Blog de Verema.com

Península Vinicultores en la Experiencia Verema València 2020: En busca de vinos que merecen ser bebidos

En el incomparable marco del Hotel Las Arenas de València, disfrutamos de una magnífica cata de la mano de Andreas Kubach, Master of Wine y Director General de Península Vinicultores, todo ello dentro de la decimonovena edición de la Experiencia Verema València, uno de los eventos más importantes del calendario vinícola nacional.

Comenzó Andreas hablando del proyecto, de Península vinicultores, explica que no es una compañía al uso, y señala los tres valores sobre los que se sustenta: autenticidad, sostenibilidad y competitividad, lo cual plasman en un manifiesto que garantiza que estos valores formen parte de las acciones del día a día.

Los esfuerzos de Península se encaminan a la elaboración de vinos que merezcan ser bebidos, vinos auténticos elaborados buscando la sostenibilidad, vinos que merezcan ser comprados. Elaboran vinos pensando en todos los agentes implicados, desde el agricultor, la distribución, los costes de elaboración y sobre todo el consumidor.

Respecto al equipo humano de Península, se trata de un grupo global, multicultural y con experiencia internacional en el que asume el cargo de Director General: 

Presidente: Jesús Cantarero

Consejero: Gorka Eizaguirre

Enología: Sam Harrop, también MW dirige el área junto al enólogo Tao Platón.

Director Financiero: Fernando Bermejo.

Export Manager: Klaus Andersen y Alba Rojas.

Sales Manager: Arturo Montalvo y Carlos G. Medero

Customer Service Manager: Olalla Moreno.

Respecto a las bodegas y viñedos que forman el grupo, además de la línea Viñedos de Montaña, Fontana, Quercus, Mesta, Badiola y Apóstata. La compañía tiene su sede en Madrid.

Sigue Andreas explicando que Península solamente comercializa aquello que elabora, con el fin de controlar el cumplimiento de los valores ya citados de autenticidad, sostenibilidad y competitividad. Siempre los proyectos se inician buscando viñedo que reúna condiciones para hacer posible este tipo de elaboración y sobre todo, que definan una zona. Para lograr la autenticidad es necesario controlar todos los procesos.

La compañía no dispone de bonitos edificios ni espacios sociales o llamativas instalaciones, toda la inversión se centra en hacer un buen vino que además, pueda ser competitivo en su franja de precios. También se cuenta con la participación de la visión local de cada zona, con el fin de  poner en valor las tradiciones y el arraigo del vino a ella.

Hablando de la elaboración, se pretende expresar el origen con una mínima intervención pero siempre libre de defectos. Es una elaboración sensible en la que, dependiendo del tipo de vino, se interviene más o menos.

Respecto a este tema tan debatido últimamente, utiliza el eje de coordenadas para explicar la visión de Península, situando los vinos naturales con nula intervención y que en muchos casos acaban perdiendo su origen en un extremo y en el otro, el exceso de intervención que también acaba dando como resultado vinos que se alejan de sus señas de identidad. La elaboración sensible está en el punto medio y busca placer organoléptico y placer cultural, adaptándose a cada caso.

Nos habla también de la competitividad, de la necesidad de tener en cuenta todos los factores que participan en la elaboración del vino, las decisiones de cada área influyen en otras, es decir, hay que tener en cuenta todos los eslabones, las cuestiones financieras, la enología, la comercialización, al final se trata de elaborar muchas botellas de vino que merezca ser bebido a precios competitivos.

También en todos los procesos se tiene en cuenta la sostenibilidad. Para ello hay que considerar elementos como el precio de la uva, el uso de botellas lo más ligeras posible, el control de los litros de agua por litro de vino, en resumen la huella de carbono de cada producto. La sostenibilidad es un valor añadido, auditorías externas garantizan la mejora cada año en un proceso dinámico. 

Respecto a las levaduras utilizadas también vuelve Andreas Kubach a hablar de equilibrio, se trata de un tema complejo e interesante, indica. No por ser la levadura de tu bodega quiere decir que sea buena, en muchos casos puede producirse una contaminación, con lo cual puede ser mejor utilizar levaduras inoculadas que reflejen mejor la parcela. Si de forma salvaje se ha conseguido un buen vino deberíamos aislar esas levaduras para conocerlas. El terroir no debe manifestarse por una levadura accidental. Cuando accedemos a una nueva bodega inoculamos y vamos probando con espontáneos, señala.

También antes de la cata nos habla del proyecto de vinos de Montaña, del que a continuación se catarán dos vinos de los tres que lo conforman. Cadalso y Cebreros representan elaboraciones idénticas que muestran muy claramente la diferencia del viñedo de cada uno de los dos municipios. 

El proyecto nació por la fascinación por la garnacha de Gredos, hicieron una cata muy grande en la que encontraron de todo, grandes vinos, vinos malos, vinos oxidados, vinos muy caros, grandes elaboradores han hecho un gran trabajo en la zona pero la sorpresa fue ver que había centenares de hectáreas a punto de desaparecer.

Por ejemplo en Cadalso encontraron viñedos de garnacha de los que no se sabía la edad y que muchos agricultores enviaban a la cooperativa a precios que apenas cubrían el coste. Así, buscando los espacios adecuados y pagando un precio justo por la uva, empezaron a elaborar en Cadalso, luego en Cebreros y finalmente en la Sierra de Gata, en un viñedo con variedades autóctonas que estaban prácticamente abandonadas y en muchos casos no se cosechaban, por no tener ni donde llevar la uva.

Finalmente nos habló del proyecto más joven y que se nota que ilusiona mucho, a todo el equipo, se trata de Badiola en la Rioja Alavesa donde trabajan 340 parcelas de las cuales considera que, cerca de 30 pueden acabar dándonos vinos de talla mundial y con trabajo deben conseguirlo.

Con estos viñedos elaboran dos vinos blancos y dos vinos tintos buscando la mejor expresión de la uva en la zona, con poca intervención, dejando que la fruta y los suelos se expresen. A continuación se catará:  Las Parcelas blanco y Las Parcelas tinto de la añada 2018.

Finalmente y como último hito en el proyecto Badiola se probarán los vinos elaborados siguiendo el mismo proceso de elaboración en Villabuena de Álava, Laguardia y Leza, se trata de la mejor uva imaginable metida en un vino joven, en los que habitualmente se destinan las peores. Ello da como resultado una magnífica elaboración de la tempranillo Alavesa, con mucha precisión, frescura y longitud. Un vino de gran calidad, refrescante, gastronómico y sobre todo para beber que además muestra las peculiaridades de cada uno de los municipios de una manera clara.

Antes de la cata señala que los vinos tintos a catar de cada uno de los pueblos son muestras de depósito y pueden mostrarse cerrados.

Los vinos y la cata

Península vino atlántico Txacolí 2018

El primer vino es el vino atlántico Txacolí 2018, un vino elaborado mayoritariamente con la uva Hondarribi Zerratia en la zona de Amorebieta, que este año ha sido premiado como vino revelación Premios Verema. Un pequeño porcentaje del vino fermenta en barricas de roble francés y parte de la uva se prensa sin despalillar. El resultado es un vino muy fresco, con gran acidez, cierta untuosidad y buena complejidad.

  • Nota de cata: Color amarillo tendiendo a dorado. La nariz sorprende tras aireación, fruta madura, tanto blanca como amarilla y fondo marcadamente mineral. En boca de nuevo protagonismo de la fruta madura, buena acidez, untuoso, amplio, complejo y muy largo.

Badiola Las Parcelas Blanco 2018

Vino elaborado en la Rioja Alavesa con la uva blanca por excelencia de la zona, la Viura. Es un vino blanco que trata de mostrar una expresión más frutal de esta variedad. Badiola las Parcelas es una selección de los viñedos que Península tiene en la zona y donde buscan la máxima expresión y carácter de la tierra.

  • Nota de cata: De color amarillo pálido con destellos brillantes, limpio. En nariz notas de fruta blanca, melocotón, frutas más maduras, hierbas de monte y mineralidad. En boca tiene buen ataque, fresco, con buena acidez que marca su paso en el que la fruta es protagonista, cierta untuosidad, ligeros amargos y final de buena persistencia.

Península Cadalso 2018

El tercer vino es Cadalso 2018, procedente de Cadalso de los Vidrios, se trata Garnachas de cepas viejas procedente de viñedos de altitud ubicados en Sierra de Gredos, principalmente en el pueblo de Cadalso. Se cultivan sobre suelos graníticos. Vino que refleja el carácter de los viñedos y pueblos de los que proceden buscando la mejor expresión de la garnacha de la zona. 

  • Nota de cata: De color rojo de capa media-baja. En nariz es muy elegante, tiene frescura, mineralidad y notas de florales (violeta, flores azules). Sutil, algo tímido y con presencia de frutas rojas frescas y ácidas. En boca vuelve a ser muy floral, elegante, con buena acidez, taninos redondos y fresco. Franco.  

Península Cebreros 2018

Estamos ante un vino elaborado del mismo modo que el anterior, la única diferencia es que Península Cebreros se elabora en viñedos procedentes del municipio de Cebreros. Evidentemente se busca la expresión de la tierra, de los suelos, con este vino podemos comprobar esa diferencia con el anterior, cuando hablamos de municipios que se encuentran a 35 km. de distancia.

  • Nota de cata: De color rojo picota y capa media baja. Nariz de buena intensidad, vinosa, recuerdos a cereza, arándanos, toques especiados y monte bajo. En boca tiene buen ataque, con buena acidez, jugoso, frutal en el paso, muy fresco y de gran persistencia.

Badiola Las Parcelas Tinto 2018

Estamos ante un vino elaborado con las mejores uvas del viñedo. Badiola Las Parcelas Tinto procede de parcelas pequeñas de viña vieja sobre suelos de piedra caliza. Una cuarta parte del vino obtenido se envejece durante seis meses en barricas nuevas de roble francés de alta calidad, para aportarle mayor complejidad y textura, pero sin que haya aporte excesivo de roble que enmascare la fruta.

  • Nota de cata: De color púrpura con ribete azulado y buena capa, limpio y brillante. La nariz es de buena intensidad tras aireación, fruta negra fresca, especialmente arándanos y moras, notas vegetales, especias dulces y recuerdos minerales. En boca tiene buena entrada, buena acidez, taninos finos presentes, paso de medio cuerpo marcado por la fruta, amplio y de buena persistencia.

Badiola V1BN4 2018 (Villabuena de Álava)

De los mejores viñedos de tempranillo de este municipio se elabora este vino que busca la mejor expresión de la variedad en la zona pero además mostrando el carácter de cada uno de los municipios de donde procede la uva. Badiola V1BN4 es un vino joven, fresco, complejo y gastronómico. Es la mejor uva tempranillo metida en un vino joven.

  • Nota de cata: De color picota con ribete granate, capa media. La nariz es de buena intensidad tras aireación ya que se muestra cerrado inicialmente. Frutos negros, especias, balsámicos, ligeras sensaciones más golosas y fondo tostado. En boca tiene buen ataque, con gran acidez, taninos marcados muy gratos, fresco, amplio, la fruta y las sensaciones especiadas marcan un paso muy vinoso, complejo y de gran persistencia.

Badiola LG04 2018 (Laguardia)

Estamos ante el mismo vino, pero en este caso, elaborado en la localidad de Laguardia. Badiola LG04 ha sido elaborado bajo los mismos parámetros que el vino anterior, buscando por tanto la mejor expresión de la tempranillo en la zona que además muestre el carácter de cada municipio.

  • Nota de cata: De color cereza con ribete granate. La nariz es de buena intensidad aunque requiere aireación. Marcada frescura, frutos del bosque, balsámicos, ligeros tostados y fondo marcado por las especias. En boca tiene buen ataque, fresco, con buena acidez, tanino vivo, paso con nervio, vivaz, frutal y vinoso, también mineral, de buen cuerpo y de gran persistencia.

Badiola L3Z4 2018 (Leza)

Finalmente Badiola L3Z4 procede de Leza y es el tercero de los vinos que buscan mostrarnos además de la mejor expresión de la magnífica, el carácter del viñedo de cada municipio.

  • Nota de cata: De color picota con ribete granate, limpio. Nariz de media intensidad, tras aireación fruta roja y negra fresca, especias, balsámicos y sensaciones minerales. En boca muestra mucha frescura, es jugoso en el paso, frutal, vinoso, lleno de matices y de muy buena persistencia.

Una magnífica cata en la que sin duda todos aprendimos de la mano de Andreas Kubach y conocimos unos vinos que van a estar muy presentes en los próximos años, vinos que merecen ser bebidos.

 

 

  1. #1

    Miryam777

    Gracias por compartir con esta magnífica crónica , la estupenda cata que dio Andreas Kubach, siempre un placer. Saludos

  2. #2

    Jclaramunt89

    Gracias por compartir. Muy bueno. Lo tendré en cuenta

  3. #3

    Arrutzi_Najera

    Fue una magnífica experiencia, tanto por la calidad de los vinos como por la charla de Andreas. Es difícil que hoy en dia te descubran algo nuevo y él lo hizo, en un lenguaje claro y sencillo. Creo que el potencial del proyecto es muy bueno, saludos y gracias por el articulo, buen trabajo.

  4. #4

    Josep_Gallego

    en respuesta a Arrutzi_Najera
    Ver mensaje de Arrutzi_Najera

    He de reconocer que tras hablar con varias personas del equipo de Península, además de con Andreas, tengo especial debilidad por el proyecto y mucho interés en seguirlos en el futuro, además sus vinos me parecen muy interesantes en su rango de precios. Gracias!

  5. #5

    Ralfilauren

    He probado la mitad de la gama de sus vinos y me han encantado, el que más el Badiola Las Parcelas Blanco 2018 de un lote de verema, yo nunca había probado una viura tan expresiva, una delicia. Como comentais algunos es un proyecto que me ilusiona mucho y por el que tengo debilidad, la fórmula de un Master Of Wine guiando (o liderando) proyectos vitivinícolas parece que es éxito asegurado...

  6. #6

    Josep_Gallego

    en respuesta a Ralfilauren
    Ver mensaje de Ralfilauren

    Creo que tienen un equipo muy interesante, las ideas claras y un interesante seguimiento de todo el proceso pensando en todos los elementos que conforman el vino, desde la tierra y el agricultor, huella de carbono, precio de venta, etc.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar