Blog de Verema.com

"Los Supervivientes" de Ribera del Duero

En la primera Experiencia Verema Alicante tuvimos como cata inaugural a once vinos supervivientes y como Maestro de ceremonías y un auténtico conocedor de estos vinos a Alberto Tobes, Responsable del Servicio de Experimentación y ensayo del CRDO Ribera del Duero. Vinos que han sufrido para conseguir transformarse en ellos mismos, vinos con historias duras que les han hecho ser verdaderos supervivientes de ese momento.  Pero conozcamos un poco la zona geográfica que da lugar a estos vinos: La Ribera del Duero

Una climatología que marca

La zona de Ribera del Duero se encuentra en la meseta Norte de la Península Ibérica. El territorio pertenece a cuatro provincias; Burgos, Valladolid, Soria y Segovia, ordenados de mayor a menor número de hectáreas de viñedo que suman las 318 bodegas que forman parte de ésta Denominación de Origen con un total de 22.500 Ha. Se trata de una zona con unas características que los hace diferentes por su climatología estricta, con cambios estacionales muy bruscos y unas diferencias de temperatura día/noche muy acusadas que pueden alcanzar hasta los 20 grados. Durante la noche, en la época de maduración, las temperaturas caen hasta temperaturas cercanas a los 0 grados, mientras que por el dia tienen temperaturas que oscilan los 24-26ºC. La característica principal de Ribera del Duero es el diferencial térmico tan acusado que tiene.

El clima es semiárido con precipitaciones medias en torno a los 391 litros al año. También es una zona con mucha iluminación, poca nubosidad y por tanto mucho sol, poca agua y en invierno temperaturas muy estrictas con un periodo libre de heladas muy escaso.

Los suelos son muy pobres y con bajos rendimientos, pero con buenas orientaciones, de ello se obtiene una baja carga de producción pero de muy alta calidad, muy concentrada. El consejo autoriza 7.000 kilos por hectárea y la producción media de los últimos años ha rondado los 4.200 kilos y este año por el problema de las heladas se han quedado en 2.200 kilos de uva por hectárea. En cambio en el 2016 fue la campaña con más producción de la história con 6.000 kilos por hectárea. No obstante, el viticultor busca siempre unos rendimientos bajos porque sabe que esto condiciona la buena calidad de los vinos, con buenos taninos para unos vinos muy longevos.

Origen de la D.O. Ribera del Duero

El Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero se creó en el año 82 empezando a ser conocida sobretodo en los años 90 cuando se abrió el mercado y se empezó a exportar. Es una D.O. en la que el incremento de ventas ha sido muy importante en los últimos años, en 10 años se ha duplicado el número de botellas de vino comercializadas. La peculiaridad de los vinos de Ribera del Duero es que la mayoría son vinos tintos, ya que no se amparan los vinos blancos, pero sí que hay en una proporción muy pequeña vinos rosados.

Los vinos tintos se elaboran con un mínimo del 75% de la variedad Tempranillo, también conocida como Tinta del País o Tinto Fino. En cualquier caso, la participación en estos vinos de la variedad Tinta del País, sola o junto con Cabernet-Sauvignon, Merlot y Malbec, no deberán ser inferior al 95%. En consecuencia, la variedad Garnacha Tinta, al igual que la Albillo, no se pueden utilizar en más de un 5% para la elaboración de estos vinos. Los vinos de Ribera del Duero están pensados para acompañar comidas, no obstante en una cata se pueden disfrutar de sus características.

Cata Ribera del Duero Verema Alicante

Vino superviviente en Ribera del Duero en la añada 2012

MB Crianza 2014 - Bodega Martín Berdugo

El primer vino que se cató fue MB Crianza 2014 de la Bodega Martín Berdugo, sociedad familiar ubicada en Aranda de Duero. Se fundó en el año 1990 con el apoyo de la Denominación de Origen desde entonces. En el 2013 un rayo cayó en la bodega y causó un incendio que acabó con la nave de elaboración, las oficinas, el laboratorio, la tolva de recepción, despalillado, depósitos y demás maquinaria. Afortunadamente no hubo que lamentar heridos y los viñedos y la nave de crianza salieron intactos también, así se salvaron las barricas de crianza, el stock de vinos y la la embotelladora. Al día siguiente de la catástrofe la bodega se puso a trabajar para salir adelante el próximo año con la cosecha 2014 de la cual salió el vino MB Crianza 2014.

Este vino elaborado con Tinto fino ha sido fermentado durante 10 días a 25º C con posterior maloláctica durante 15-20 días en depósito de acero inoxidable. Ha tenido una crianza de 12 meses en barricas nuevas americanas y un 10% francesas. Este elegante vino se define como un ribera diferente.

  • Notas de cata: Fase visual, rojo picota intenso con ribetes azulados, brillante y limpio. En nariz encontramos mucha fruta perfectamente ensamblada con la madera, junto a notas de confitería, cacao, tostados, vainillas incluso notas mentoladas. Es un vino muy aromático y complejo. En boca es pura carne con una buena estructura y un tanino bien pulido. Encontramos recuerdos de fruta roja fresca, acompañados de una buena acidez y un final largo. Es un vino con buen potencial de guarda.

Cata Ribera del Duero Verema Alicante

Los 5 vinos protagonistas de la añada 2013 en Ribera del Duero

La añada 2013 fue calificada como una buena añada, ya que los resultados fueron buenos, a pesar de que el 2013 fue un año muy complicado en esta zona debido a las grandes heladas y tormentas.

Fuentespina Selección 2013 - Bodegas Fuentespina- Avelino Vegas

La bodega protagonista de este segundo vino de la cata es Fuentespina, bodega que controla 385 viñedos y asesora a los viticultores para que las uvas lleguen a la bodega en las mejores condiciones posibles. Para la elaboración de éste Fuentespina Selección 2013 se ha utilizado el mejor Tempranillo procedente de un viñedo con viñas de 50 años y posteriormente ha hecho uso de barricas nuevas de roble francés para pasar una crianza de 16 meses en ellas.

Este vino es el resultado de la superviviencia a las heladas que tuvieron lugar el 30 de mayo, con las que se alcanzaron temperaturas de hasta 5 grados bajo cero. El trabajo que llevó a cabo la bodega consiguió recuperar en 4 meses algo de producción. Con una nueva brotación a partir del cono secundario de la yema principal, consiguieron salvar la producción aunque está claro que fue menor. No obstante, aquí no terminó el martirio de este viñedo en esta añada, en julio tuvieron lugar unas tormentas que también afectaron al viñedo de Fuentespina. Afortunadamente la vigilancia y la previsión ayudaron a que hoy en día este Fuentespina Selección 2013 sea un superviviente más de esta cata además de contar con el el premio de “Gran Medalla de Oro” en el Concurso Mundial de Bruselas.

  • Notas de cata: Fase visual, rojo cereza con un ribete granate. En nariz podemos encontrar aromas de fruta madura con toques de  regaliz. Aparecen también notas con especias y torrefactos, caramelo de toffe y chocolate. En boca aparece potente, carnoso y especiado con unos taninos maduros y un final largo y persistente.

 

El Lagar de Isilla 2013 - Bodega El Lagar de Isilla

El tercer vino que fue protagonista en la cata no fue otro que El Lagar de Isilla 2013, de Bodegas El Lagar de Isillauna bodega pequeñita que trabaja mucho el enoturismo y su variedad estrella es la tempranillo. En 2013 la bodega se vio afectada por la climatología tan adversa que hubo. No obstante al encontrarse en mayor altitud la enfermedad les perjudicó en menor medida que al resto. En esta añada, como la materia prima fue más escasa, no se elaboraron vinos de autor, reserva, ni de la gama más alta para destinar los recursos a éste crianza.

El vino El Lagar de Isilla 2013 proveniente de La Vid y San Juan del Monte, en Burgos. Los viñedos se sitúan en los inicios de la Ribera del Duero burgalesa, este-oeste, a una altitud comprendida entre 828 y 840 metros. Los suelos son pobres y arcilloso-arenosos. 40 hectáreas forman este viñedo, de las cuales 10 son de viñedo viejo, de una edad comprendida entre 60 y 90 años y las 30 hectáreas restantes viñedo joven, en su mayoría de la variedad Tinta del País (Tempranillo).

  • Notas de cata: Fase visual, rojo cereza intenso, con ribete violáceo de capa alta. En nariz presenta frutas muy maduras, que se funden con notas torrefactas de café, cacaos y con un toque avainillado. Su paso por boca rememora mermelada de frutos negros con ligeros recuerdos de café, chocolate negro y especias como vainilla, canela, con un final largo y potente.

 

Majuelos de Callejo 2013 - Bodega Félix Callejo

El cuarto vino es Majuelos de Callejo 2013, también de la complicada añada 2013. La bodega Félix Callejo tiene viñedos propios a una altura de 900 metros con los que elabora este vino. En este caso 18 meses de roble francés, 100% de variedad tempranillo de las mejores uvas que pudieron salir adelante en el 2013.

Es un vino de parcela que solamente se elabora con esa parcela en concreto, situada en Sotillo de la Ribera, que se trata de una población de 500 habitantes situada en la provincia de Burgos. Los suelos son de tipo calizo en las partes más altas, y franco-arcillosos, arenosos, canto rodado a medida que vamos bajando de altitud. La fermentación se ha llevado a cabo en las barricas de roble francés y la crianza depende del criterio del enólogo, que saca de las barricas el vino cuando cree que es conveniente. Esta producción no sale todos los años y esta sí que está presente, a pesar de las dificultades. Se trata de un vino potente, marcado, vigoroso y estructurado.

  • Notas de cata: Fase visual, rojo picota de capa alta con ribete violáceo. En nariz es complejo y aromático. Es un vino elegante con notas de ciruela, arándanos, zarzamora, pimienta, tomillo, caco en polvo, finos cueros, hojarasca y maderas aromáticas. Su paso en boca es muy jugoso, amplio, fresco y de gran estructura y equilibrio. Recuerdos de fruta roja y negra, canela, nuez moscada y alguna nota de pastelería de paso largo. Este vino que todavía no ha salido al mercado refleja el trabajo bien hecho, el respeto en la viña y los suelos, y la pureza de la Tempranillo.

 

Terra Incógnita 2013 - Bodega Viña Vilano Sociedad Cooperativa

El quinto vino es el Terra Incógnita 2013, un vino de Viña Vilano, procedente de Pedrosa del Duero. De este vino, como su nombre indica, su elaboración es una incógnita, pero lo que sí sabemos es que procede de la tan citada añada 2013 y de la bodega Viña Vilano Sociedad Cooperativa. Ésta tiene más de 300 hectáreas de viñedo de la variedad Tinta Fina o Tinta del País, una adaptación local de la mundialmente apreciada Tempranillo. Su producción potencial es de 2 millones de kg. de uva por campaña de alta calidad. De estas 300 hectáreas de viñedo, 26 están pobladas por cepas plantadas en 1989.

  • Notas de cata:  Fase visual, de capa muy alta con gran intensidad glicérica y tonos ligeramente morados. En nariz destaca su enorme complejidad, fruta madura y aromas florales ensamblados con una gran variedad de especiados, frutos secos, tostados y café. Es una explosión de aromas muy concentrados. En boca encontramos un tanino dulce a raudales, densidad y sedosidad, una gran persistencia.

 

Reserva 2013 Institucional - CRDO Ribera del Duero

La cosecha del 2013 fue, sin duda, una añada complicada. Aunque la brotación de la vid se adelantó brevemente, las temperaturas que se registraron durante la primavera, con valores más bajos de lo habitual, retrasaron ligeramente el ciclo de cultivo. No obstante, los vinos de la cosecha 2013 muestran una buena intensidad de color, ya estabilizado tras la fermentación maloláctica, destacando los tonos cardenalicios que indican juventud.

El sexto vino que se cató fue el Reserva 2013 Institucional del CRDO Ribera del Duero, vino con 36 meses de envejecimiento entre barrica y botella, cumpliendo un mínimo de 12 meses en barrica. Llega al mercado con posterioridad al 1 de Octubre del tercer año tras la vendimia.

  • Notas de cata: En la fase visual se sobserva una lenta evolución cromática y capa intensa, sus tonalidades varían del rojo picota granate al rojo rubí. Tiene una nariz intensa y elegante que presenta profundos aromas de fruta sobremadura y confitada combinados con otros como cuero, almizcles, minerales y balsámicos. En boca es un vino carnoso, potente y equilibrado, resulta amplio y robusto en boca. Vía retronasal larga y persistente que potencia los aromas propios del envejecimiento.

 

Cata Ribera del Duero Verema Alicante
 

Vino superviviente en Ribera del Duero en la añada 2012

 

Raíz crianza 2012 - Bodega Raíz de Guzmán

La bodega Raíz de Guzmán también ardió en 2012 por un incendio en una quesería aledaña. El incendio duró tres días debidos al alto poder inflamable de los aceites de los quesos y los plásticos. Este material reavivaba las llamas contínuamente, tanto fue que el incendio se declaró extinguido al cabo de casi un mes. Todos los días se tenía que mojar los restos para que no volvieran a prender. Actualmente la fabrica de quesos vuelve a estar operativa y opera con total normalidad.

El séptimo vino protagonista es Raíz Crianza 2012. Después de un año salió al mercado el vino estrella de la bodega, éste crianza D.O. Ribera del Duero 100% tempranillo. Es un vino equilibrado, afrutado y con mucha personalidad con 15 meses en roble francés, es un vino del 2012 que parece más joven que los de 2013.

  • Notas de cata: Fase visual, de capa alta, brillante y cristalino, color cereza intenso con ribete granate. En nariz, es un vino complejo, destaca su intensa fruta de frambuesa, violetas, moras y hojarasca. Aporta finos tonos balsámicos, ahumados y torrefactos de gran finura. En boca es un vino carnoso, muy bien estructurado, intenso, de largo recorrido, con buena acidez, con notas de frutos rojos, mentolados y ahumados en retronasal.

Cata Ribera del Duero Verema Alicante

Los 3 vinos protagonistas en Ribera del Duero de la añada 2008

 

Buro de Peñalosa Reserva 2008 - Bodegas Pascual

Pasamos ahora al octavo vino, uno más antiguo, del año 2008. En 2008 hubieron heladas muy fuertes. Este año caracterizó el vino Buro de Peñalosa Reserva 2008 por los episodios que tuvieron lugar en el viñedo. En junio hubo pedrisco acompañado de fuerte viento que afortunadamente no dejó grandes daños. La primavera fue muy lluviosa por lo que retrasó la brotación y también la maduración. Para asegurar la máxima calidad de la uva, retrasaron la vendimia, sufriendo en alto grado las heladas del 4 y 5 de octubre, que afectó a algunas hectáreas de la bodega, aunque se pudo salvar el fruto y las pérdidas no fueron alarmantes.

Bodegas Pascual se encuentra en Fuentelcésped, provincia de Burgos, donde dispone allí de una plantación propia de 35 hectáreas de viñedo en espaldera y en vaso, con viñedos jóvenes de 10 años, hasta prefiloxéricos que tienen más de 100 años, siendo el 100% de la variedad Tempranillo, cuidada con gran esmero y dedicación, prescindiendo de herbicidas y otros tratamientos agresivos para el viñedo.

Buro de Peñalosa Reserva 2008 es un vino de 9 años con una profundidad alta, un vino criado en roble francés hecho en una bodega pequeña y familiar, elaborado con una elaboración cuidadosa.

  • Notas de cata: Fase visual, rojo picota de capa alta con un ribete violáceo. En nariz, es un vino maduro, complejo y con potencia, encontramos fruta madura, ciruelas pasas, notas balsámicas, laurel, regaliz, recuerdo a café. En boca es un vino potente, aterciopelado, con un largo recorrido, paso muy frutal, mermelada de higo y con un final ligeramente amargoso.

 

Conde de San Cristóbal 2008 - Bodega Conde de San Cristóbal 

Vamos con el noveno vino, también de la añada 2008, de la Bodega Conde San Cristóbal, situada en Peñafiel, provincia de Valladolid. La finca está situada en el Pago de Valdestremero, alcanza 80 hectáreas en propiedad con un extenso viñedo que desciende a lo largo del valle y que se cuida como un jardín. Los viñedos se encuentran en Peñafiel. Con más de 35 años de edad, se dividen en catorce parcelas que rodean la bodega y están compuestos por siete distintos tipos de suelos, plantado a diferentes alturas.

Conde de San Cristóbal 2008 es un vino representativo de Ribera, un vino potente, elaborado exclusivamente con uvas procedentes de un viñedo de 30 años aproximadamente y con cepas que van de los 16 a 30 años. Durante la vendimia el tiempo transcurrido desde el corte del racimo a la recepción de uva es de menos de 30-40 minutos, así se evitan oxidaciones y fermentaciones espontáneas. Los días 4 y 5 de octubre en la comarca de Peñafiel sufrieron severas heladas, con temperaturas por debajo de los tres grados bajo cero, heladas que se prolongaron ambos días durante más de cinco horas. El trabajo de viticultura realizado durante toda la campaña permitió subsanar los daños y sacar al mercado su vino, aunque no se pudo hacer lo mismo con otras marcas de la casa.

  • Notas de cata:  Fase visual, rojo picota con reflejos violáceos. En nariz es intenso y fresco, con aromas a fruta roja madura y notas minerales. En boca es un vino potente, agradable, untuoso, elegante y bien estructurado, con toques balsámicos, fruta roja y tostados.

 

Neo 2008 - Bodega Neo

Llegamos casi al final de la cata y pasamos al penúltimo vino Neo 2008de Bodegas Neo. Esta bodega elabora vinos más económicos. Hace campañas relacionadas con la música, patrocina conciertos, marida vino con música, es una bodega muy volcada e involucrada con la música. Este vino es el Top de la bodega, el buque insignia, de esta añada complicada que fue 2008.  Más de la mitad de la uva tempranillo con la que elaboran sus vinos procede de viñedos centenarios. Neo 2008 trabaja con viñedos propios y con viticultores con los que colabora desde la fundación de la bodega, manteniendo siempre la misma filosofía de cuidado del viñedo y respeto del entorno, pero en 2008 todos sus viñedos y los de los socios sufrieron las consecuencias de la climatología en esa campaña. El pedrisco, las tormentas y las heladas redujeron notablemente la producción.

  • Notas de cata: Fase visual, es vino de capa alta, color cereza intenso. En nariz marca la evolución, es un vino potente y estructurado. Con cueros, madera, aromas de café y fruta madura. En boca todavía raspa algo, le falta tiempo en botella para acabar de madurar. Tiene una entrada potente y sarnosa.


Cata Ribera del Duero Verema Alicante

Vino superviviente en Ribera del Duero en la añada 2007

 

Alonso del Yerro 2007 - Bodega Alonso del Yerro

Para finalizar esta cata de supervivientes, damos paso al último vino, reservando su último puesto a la añada 2007. En esta añada tuvieron lugar dos episodios de pedrisco, en mayo y en agosto, que dañaron una parte importante de la superficie de viñedo, sin poder recuperarla. Ante esta situación, la bodega renunció a elaborar Alonso del Yerro María para poner todos sus recursos y esfuerzos en este Alonso del Yerro 2007.

En todas las tierras de Bodegas y Viñedos Alonso del Yerro se realizan a mano la totalidad de las labores agrícolas exclusivamente por el personal de la bodega para cuidar y mimar al máximo cada cepa. En los viñedos prescinden de productos de síntesis, siendo el único aporte un compost elaborado por ellos mismos pasa así respetar la cadena esencial de los factores que determinan la expresión del terroir. Un total de 26 hectáreas de tempranillo plantadas en 1989 forman parte del viñedo de la bodega, que se encuentra en una altitud comprendida entre los 800 y 840 metros sobre el nivel del mar, con una densidad de plantación de 2.850 cepas por hectárea. Todo el viñedo está conducido en espaldera y tiene un rendimiento de 30 hectolitros por hectárea. Alonso del Yerro 2007 es un vino elegante, potente y complejo.

  • Notas de cata:  Fase visual, rojo picota de capa alta, brillante y límpido. En nariz, es intenso con aromas de fruta roja, regaliz, y algo de tostados. En boca, es sabroso, equilibrado, con taninos potentes pero bien pulidos, aparecen notas lácteas, fruta y tiene un final largo y elegante.

 

Una gran cata en la que se pudo descubrir la historia y las diferencias de estos once vinos supervivientes de la Ribera del Duero.

 Cata Ribera del Duero Verema Alicante

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar