Blog de Verema.com

Viña Costeira: un sueño hecho realidad

Viña Costeira, creciendo cada día más

La Experiencia Verema Vigo 2016 clausuró el ciclo de catas con una bodega muy especial: Viña Costeira, una firma que ha sabido posicionarse entre los mejores a base de su esfuerzo y del trabajo bien hecho. Viña Costeira es una de esas bodegas rompedoras que tiene muy claro lo que quiere y trabaja duro para ver hechos realidad sus sueños.

Viña Costeira es una de las bodegas más antigua de la D.O. Ribeiro y a día de hoy está en periodo de expansión. Sin ir más lejos, acaban de extender sus puntos de elaboración a otras Denominaciones de Origen. En la actualidad elaboran vino en la D.O. Ribeiro y en la D.O. Valdeorras.

Como hemos dicho antes, Viña Costeira, no descansa hasta que consigue lo que se propone, por eso, actualmente está experimentando otros caminos y abriendo distintas líneas de negocio. Pero para que los sueños se hagan realidad es imprescindible estar rodeado de un buen equipo, y para ello, Viña Costeira cuenta con experimentados  viticultores, la dirección técnica de viticultura y, por supuesto con los enólogos que, en definitiva, son el alma del vino y nuestros protagonistas de hoy.

Antonio de Jové dio la bienvenida a los enólogos y al personal de la bodega que estuvo presente durante la cata de clausura. Con ellos, se iba a poner el punto y final a un día muy especial en Vigo. Inmaculada Bernal, directora de marketing y ventas, fue la encargada de presentar Viña Costeira y a sus equipo técnico. También introdujo algunos de los vinos que formaban parte de la cata, y adelantó algunas de las novedades que tienen pensadas sacar el año que viene. 

Por lo que nos cuenta Inmaculada, hemos de marcar en el calendario una fecha muy importante: marzo de 2017¿Por qué? Porque en la próxima primavera, Viña Costeira nos sorprenderá con nuevos vinos para conquistar los corazones y los paladares de los más exigentes. Al igual que los buenos perfumes, que van en envases pequeños, los nuevos vinos de la bodega saldrán al mercado en tiradas muy pequeñas. Inmaculada puso como ejemplo un vino que tendrá una tirada de sólo 1800 botellas de un estupendo mencía de barrica y un ribeiro de alta gama que tan sólo elaborarán 2000 botellas.

Tras dejarnos a todos intrigados con las próximas novedades, Irma presentó a los enólogos de Viña Costeira: Manuel Castro, enólogo de la bodega de Ribeiro y Manuel Sánchez, enólogo de la bodega de Valdeorras, fueron los responsables de dirigir la cata.

 

Donde empieza todo

Si retrocedemos en el tiempo, nos podemos dar cuenta de que Ribeiro tiene una larga trayectoria vitivinícola, de hecho, son muchas las referencias antiguas que podemos encontrar sobre el cultivo de la vid en esta zona. Se han encontrado documentos que se remontan al Imperio Romano, manuscritos pertenecientes a los monjes de la orden de San Claudio de León (siglo IX) e incluso se tiene conocimiento que en Ribadavia, en 1564, existió una ordenanza que hacía referencia a la viticultura y a la vendimia de la zona. De alguna manera, mediante esta ordenanza, se pretendía regular las labores de la viña y de la vendimia. Este hecho es pionero en Europa y hace que Ribeiro adquiera una posición ventajosa frente al resto de zonas vitícolas como pueden ser la Denominación de Origen Oporto o la del Tokaji húngaro, que por muchos, son consideradas las más antiguas del mundo.

Como curiosidad os diré que el primer vino que viajó a América fue un ribeiro, en concreto, de Ribadavia

Tras una larga historia vitivinícola y documentos pertinentes que demuestran que las tierras gallegas llevan de manera implícita la elaboración de vino, surge en el año 1968, la fundación de una Bodega-Cooperativa llamada Viña Costeira.  Que gracias a la unión de casi 600 viticultores comenzó un proyecto vitivinícola que tenía como objetivo elaborar vino de calidad. El esfuerzo y la unión de estas personas tuvo su resultado en los años 70 siendo el vino, Pazo Ribeiro, el primer vino que sacaron con nombre y etiqueta propia.

Una vez ubicados en las tierras gallegas Manuel Castro empezó la cata agradeciendo la asistencia del público en la Experiencia Verema Vigo, y se mostró emocionado por formar parte de un evento de estas características en tierras gallegas. 

 

¿Y por qué Costeira?

Manuel contó que la mayoría de la gente cree que el nombre de Viña Costeira se debe a que la bodega está cerca de la costa, y no es así. De hecho, la bodega está aproximadamente a 500 Kms del mar. Entonces, ¿por qué Viña Costeira? Pues resulta que el concepto de costeira, en realidad, viene de cuesta. Las cuestas, también llamadas laderas o  pendientes, son conceptos muy utilizados en la viticultura.  Una cuesta o ladera supone para el viticultor un terreno que posee unas características muy particulares en su cultivo. Los terreros en laderas son más pobres y más difíciles de cultivar. Lo cual supone un gran esfuerzo, pero a cambio la calidad es mayor. El hecho de que el terreno esté en pendiente (o en cuesta) lleva siempre implícito que la vendimia es manual. Generalmente este hecho no lo indican en la etiqueta debido a que en estas tierras es lo normal.

Esto choca con la mayoría de Denominaciones de Origen, en las que el 75% de la producción se vendimia a máquina y, cuando se trata de una vendimia manual siempre lo indican en la etiqueta. 

Estas prácticas de cultivo suponen un gran esfuerzo que lógicamente queda reflejado en el vino

El vino no es caro, es valioso.

Manuel habló sobre las particularidades de la localización geográfica de Ribeiro ya que el hecho de que se encuentre a mitad de camino entre el clima atlántico y el clima continental hace que el viñedo tenga una muy buena acidez y mantenga los aromas de la uva. Ésto, a su Reina, a la treixadura, le sienta de maravilla, y como es lógico basan sus elaboraciones en esta variedad de uva porque al ser la más adaptada al medio es la que mejor se expresa.

Cultivamos albariño, loureiro, torrontés, caíño, y muchas más. Un sinfín de variedades autóctonas pero la Reina es la treixadura

La treixadura es la mejor adaptada a nuestro clima y suelo. Es una variedad muy equilibrada, muy sedosa y con un punto de fruta y acidez que hace que el vino sea muy fácil de beber

Sala de catas Viña Costeira

Y a continuación comenzamos con la cata...

Viña Costeira 2015  D.O. Ribeiro.

Viña Costeira es un vino muy conocido y ampliamente distribuido en Galicia, de hecho, es el vino blanco más vendido en Galicia. Si lo trasladamos al lenguaje de la moda, estaríamos ante el Prêt-a-porter de los vinos gallegos. Estamos ante un vino accesible en todos los sentidos, tanto a la hora de encontrarlo como a la hora de adquirirlo.

Nosotros lo llamamos “el superventas"

Es un vino fácil de beber porque tiene una graduación alcohólica moderada (no supera los 12 grados) para que el paso por boca sea fácil. El hecho de que no tenga mucho alcohol hace que el vino tenga muy buena salida como vino por copas.  

Viña Costeira 2015 está elaborado con una mezcla de distintas variedades de uva. El 60-70% pertenece, cómo no, a la variedad treixadura, y ésta, la suelen ensamblar con otras variedades como puede ser la torrontés, albariño, godello, loureira u otras. La treixadura es claramente la variedad dominante en este vino aunque los porcentajes varían levemente dependendiendo del año, hay veces que el porcentaje aumenta y hay otros años que disminuye. ¿Por qué? Pues básicamente porque no hay dos cosechas iguales y no siempre podemos contar con las mismas características de todos los años en todas las variedades. Otra cosa a tener en cuenta en la elaboración del vino Viña Costeira es que durante el proceso de elaboración, las variedades se vinifican siempre por separado para que cada variedad pueda ser vendimiada en su momento óptimo de maduración y obtener así la máxima expresión de las uvas.

  • Nota de cata: Es un vino de intensidad media que tiene un perfil muy afrutado. Lo que más podríamos destacar es el aroma a fruta fresca con hueso. Esta fruta blanca se ve envuelta con ligeras notas de frutas tropicales, como por ejemplo la piña, y sutiles aromas que recuerdan a la hierba fresca. En boca tiene una entrada y un paso muy agradable, resulta fresco y ligero. Postgusto amable y de intensidad media. Viña Costeira 2015 es un vino muy equilibrado y fácil de beber.

 

Colección en memoria a los fundadores de la bodega

Colección 68 Treixadura 2015

Colección 68 es un vino con el que se pretende homenajear a los fundadores de la bodega. Aquellos que en 1968 decidieron apostar por la uva que les daba la tierra y trabajar codo con codo siendo muy conscientes de que la unión hace la fuerza y que, esta fuerza, les llevaría algún día a sentirse orgullosos de su trabajo bien hecho. Pues bien, este vino, como no podía ser de otra manera, está elaborado con treixadura.

Colección 68 Treixadura 2015 está elaborado con un 85% de treixadura, el 15% restante del vino lo componen pequeñas cantidades de las variedades de albariño (10%) y godello (5%). Manuel nos explica que aunque en la etiqueta ponga que está elaborado con treixadura no quiere decir que el 100% pertenezca a esta variedad exclusivamente sino que la ley obliga a que al menos un 85% ha de ser de esa variedad, treixadura, y el otro 15% de variedades complementarias.

  • Nota de cata: Nos encontramos con una nariz mucho más intensa que el anterior. Resulta complejo, es mucho más maduro, floral, y le salen unas notas que recuerdan a manzana ácida. Toda esta fruta se mezcla perfectamente con un pequeño toque cítrico. Sin duda, lo que más destaca es la fruta. Al cabo de un tiempo, vuelve a salir la fruta blanca con hueso pero esta vez con notas amieladas. El ataque en boca es amplio. Tiene una muy buena acidez, típica de la zona, pero no muy marcada, no agrede. En todo momento mantiene muy bien el equilibrio. Deja un buen sabor de boca e invita a seguir bebiendo. En conjunto es muy redondo y agradable.

 

Manuel Castro Viña Costeira

Colección 68 barrica 2015

Lo más característico de este vino es que la fermentación alcohólica de las uvas empieza en depósitos de acero inoxidable pero la termina en barricas de 500 litros reutilizadas. Al tratarse de barricas usadas el aporte de la madera es sutil, de manera, que al vino le aporta unas notas maduras y elegantes.

El tiempo de crianza en estas barricas es de cuatro meses, que es el tiempo necesario para que el vino consiga estructura y pueda mantener el equilibrio entre la fruta y la madera.

  • Nota de cata: En nariz, resulta elegante e interesante. Se perciben aromas especiados procedentes del roble, y éstos a su vez se ven envueltos por aromas frutales  y varietales, en este caso, de la treixadura. Viña Costeira sabe muy bien cómo mantener el perfil de fruta madura en sus vinos, y aqui lo vuelve a conseguir. Afloran aromas que recuerdan a la manzana y al melocotón, lo que hace que tenga una nariz muy agradable. Se trata de un vino armónico y perfectamente compensado. En boca resulta ser más tánico que los anteriores seguramente debido a que en este caso el roble queda más marcado. El paso por boca es bueno y amable, es más seco, de hecho, el paladar queda más secante pero sigue manteniendo el equilibrio. Es un vino muy versátil, casa bien tanto con carnes blancas como con pescados o marisco.

 

Lua Jazz Brut 2014

Viña Costeira se desmarca en la cata con este vino. De repente, la cata da un vuelco y se vuelve más especial. ¿Más aún? Pues Sí, porque Viña Costeira nos dio la oportunidad de catar el único espumoso de treixadura conocido hasta el momento. Este vino ha permanecido diez meses en rima y fue degollado en noviembre de 2015.

  • Nota de cata: Lua Jazz Brut lucía un bonito color amarillo pálido y las pequeñas burbujas dibujaban círculos en la superficie. En nariz resultó ser complejo y con una intensidad media. Se percibe mucha fruta madura, notas a pastelería y a levaduras. La boca es suave, la burbuja muy agradable y fina. Es fácil de beber. Mantiene una buena acidez, y eso que es el único blanco de la bodega que hace la maloláctica. Es un brut con un grado de azúcar bueno.  

Espumoso de treixadura, Any thing else?

Lua Jazz Viña Costeira

Lua Jazz Brut Nature 

Este espumoso es muy especial porque es un vino que tiene un propósito: ser solidario con los enfermos de alzheimer. No es la primera vez que en Viña Costeira llevan a cabo este tipo de proyectos, pues en 1989 ya elaboraron un espumoso llamado Amadeus, que tenía como fin recaudar ingresos para los enfermos de sida de los años 90. A día de hoy la bodega colabora de manera muy activa en un nuevo proyecto solidario: Viña Costeira Rural Alzheimer. En esta ocasión lo que se pretende es ayudar a aquellas las personas mayores que viven en ambientes rurales de Galicia y sufren alzheimer.

  • Nota de cata: De color amarillo paja, brillante y con burbujas pequeñas que forman largos rosarios. En nariz es quizá más complejo que el anterior porque los aromas tostados son más intensos. Salen aromas a frutos secos envueltos en un ambiente que proviene de la crianza sobre lías. Dominan las lías y los aromas de pastelería. También aparecen aromas que recuerdan a los higos maduros. La entrada en boca es muy agradable, cremosa y untuosa. Conforme pasa por la boca salen sabores a pastelería y a pasas. Lua Jazz Brut Nature destaca por su elegancia y cremosidad. Sin duda, se trata de un espumoso notable para proyecto admirable. Se nota que está hecho con cariño y mucha humanidad.

Un espumoso para brindar por todas aquellas buenas acciones que nos propongamos hacer.

 

Aterrizaje en las tierras altas de Valdeorras

Tras el emotivo final de la cata dirigida por Manuel Castro tomó el relevo Manuel Sánchez, enólogo de la bodega de Viña Costeira de Valdeorras.

Manuel, como buen enólogo, nos volvió a situar en la geografía de Galicia. En esta ocasión, nos trasladamos a una zona más oriental donde el clima es diferente a la D.O. Ribeiro. Dentro de la misma comunidad, Valdeorras, tiene unas condiciones climáticas diferentes, siendo el clima en la zona más continental y extremo, idóneo para elaborar vino tinto de mencía. Estas condiciones climáticas hacen que sea el lugar perfecto para que la mencía se exprese con todo su esplendor.

Los suelos donde se cultivan las uvas de mencía están formados por canto rodado, pizarra y cuarzo. Estos suelos son el sustento de las cepas y se encarga de aportar al vino tipicidad y el carácter propio de la zona. Un aspecto curioso de este bonito paraje es que todavía conserva  antiguos marcos de plantación donde se mezclan distintos tipos de conducción en la viña. Lo cual le da un toque muy particular.

Copas Viña Costeira

Introducción y caracteríticas de Valdeorras

Manuel explicó que querían hacer algo distinto. Su objetivo era elaborar un vino suave y agradable de beber para romper los típicos esquemas de los mencías gallegos.

Decidimos hacer un vino con 85% mencía y el resto de Sousón y garnacha tintorera de cepas viejas. (las más antiguas de 1917 y las más nuevas tienen 40 años)  

La cosecha del  2015 fue el primer año que elaboraron este vino de mencía. Todo apuntaba a que las condiciones climatológicas de ese año (invierno y primavera lluviosos, y un verano muy seco) jugase en su favor porque la maduración de las bayas fue inmejorable. Así que ni cortos ni perezosos, se lanzaron a este nuevo proyecto con todo, sobre todo, con muchas ganas.

Valedorras se caracteriza por tener un diferencial térmico muy grande, especialmente en verano debido a la altitud a la que se encuentra. Suelen tener inviernos muy fríos, con heladas importantes, y veranos calurosos con diferencias de temperaturas muy grandes entre el día y la noche. Estos saltos térmicos entre el día y la noche son hasta de 20ºC, lo cual es extremadamente bueno para que la acidez se mantenga y la maduración fenólica sea la adecuada.

La vendimia, cómo no, manual, las uvas pasaron una segunda selección (mesa de selección) antes de entrar en los depósitos y las uvas tuvieron una fermentación dirigida a 27º C, o lo que es lo mismo, la temperatura durante la fermentación fue controlada todo el tiempo. Este mismo control también lo llevó la fermentación maloláctica, precisamente para evitar desviaciones aromáticas en los vinos tintos.

 

Y llegó la cata del tinto

Viña Costeira Mencía 2015

La composición final del vino Viña Costeira Mencía 2015 fué  de 91% mencía, 7% sousón y 2% garnacha. Las distintas variedades se vinificaron por separado y todos los procesos Por los que pasó el vino fueron respetuosos y tradicionales, con una filtración tangencial a muy baja presión. La elaboración del vino fue muy cuidadosa; el hecho de que sean una  bodega grande no quiere decir que se recurre a remontados automáticos ni técnicas que no traten al vino con respeto. En este caso, los remontados fueron todos manuales. Este el el punto en que se puede alcanzar la armonía aromática para que nada despunte. 

Los mencías generalmente corresponden a un patrón de color rojo cereza con matices púrpuras pero aquí la sousón da notas cardenalicias. Abundante lágrima que cae lentamente. De capa media-alta debido sobre todo al 2% que lleva de garnacha de cepas viejas.

Manuel Sánchez

  • Nota de cata: Aromáticamente es muy intenso, salen notas propias de la variedad y también notas lácteas. Aparecen frutos rojos y arándanos maduros que le dan al vino un toque muy apetitoso. La sousón da notas especiadas y notas minerales, que corresponde al terruño. En boca el vino es untuoso, suave, y tiene una muy buena acidez debida a que la uva tuvo una maduración perfecta. El trabajo de lías se percibe en su estructura. Notas minerales y postgusto de cada variedad. Es suave y polivalente. Se puede acompañar con un chuletón  y también va como anillo al dedo para chatear.

Lo que se buscaba es que fuera un vino elegante y complejo. La variedad que aporta la complejidad es la sousón.

Tenemos antes nosotros un nuevo concepto de vino. Postgusto agradable, que se sigue saboreando.

Tras probar este estupendo mencía la cata llegó a su fin. Queremos dar las gracias a Viña Costeira por su asistencia a la Experiencia Verema Vigo, el cariño con el prepararon la cata y el entusiasmo que le pusieron.

Gracias a todos y hasta el año que viene.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar