntuación Media:
8,2
Calidad-precio:
8,5

Bodega: Luis Cañas
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: 95% Tempranillo, 5% Garnacha de viñedos localizados en Villabuena, Samaniego, Leza, Navaridas, Baños de Ebro. Con altitud entre 400 y 700 metros sobre el nivel del mar. Tierra arcillosa y arcillo-calcárea.
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 100% Despalillado. Crianza de 12 meses en barricas de las cuales el 60% son de roble francés y el 40% de roble americano. En ambos casos la edad de las cubas es de 3 años.

Varietales: 95% Tempranillo, 5% Garnacha de viñedos localizados en Villabuena, Samaniego, Leza, Navaridas, Baños de Ebro. Con altitud entre 400 y 700 metros sobre el nivel del mar. Tierra arcillosa y arcillo-calcárea.

2 Opiniones de Luis Cañas Crianza

Rojo cereza de capa alta y pequeño ribete granate. Nariz de buena intensidad con aromas de confitura de fruta del bosque sobre matices florales, notas balsámicas, alguna sensación vegetal evolucionada, papel de periódico y pequeños matices de piedra caliza y salitre, en un claro perfil mineral seco. En boca es rico, con sabores de frutas maduras de pinceladas pochas, ligeros matices vegetales que le dan ligereza y sutilidad en el paso, pero está rico y el posgusto se presenta persistente, sápido, de fruta con hueso y rasgos minerales / tánicos. Un vino muy rico, fresco, de una buena bodega y que expresa perfectamente el estilo de un crianza moderno por encima de la media.

Pues eso, que es un vino agradable, gustoso, sabroso, sin fallos, pero que le falta ese toque que te enamora o hace que lo detestes.

La nariz está llena de fruta negra y roja bien madura, con frutillos del bosque y unas notas intensas de vainilla. La madera aún se nota, pero aparece suavizada con los balsámicos y las flores. Los tostados aún tienen peso, con café con leche. Notas de matorral y toquecillos ahumados, junto con algunas notas de pimienta y nuez moscada, cierran el conjunto.

En boca es agradable, con el tanino aún rugoso y la madera que le da un punto secante. La fruta, al estar bien madura, suaviza esas notas, igual que esa vainilla agradable. Flores, matorral, regaliz, esas notas suaves lácteas y de bombón de licor, junto con una buena acidez y especias picantes, definen un vino agradable y sápido, pero al que le falta algo. Buena estructura que le permitirá crecer un poco en botella.

Pese a esa falta de algo, se trata de un buen vino y bien elaborado.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar