Blog de Verema.com

Bodegas Prieto Pariente: Martina e Ignacio, la 3ª Generación

En el mundo de la viticultura y la elaboración del vino existe una constante que constituye un cimiento sólido de nuestra cultura: la tradición que pasa de padres a hijos y de hijos a nietos, con la ampliación del conocimiento y las innovaciones técnicas que se van incorporando a medida que cada generación asume los mandos pero sin olvidar los valores y la trascendencia que conlleva la experiencia acumulada.

Entrevista a Martina e Ignacio Prieto Pariente

Bodegas Prieto Pariente ha sido fundada por la 3ª generación de una bodega emblemática en la D.O. Rueda: Bodegas José Pariente, y de esta bodega y de las generaciones precedentes han recogido la obsesión por elaborar vinos de calidad y el respeto a las raíces.

Los dos representantes de esta nueva generación, Martina e Ignacio Prieto Pariente, han aportado la determinación en la búsqueda de los viñedos más viejos y singulares de Castilla y León y la firme creencia en la práctica de una viticultura sostenible. La combinación de las dos culturas, la de la experiencia y la del empuje de la juventud, se refleja en el objetivo irrenunciable de crear vinos con un carácter diferenciador, con un perfil de frescura y complejidad que permita a la tierra expresarse a través de ellos, vinos con personalidad propia y singular.

Os queremos acercar a esta pareja de hermanos que con valentía y resolución ha elegido apartarse del camino fácil que hubiera sido la continuidad liderando la bodega familiar para adentrarse en la senda incierta que supone iniciar un proyecto nuevo con el handicap que puede suponer el peso del apellido.

Los hermanos Prieto Pariente

Martina Prieto Pariente, nacida en 1986, es la enóloga y directora técnica de la bodega.

Tras obtener su licenciatura en la Escuela de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid, se incorpora a Bodegas José Pariente donde completa su formación de la mano de Victoria Pariente. Queriendo ampliar su formación vuelve a la universidad para licenciarse en enología estudios que compatibiliza con sus funciones en la bodega familiar.

Entrevista a Martina e Ignacio Prieto Pariente

Martina e Ignacio en la viña

Verema: Martina, cuando decides embarcarte en los estudios de enología ¿lo haces porque consideras que sería un buen complemento en tus labores en la bodega José Pariente o tenías ya en mente el germen de Prieto Pariente?

Martina:
La pasión por la enología y el vino me viene de vocación. Cuando comencé mis estudios de Ingenieros Agrónomos ya sabía que el paso siguiente sería complementarlo con la licenciatura en Enología. Cuando me incorporo a Bodegas José Pariente, me doy cuenta de que ese complemento es totalmente necesario. Tras varios años en José Pariente comienzo a plantearme la idea de ir un paso más allá, con la elaboración de vinos tintos. Desde un principio mi hermano estuvo a mi lado para comenzar juntos en esto. También contamos con el apoyo de nuestros padres si bien consideraron que era nuestro momento para construir un proyecto desde cero.

La pasión por la enología y el vino me viene de vocación.

Su hermano Ignacio Prieto Pariente, nacido en 1984, es el director de negocio de Bodegas Prieto Pariente.

Tras licenciarse en Derecho y Administración y Dirección de Empresas, Ignacio trabaja en diversas multinacionales con el objetivo de ganar una visión más global del mundo empresarial y una valiosa experiencia. Posteriormente cursó un MBA en el IE Business School de Madrid con un intercambio en la University of San Diego.

Verema: Ignacio, durante tus años en el mundo empresarial ¿tenías ya claro que querías empezar un proyecto propio relacionado con el mundo del vino? Si no fue así ¿qué te hizo volver a este mundo? ¿Observaste diferencias de gestión entre una bodega y otro tipo de empresas?

Entrevista a Martina e Ignacio Prieto ParienteIgnacio:
Desde que comencé mis estudios universitarios tuve muy claro que mi futuro estaba ligado a Bodegas José Pariente. Supongo que el hecho de vivir desde niño rodeado de vides, de conversaciones acerca del vino y de ir viendo como tu familia construye un proyecto familiar vitivinícola propio, te va marcando. Sin embargo, sabía que para poder aportar mayor valor añadido en un futuro a nuestra bodega, debía salir y ver cómo funciona el mundo de los negocios en otro tipo de empresas, en otros sectores y en otros países. Cuando consideré que había adquirido una visión suficiente y que era el momento óptimo para incorporarme al negocio familiar, me decidí a cursar un MBA con el objetivo de complementar mi formación. Es en ese momento cuando comienzo a considerar la posibilidad de emprender un proyecto propio relacionado con el mundo del vino y en conversaciones con mi hermana surgen las líneas básicas de lo que podría ser Prieto Pariente.

Probablemente, la gestión sea lo que menos difiere respecto a otro tipo de empresas. Sin embargo en otros aspectos del negocio como ventas, marketing, comunicación.... sí que existe mucha diferencia. Al fin y al cabo, vender un vino no es como vender cualquier otro artículo, se trata de un producto con personalidad propia, que transmite el carácter de quien está detrás. Es muy difícil vender algo que no transmita, por eso, el mejor marketing es la calidad detrás del vino.

Al fin y al cabo, vender un vino no es como vender cualquier otro artículo, se trata de un producto con personalidad propia, que transmite el carácter de quien está detrás.

Verema: Martina, entiendo que vuestra decisión no fue cosa de un día, que valoraríais los pros y los contras de embarcarse en un proyecto de este calibre ¿Qué factor o factores fueron decisivos a la hora de tomar esta decisión clave en vuestra vida?

Martina:
Sí, efectivamente fue una decisión muy meditada. Lo fácil hubiera sido mantenernos únicamente en Bodegas José Pariente, pero no estaríamos completos del todo. Al final, es mejor intentarlo que arrepentirse de no haber tenido el coraje. En realidad, los factores claves fueron que nos veíamos con mucha motivación y pasión, en una situación personal idónea que nos permitía dedicarle mucho tiempo (demasiado a veces) y que fuimos cubriendo etapas según nos lo proponíamos.

Una vez en la vorágine de la primera vendimia, ya no hubo vuelta atrás.

Verema: Ignacio, vuelves al mundo del vino pero no vuelves a la bodega familiar sino que pones en marcha una iniciativa propia e independiente junto a tu hermana ¿Cuál fue la reacción de vuestros padres? ¿Os costó comunicarles vuestra decisión o por el contrario, colaboraron con vosotros en la germinación de la idea?

Ignacio:
Sí que volví a la bodega familiar. Tras cursar el MBA me incorporo en Bodegas José Pariente en el área comercial. Si bien es cierto que desde el inicio, mis ratos libres iban enteramente dedicados a construir y sentar los cimientos de Bodegas Prieto Pariente.

Mis padres han estado igual de ilusionados o más que nosotros. Desde un inicio nos han apoyado y ayudado mucho en todos los aspectos. Con ellos la comunicación es totalmente fluida y cualquier decisión complicada con la que nos topamos en Prieto Pariente siempre se la planteamos a la voz de la experiencia. Muchas veces les hacemos caso y otras no tanto (y suele ser en este último caso cuando nos equivocamos, je,je).

Entrevista a Martina e Ignacio Prieto Pariente

...cualquier decisión complicada con la que nos topamos en Prieto Pariente siempre se la planteamos a la voz de la experiencia.

Verema: Martina, ¿qué vino primero, la idea de elaborar unos vinos concretos, la realización del vino soñado o quizás te enamoraste de los viñedos viejos que descubrías durante tus recorridos por la provincia de Valladolid?

Martina:
Ya teníamos en la cabeza desde hace tiempo la idea de iniciar un proyecto de vinos tintos y sabíamos qué perfil de vino queríamos elaborar. Para terminar de definirlo hicimos durante un año numerosas catas a ciegas de vinos de todo el mundo. En todas estas catas, los vinos que más nos gustaban siempre tendían a un perfil muy similar. A partir de ahí comenzó la intensa búsqueda de viñedo durante otros dos años. Nos recorrimos en coche toda la provincia de Valladolid hasta encontrar los viñedos de los que nos enamoramos: de ahí que tengamos viñedos en Valbuena de Duero, Mucientes y Pedrosa del Rey, 3 zonas vitícolas diferentes (Ribera de Duero, Cigales y Toro) dentro de la misma provincia.

Verema: Ignacio, los inicios son siempre duros y vosotros me habéis sorprendido porque desde el primer momento habéis elegido la opción menos fácil, la que ofrecía más riesgos, como por ejemplo vuestra decisión de no ampararos en una denominación de origen reconocible como puede ser Rueda o Ribera del Duero, y salir como V.T. Castilla y León ¿Fue la localización del viñedo la causa principal o lo decidisteis para gozar de mayor libertad tanto en la viticultura (elección de variedades, etc.) como en la elaboración?

Ignacio:
La decisión de no acogernos a ninguna denominación de origen específica se debe a que desde un principio la esencia del proyecto lo hacía incompatible. Buscábamos viñedos de diferentes zonas, con diferentes suelos, clima, etc. Tampoco queríamos una restricción en cuanto a variedades de uva, como puede ser nuestra viognier.

En definitiva, queríamos gozar de la mayor libertad posible para construir un proyecto vitivinícola de calidad a nuestro antojo.

Entrevista a Martina e Ignacio Prieto Pariente

Verema: Martina ¿cuál fue tu criterio para elegir las viñas con las que elaboráis vuestros vinos ¿la edad de la viña, el tipo de suelo, la variedad/es? De paso explícanos dónde se encuentran y las características más singulares tanto de los suelos como del viñedo.

Martina:
Todos los factores han influido en la elección de las viñas: edad, suelo, variedad y por supuesto disponibilidad. Buscábamos viñas viejas y características de nuestra región. Además buscábamos las variedades de tempranillo y garnacha, de diferentes zonas y suelos.

Tenemos viñedos de tempranillo y garnacha en Pedrosa del Rey, planteados en el año 1955, donde los suelos son de sedimentos de areniscas, arcillas y pudingas calizas pliocénicas. En Mucientes tenemos la variedad de tempranillo del año 1941, y una pequeña viña de cabernet sauvignon situado en el Valle de Salgüeros, cuya plantación data del año 1950. Los suelos aquí son de arenas, calizas y gredas vesíferas. En Valbuena de Duero tenemos la variedad tempranillo cuyo año de plantación es de 1945, y los suelos son de capas de arenas limosas o arcillosas.

Finalmente tenemos una pequeña viña de viognier localizada en La Seca. La encontramos de casualidad y aunque es variedad de uva blanca, decidimos incluirla en nuestro proyecto. Esta viña es la más joven, del año 1999, pero con un rendimiento bajo de 4500 kg/ha. Los suelos aquí son de tierras pardas y pedregosas, ricas en calcio y magnesio.

Verema: Ignacio ¿por qué elegís el nombre Prieto Pariente y qué significan los dos lobeznos del logo?

Ignacio:
Siendo un proyecto tan personal, de dos hermanos, queríamos poner nombre a nuestra bodega siguiendo las raíces familiares, y elegimos Prieto Pariente, nuestros apellidos. La idea de incluir dos lobeznos tiene su origen en el escudo familiar del apellido Prieto. En él aparecen dos lobos.

Decidimos incluir los dos lobeznos jugando, que a la vez representasen a los dos hermanos en un proyecto joven y fresco.

Verema: Martina ¿habéis recibido asesoramiento externo? ¿Qué papel ha jugado vuestra familia una vez iniciada vuestra andadura independiente?

Entrevista a Martina e Ignacio Prieto ParienteMartina:
Oriol Illa nos ha ayudado como asesor externo. Nuestros padres también han estado detrás en todo momento, aconsejándonos cuando lo necesitábamos.

Verema: Ignacio, cuando presentasteis la primera añada en el mercado, el apellido Pariente ¿fue un elemento favorecedor o supuso algún tipo de escollo o freno?

Ignacio:
No cabe duda de que tener el apellido Pariente siempre te abre más puertas, por lo que sólo puedo decir que ha sido favorecedor. Sin embargo, a nosotros nos ha supuesto una presión añadida (en sentido positivo por supuesto) porque no se podía bajar el listón. Y tanto mi hermana como yo estamos muy orgullosos de este nuevo proyecto y de la primera añada (que siempre es la más complicada).

El apellido Pariente nos ha supuesto una presión añadida (en sentido positivo por supuesto) porque no se podía bajar el listón.

Verema: Martina ¿cómo definiríais vuestros vinos? ¿Comparten alguna característica común? ¿Me puedes hablar un poco de cada uno de ellos?

Martina:
Definiría nuestros vinos como vinos frescos, elegantes y complejos, con volumen pero sin excesiva concentración.

Creo que todos ellos comparten la elegancia y fluidez.

Los vinos se caracterizan por mezclar la diversidad vitícola de nuestra zona, la expresión de la tierra, el clima y las raíces. También tienen en común la forma de elaboración: vendimia manual, selección grano a grano, vinificación por parcelas...

El primer vino se llama El Origen de Prieto Pariente. Su nombre responde a que éste fue exactamente el vino que teníamos en mente elaborar cuando nos propusimos iniciar este proyecto. Está elaborado con un 75% de tempranillo, 20% de garnacha y un 5% de cabernet sauvignon. Realizamos una crianza de 18 meses en barrica.

Su nombre responde a que éste fue exactamente el vino que teníamos en mente elaborar.

Seguimos el modelo bordelés a la hora de elaborar los vinos, lo que consideramos mejor se destina a El Origen y el resto a Prieto Pariente. Las variedades de uva son casi iguales, aunque para El Origen añadimos una pequeña porcentaje de cabernet sauvignon (5%) para mejorar la acidez de forma natural y la variedad tempranillo es la dominante frente a la garnacha (75% vs. 20%). También los meses de crianza en barrica varia, para El Origen hacemos una crianza de 18 meses en barricas de roble francés, y el Prieto Pariente tiene 11 meses de crianza.

Entrevista a Martina e Ignacio Prieto Pariente

En la elaboración de ambos vinos se realiza fermentación alcohólica espontánea con temperatura controlada en depósitos de acero inoxidable. Es una elaboración de precisión, hacemos doble discriminación positiva de las uvas (grano a grano), fermentación por separado, maloláctica en roble y crianza en barricas de roble francés.

Verema: Ignacio ¿cuántas añadas tenéis ya comercializadas? ¿Elaboráis todos los vinos todos los años?

Ignacio:
Sólo la primera añada, 2013, está en el mercado. Prieto Pariente 2013, El Origen 2013 y Viognier 2014. En abril saldrá la nueva añada de Prieto Pariente 2014 y Viognier 2015.

Verema: Martina, háblame de la viticultura que practicáis y de vuestra filosofía de elaboración. ¿Contáis con viña en propiedad? ¿Qué porcentaje?

Martina:
En cuanto a la viticultura, hemos tratado de seguir la práctica antigua en nuestra tierra: expresar el origen y las raíces. Llevamos a cabo una viticultura sostenible y muy respetuosa.

Aún no tenemos viñedo en propiedad, ¡cuesta mucho!, pero tenemos viñedos arrendados. Además estamos encantados con nuestros viticultores, siguen absolutamente todas las pautas que marcamos, esa era condición sine qua non para incluir el viñedo en el proyecto.

Verema: Ignacio, ¿Sois sólo vosotros dos los únicos hermanos? Si tenéis otros ¿a qué se dedican? ¿Es fácil o difícil trabajar entre hermanos?

Ignacio:
Sólo somos dos. Somos muy exigentes el uno con el otro, y siendo hermanos siempre podemos ser 100 % honestos. Además tenemos la gran suerte de que somos muy complementarios profesionalmente. A mi hermana le apasiona la enología y la parte técnica de la bodega; a mí por otro lado me encanta la parte de negocio (comercial, gestión). Esto facilita mucho el trabajo porque ambos confiamos totalmente en las capacidades del otro. Lo difícil a veces es separar el trabajo y el ocio... Nuestras comidas de domingo siempre acaban como reuniones de trabajo... pero a esto estamos acostumbrados desde niños. Pero nos apasiona y nos encanta nuestro trabajo, así es nuestro estilo de vida.

Entrevista a Martina e Ignacio Prieto Pariente

Verema: Martina ¿ha cambiado en algo el perfil de vuestros vinos desde las primeras añadas? Si la respuesta es afirmativa ¿en qué y por qué?

Martina:
Nuestra primera añada en Prieto Pariente fue la de 2013. Ahora en abril saldrá la nueva añada de 2014 de Prieto Pariente y del Viognier, y El Origen 2014 en octubre.. El perfil de vino no ha cambiado, pero sí que notamos una mejoría evidente desde la primera añada. Vamos aprendiendo mucho y mejorando en todo el proceso: decisiones de campo, la técnica,la elaboración.... Al final la experiencia es un grado, jeje.

Verema: Ignacio ¿cómo han sido recibidos vuestros vinos por la crítica especializada? ¿Cómo los ha aceptado el mercado?

Ignacio:
En general la acogida ha sido muy buena tanto por prescriptores y crítica como por el consumidor final. La primera añada siempre es más difícil porque nadie te conoce, tienes que explicar bien el proyecto, convencer a la gente para que caten tus vinos... Pero estamos muy orgullosos de nuestro proyecto y de hacia dónde se dirige. Y por supuesto aceptamos las críticas constructivas con el ánimo de seguir mejorando día a día.

Verema: Martina ¿cuál crees que es el factor que diferencia a vuestros vinos de otros elaborados en la misma zona?

Martina:
Fundamentalmente nos diferenciamos en el perfil de vino, más fluido, fresco, menor concentración. También el cupaje es muy diferente a lo que se encuentra en nuestra zona. Y finalmente la variedad de viñedo de la que proviene el vino, 3 zonas vitícolas distintas dentro una misma provincia.

Verema: Ignacio ¿qué retos os habéis planteado para el futuro? ¿Cuáles son vuestros objetivos a corto, medio y largo plazo?

Ignacio:
Nuestro objetivo primordial es consolidar este proyecto, seguir mejorando en la calidad y que nuestros vinos den mucho de qué hablar. Queremos seguir creciendo de forma muy sostenida con el objetivo de ir posicionando la marca Prieto Pariente en el mapa vinícola nacional. Además, seguimos investigando con el fin de sacar nuevos vinos dentro de este proyecto....pero eso será más adelante.

Nuestro objetivo primordial es consolidar este proyecto, seguir mejorando en la calidad y que nuestros vinos den mucho de qué hablar.

Verema: Martina ¿cómo es el vino que todavía no has hecho pero con el que sueñas?

Martina:
Pues se trata del vino que lidere la gama. Será un vino de producción muy limitada, sólo elaborado en aquellos años en que la calidad de la uva sea excepcional. Y estoy segura de que seguirá la filosofía de vinos de Prieto Pariente, fluido, con gran volumen pero sin una concentración excesiva. Aunque creo que cada vez que elaboro un vino, me aparece otro vino soñado....es un no parar.

El vino con el que sueño liderará la gama, será de producción muy limitada y sólo elaborado en aquellos años en que la calidad de la uva sea excepcional.

Nos despedimos de Martina y de Ignacio convencidos de la honestidad de su proyecto y de su extraordinario potencial. Les seguiremos la pista.

Entrevista a Martina e Ignacio Prieto Pariente

 

  1. #1

    José Gabaldón

    Bonito proyecto, no tardaré en probarlos.
    Preciosa la foto que tienen ambos bajo una cepa, quizás el principio de toda una vida de lucha y satisfacciónes por algo que a todos nos apasiona, " el vino". Que tengáis mucha suerte.
    Mara, estupenda aportación, un saludo.

  2. #2

    Mara Funes

    en respuesta a José Gabaldón
    Ver mensaje de José Gabaldón

    Es que a esto sí se le puede llamar llevar el vino en el ADN José. Yo también les deseo mucha suerte pero estoy convencida de que la suerte favorece a quien trabaja duro y cree en su trabajo, por lo que no me queda la menor duda de que la tendrán.
    Gracias! Un saludo,


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar