Gota a gota en Verema

De vuelta a la Syrah

Siguiendo los pasos de la Syrah o Shiraz, esta noche están dispuestos seis ejemplares, algunos varietales y otros con mezcla de alguna otra uva. Pero antes comenzamos los puntuales con un espumoso que dejó una grata impresión a todos. Se trata de Orlandi semi seco, Blanc de Blancs, vinificado con trebbiano y chenin blanc. Un espumoso de Querétaro (México) de Viñedos la Redonda, agradable, refrescante, con una nariz a miel, notas de frutos secos y algos de cítricos; toronja blanca, en boca se nota el azúcar residual sin llegar a empalagar gracias a su acidez, si bien discreta sirve, para equilibrar el conjunto en boca. Un vino que por su precio, algo más de 7 euros, guarda una excelente relación calidad-precio.

El primer tinto fue Emiliana Reserva Especial 2002. Muchos tostados, fruta negra, de buena entrada y paso por boca. Repetible.

Las Moras Cabernet Sauvignon Shiraz 2011. Mudo al principio, costándole un poco abrirse, para dar fruta negra en sazón; zarzamora, cereza, de entrada amplia, buena acidez y tanino presente, sin lastimar la lengua.

Nerola 2010, de Miguel Torres, un syrah con garnacha de "organic farming" ¿será cultivo orgánico...? Nariz aromática a moras y frambuesas, de tanino casi dulce y un fondo mineral, hay quienes advierten un parecido con el anterior... Nada que pueda diferenciarlo de los demás. Si es que tiene que haber diferencia con la agricultura orgánica.

Ópalo Syrah 2006, con la leyenda bajo la añada de;  "No usamos madera",  es un vino argentino de Bodega y Viñedos Mauricio Lorca que desató controversia, ya que muchos advirtieron buena cantidad de madera, traducida en teninos. Aunque no entendería por qué insisten en que no usan madera, de no ser porque ven esta forma de vinificar como algo deseable, y el uso de la madera como algo "nocivo". Huele a violetas, falta acidez, de final amargo. Repetible.

Lorca Poético 2006, difícil de leer la añada con la etiqueta morada muy garigoleada. Por cierto para mis amigos españoles, garigolear es un mexicanismo que no aparece en el diccionario de la RAE, pero que quiere decir ‘adornar profusamente’.Dicho esto se trata de otro vino de la misma bodega que el anterior. Huele al principio a maple, más madera y ciruela pasa, signos inequívocos de sobre-extracción y maduración. Doce meses en roble francés (90%) y roble americano (10%). 95% syrah y el resto cabernet sauvignon. Mi pregunta es cuánto duró la maceración...

El último es un español, de los Montes de Toledo,  Vallegarcía Syrah 2004. Notas de aceituna negra, fruta negra y una arista de alcohol. De paso firme en boca aunque al final se va muy rápido. No ha gustado mucho, domina el alcohol. Algo desequilibrado. ¿Será una mala guarda...?  


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar