Gota a gota en Verema

Introspección vínica del 2009

Dando un ligero repaso de todo lo que bebí durante el 2009, me he quedado con un puñado de vinos que merece la pena volver a comentar, por lo menos para mí, como un ejercicio necesario para futuras compras. Aunque habrá unos cuantos que no creo encontrar de manera tan fácil como cuando llegaron a mis manos; es el caso del Haut Brion 1964. Los vinos que permanecen en el paladar y en la memoria no necesitan libreta de notas, la "libreta de notas" para mí es algo intangible, cuando me refiero a ella puedo estar hablando de mi escasa memoria, de una servilleta o de un pedazo de papel arrugado, eso no importa, es algo transitorio mientras llego a casa y pongo mis anotaciones a salvo del cesto de la basura. Debo reconocer que el tiempo me ha hecho menos cuidadoso y poco estricto. Al principio tomaba nota de todo lo que bebía, aunque mis notas eran aún más aburridas que ahora, les faltaba algo de sal y pimienta, el tiempo también me ha hecho ver las notas de cata como una crónica de todos aquellos detalles que rodean esa copa de vino, no sólo los colores, el aroma o el sabor, sino la circunstancia misma. Así que sin mirar "la libreta"...
Recuerdo aquel Mogor Badan 1998, decorchado en un maratón organizado por el dueño de un restaurante de cortes argentinos para sus amigos, no lo conocía pero fui invitado por uno de ellos. En esa ocasión se descorcharon varios vinos y éste junto con un Caballo Loco No. ??? no sé si fue el 8, pero lo que sí sé es que fueron los dos mejores. Creo que también estuve influido por las bajas espectativas que tenía de estos vinos, pero para ser franco me gustaron mucho, no como para comprar una caja, pero sí para repetir. Su precio...no me enteré gracias a la generosidad del anfitrión.

Clos de La Barre 99 de Drouhin, sigue siendo de mis borgoñas favoritos. Parafraseando a Hugh Johnson: "Puño de hierro con guante de seda". Aunque tengo la tarea pendiente de probar nuevos viñedos y productores como: Coche Dury, Ramonet, Anne Gros, Faiveley y lo que pueda caer de Romanee Conti. Por qué no. Aunque ya cayó un Romanee St. Vivant 1994, no este año, hace ya algún tiempo. Pero no cierro las puertas a la mejor los Reyes Magos me escuchan.

Drappier Zero Dosage, este pinot noir pálido es de mis favoritos, para comprar una caja. Otro espumoso que me viene a la mente es el Billecart-Salmon Brut Blanc de Blancs 1998. Un vino aún muy joven, de excelente burbuja y complejidad, aunque yo apostaría que puede mejorar en botella.

Me gusta encontrar variedades nuevas, como aquel Pian del Bichi 2008, de la Maremma en la Toscana, vinificado con Vermentino, un vino muy sabroso de excelente acidez, cítrico y con un fondo herbáceo delicioso. Grecanico, una uva aún desconocida para mí hasta hace una semana. Aquella copita de La Segreta 2007, la disfrute como pocos.
Y qué decir de aquellas exquisiteces jerezanas, con el Oloroso y el Palo Cortado, de la bodega Fernando de Castilla. Dos grandes vinos que por fortuna ya se encuentran por estas latitudes. Una uva que desde hace mucho no disfrutaba tanto, como varietal, me refiero a la cabernet franc, y aquel Marc Brédif 2006 de Chinon, que me hizo volver a poner los ojos en estos exquisitos tintos del Valle del Loira.
Hablando de valles, el de Beka no se queda atrás, Chateau Musar 2000, un vino seductor con todos los encantos de una visita a un mercado libanés.

[]Quiero cerrar esta entrada con un vino muy especial, que perdurará en mi memoria el resto de mi vida. Haut Brion, siempre ha gozado de una excelente reputación, pero cuando se trata de una botella magnum añada 1964, guardada por varios años en mi cava y compartida en un día especial con mis amigos y mi esposa, todo se transforma en algo mágico. Espero probar más vinos de esta añada, pero éste será inolvidable.
Seguramente han quedado muchos vinos en la libreta, pero tampoco se trata de hacer una larga lista, simplemente son los que más recuerdo.
Mis propósitos para este año no son tan elevados como los que he escuhado y leído de algunos amigos, simplemente seguir haciendo lo que más me gusta, acompañado de mi familia y gozando de salud.
Que todos sus proyectos se cumplan y gocen de buena salud. ¡Bienvenido el 2010!

  1. #1

    doctortjk

    Cuando abres un viejo amigo como ese vino del año, te queda una experiencia organoleptica que jamas desaparece en el paladar. No cabe duda, queda impreso en lo mas profundo de nuestro cerebro.

    Por cierto estimado Benja, ya te andabas quedando sin amigo en Tijuana, yo celebre el año Nuevo en el departamento de Urgencias de mi hospital, pero como paciente. Tuve una reaccion alergica aguda a una hamburguesa en San Diego. Llegue de puro milagro :)

    Saludos y feliz Año amigo...

  2. #2

    BenjaminBerjon

    Mi querido Valente:

    Mira bien lo que te metes a la boca, ¿estaba en mal estado?. Qué bueno que ya estás bien y sólo fue un susto.

    Un abrazo

  3. #3

    doctortjk

    Para nada! no fue una intoxicacion bacteriana, fue una reaccion alergica, como la picadura de una abeja o a la penicilina. Seguramente algun aditivo, o sospecho de algun aceite extraño (Palma, coco, etc) que esten utilizando por barato para su elaboracion.

    Lo bueno es que esa noche me di cuenta que no soy alergico al atun, al escolar (un pez muy bueno de la region), al lechon, al faisan y al pato, que servimos en mi cena de cumpleaños el sabado, junto con un magnifico Borgoña que luego te platico todo el pedigree (todo con autorizacion de mi medico tratante)

    Un abrazo estimado Benja...

  4. #4

    Smiorgan

    Buena lista, Benjamín.
    De todo lo que comentas, desgraciadamente no he probado nada. Sí que no hace mucho cené con un Billecart Salmon Brut Reserve que me gusto bastante.
    Saludos.

  5. #5

    BenjaminBerjon

    Nunca es tarde, por otro lado todavía hay muchos vinos que descubrir que valen la pena a buenos precios, aunque cada vez veo más vinos chilenos de alrededor de 10 dólares, que ni fu ni fa. Yo esperaría que llegara más de Champagne, Loira, Ródano y algunas cositas de Italia. De España no me puedo quejar de la variedad, pero sí del precio, aunque ya sé que los que ponen los precios al final son los ganones. :-(

    Saludos


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar