Blog de Verema.com

Ramón Bilbao con sus Límite Norte y Sur en la Experiencia Verema Barcelona

En el marco de la Experiencia Verema Barcelona 2020 se celebró la cata de los vinos Límite Norte y Límite Sur de Ramón Bilbao, un proyecto que fue en su día presentado en primicia en Verema a través de una presentación y entrevista a cargo del Enólogo Rodolfo Bastida y posterior cata virtual en el foro de Verema.

En esta ocasión fue Elena Fernández, Brand Ambassador de Ramón Bilbao la encargada de presentar a los asistentes, que llenaron el salón del Hotel Palace de Barcelona, este nuevo proyecto. Por causas sobrevenidas Elena realizó la presentación de forma telemática a través de una pantalla instalada en la sala que permitió a los asistentes verla con cercanía e interactuar y hacer preguntas cuando lo consideraron oportuno.

Límite Norte

Empezó la cata hablando de Límite Norte, un vino blanco que como su nombre indica explora la zona más occidental de Rioja a través de dos variedades autóctonas, Maturana Blanca y Tempranillo Blanco, en un clima extremo con influjos de frescura atlántica. Se trata de un paisaje formado por los Montes Obarenes y los ríos Oja y Tirón. Nos habla también de los suelos, de aluvión, cascajosos en superficie, con poca retención de agua. Suelos cálidos que favorecen la maduración por la absorción de temperatura por las piedras.

Respecto a la cosecha 2017 resultó la más temprana de la historia. al ser el año más cálido de los últimos diez con bajas precipitaciones. La alta temperatura primaveral aceleró el ciclo vegetativo. La vendimia se inició el 4 de octubre y dió como resultado uva en excelentes condiciones de sanidad y de madurez fenólica y fisiológica.

A continuación nos explicó el interesante proceso de elaboración y crianza que luego daría sentido a la posterior cata. La fermentación se realiza en hormigón y crianza sobre lías finas, a cantidades iguales en hormigón, ánfora y barrica de 600 litros. Posteriormente se ensambla el vino procedente de los tres recipientes diferentes y recibe una crianza de seis meses en barricas de roble francés de 225 l a los que hay que sumar doce meses más en botella que acaban de redondear el vino. Es de destacar el uso de los tres recipientes diferentes buscando equilibrar lo que cada uno de ellos aporta al vino: el ánfora más aromas primarios, el hormigón aporta estructura y el aporte de las lías finas y la barrica más cuerpo y volumen además de los aromas terciarios. En conjunto se trata de obtener lo mejor de cada uno de ellos para luego ensamblarlo.

La interesante cata consistió en probar, de la añada 2019, el vino de cada uno de los recipientes antes de ensamblar, para apreciar la diferencia entre lo que aporta al vino cada uno de ellos, para terminar disfrutando el vino terminado, claro está, de la añada 2017. 

Poder comprobar directamente en la copa la diferencia resultó muy interesante y entretenido, además de proponer a los asistentes que hicieran su propio coupage para ver el resultado final. 

Nota de cata: De color amarillo pálido, limpio y brillante. La nariz de Límite Norte muestra buena intensidad con marcadas notas frutales, especialmente fruta de hueso, mango y cítricos, también flores blancas y recuerdos de su crianza que redondean el conjunto. En boca es muy fresco, con muy buena acidez que marca el paso del vino, frutal, de buen cuerpo y con muy buena persistencia.

Límite Sur

Este vino tinto procede de la parte más alta del extremo oriental de La Rioja con clara influencia mediterránea que recuerda a sus bosques. Proviene de de un paraje desconocido de la Sierra de Yerga, donde la altura matiza el calor del verano y sin embargo se sienten los vientos de manera muy especial. 

Se trata de un vino elaborado con uva Garnacha en su totalidad de viñedos plantados en 1977 y 2014 situados, como ya se ha dicho, en la parte más alta del extremo oriental de La Rioja, con exposición norte y clima continental-atlántico y una altitud entre 500 y 600 metros. 

Respecto a los suelos, nos explica Elena que tienen origen petrocálcico con gravas, arenas y limos. Son suelos cálidos con retención de agua media baja en función de la composición de arena. La cosecha ya fue explicada al hablar de Límite Norte.

De nuevo llegamos al interesante proceso de elaboración y crianza, con maceración prefermentativa que busca preservar aromas primarios y la extracción de color. La fermentación se realiza en hormigón con un pequeño porcentaje de raspón que aporta frescor y tanino al vino. Finalmente la crianza, de nuevo, como en el caso anterior, en diferentes materiales inicialmente que posteriormente se ensamblan y envejecen en barrica francesa de 225 l. durante diez meses.

De nuevo la cata del vino se inició probando, de la añada 2019, el vino de cada uno de los recipientes en los que se realiza el envejecimiento para ver su influencia en el vino final. En este caso fue muy sorprendente que la parte procedente de ánfora mostraba un vino elegante, fresco, marcado por los aromas primarios y muy grato al beber. Siempre surge la pregunta ¿Por qué no elaborar un vino así?, Elena explicó que sería un vino efímero, para consumir en el año, sin la estructura adecuada para perdurar y convertirse en un gran vino lleno de complejidad como busca la bodega con este proyecto.

De nuevo los asistentes prepararon su propio coupage jugando a ser enólogos y buscando el mejor resultado posible con el vino procedente de cada material. Una experiencia desde luego muy interesante y que no es habitual en las catas de vino. Finalmente se realizó la cata del vino terminado.

Nota de cata: De color cereza picota de capa media, limpio y brillante. La nariz es de buena intensidad y complejidad, marcadas notas de fruta roja sana, fresca, notas florales, especias, monte bajo y ligeros tostados. En boca Límite Sur tiene buen ataque, fresco, grato tanino presente, buena acidez, equilibrado y de gran persistencia.

Tras la cata de los vinos Elena Fernández respondió a todas las cuestiones relacionadas con la elaboración de los vinos y todos los asistentes mostraron su agradecimiento por la interesante cata vivida y los grandes vinos disfrutados. 

Una gran cata que fue el inicio de una gran jornada de vinos en la Experiencia Verema Barcelona 2020.

 

  1. #1

    Arrutzi_Najera

    Gracias Josep por tu enorme trabajo, logras trasladarnos al salón y poder vivir una magnifica experiencia.
    He de reconocer que al catar, por primera vez, el Edición Limitada Verdejo Lías, con esa mezcla de crianzas, me he reconciliado con esta bodega. Y los vinos que nos presentas llevan un poco ese estilo y creo que el hormigón deja a los vinos más pulidos y preparados para la cata, sin menos precio de su evolución futura.
    Un abrazo.

  2. #2

    Josep_Gallego

    en respuesta a Arrutzi_Najera
    Ver mensaje de Arrutzi_Najera

    Gracias a ti, es un placer poder vivir esos momentos y tratar de transmitirlos. Esos dos vinos me han gustado mucho por su acertada elaboración que al final se nota, la crianza hace su papel sin que pierda la frescura y naturalidad de las variedades y los suelos. Una delicia. Un abrazo


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar