Francesa por España

Escapada de vinos y molinos en Castilla la Mancha

El pasado puente hicimos una salida por tierras de Don Quijote.

Salimos desde Madrid y fuimos a Belmonte, Mota del Cuervo, Alcazar de San Juan, Campo de Criptana y Consuegra.

Visitamos 3 bodegas: Finca Antigua,  Montreaga y Bodegas castiblanque.

Me ha parecido una escapada muy interesante y lo hemos pasado muy bien. Se come bien, hay cultura y también naturaleza. La figura de Don Quijote está presente en muchos puntos y lugares, con estatuas, señales, carteles….

La primera noche hicimos parada en Belmonte, pero antes de llegar paramos en bodegas Finca Antigua. Se trata de una bodega que pertenece al grupo Martínez Bujanda, de Rioja. La bodega de Finca Antigua sorprende por su modernidad. Para llegar a la bodega hay que recorrer una bonita carretera, pequeña, que pasa por un pequeño bosque y también cerca de viñedos.

La bodega es un poco futurista.  A mi me pareció bonita pero demasiado moderna. En el grupo que íbamos ha habido comentarios diferentes. A algunos les gustó mucho a otros no tanto. Los vinos de la bodega son correctos, bien elaborados.

Fuimos después al Castillo de Belmonte. El castillo se encuentra en el alto de Belmonte y su muralla desciende hasta el pueblo. El lugar es muy bueno para protección. El interior del castillo está muy decorado y la visita es interesante, pero lo más impactante es la silueta del castillo desde el exterior. Para mi las mejores vistas son desde la misma plaza de Belmonte. El castillo parece que observa a la gente del pueblo,  protector, pero también un poco amenazante.

Comimos en Belmonte en el Hotel Palacio de los infantes. La comida estuvo bien, y era parte de la escapada en Belmonte que contratamos. Este hotel tiene también spa, y está bien para descansar después de dar un paseo largo por los alrededores de Belmonte. Hay unos pequeños molinos que se ven desde el castillo. Al verlos nos pusimos muy contentos, porque eran los primeros molinos que veíamos, pero al día siguiente nos dimos cuenta que no eran “los verdaderos”.

armadura Castillo Belmonte, Castilla la Mancha

El siguiente día de escapada en Castilla la Mancha fuimos a Mota del Cuervo y allí si que vimos molinos como los que se piensa al pensar en Don Qujote. Grandes, sobre todo uno de ellos, blancos y bien cuidados. Están en lo alto de Mota del Cuervo. En Mota del Cuervo nos comentaron que los molinos en la Mancha se deben a la influencia de gente de Holanda.

molinos en Belmonte desde el Castillo, Castilla la Mancha

Este día fuimos a Bodegas Montreaga. La bodega está entre Belmonte y Mota del Cuervo. Es más tradicional que Finca Antigua, con una arquitectura en piedra típica de la zona.  Los vinos están muy bien elaborados y la visita fue muy interesante. En ambas bodegas me sorprendió la limpieza de la instalaciones.

bodega en Castilla la Mancha

También el precio de los vinos.  Cuando uno ve vinos en el supermercado se fija en el precio y al compararlos entre sí parece que el precio es normal. Pero cuando estás en la bodega y se observa la inversión necesaria para la bodega y su mantenimiento, entonces el precio de los vinos parece más bajo en comparación.

vinos castilla la Mancha

depositos elaboracion Castilla la Mancha

Ese día hicimos una excursión a la zona de las lagunas que hay entre Pedro Muñoz y las Mesas. El paisaje es muy bonito y había algunas garzas y gente para en miradores de Pájaros. Me comentaron que no son las lagunas más bonitas ni las que tienen más vida de la Mancha, pero a pesar de eso vale la pena hacer el recorrido.Os pongo aquí una de mis fotos favoritas, de los molinos de Mota del Cuervo con una estatua en metal de Don Quijote

Don Quijote en Mota del Cuervo, Castilla la Mancha

Esa noche dormimos en Alcazar de San Juan. El hotel tenía menos encanto que el de Belmonte, pero Alcanzar está muy cerca de Campo de Criptana, que es donde queríamos ir al día siguiente.

En Alcazar hay unos molinos y un viento enorme! Están a las afuera de la ciudad y también, como ya he visto es lo normal, en un alto. No son los más bonitos de los que vimos en esta escapada en Castilla la Mancha, pero están bien.

Al día siguiente hicimos la visita en Bodegas Castiblanque. Los pueblos de Castilla la Mancha de esta zona pintan la base de sus construcciones de azul, y el resto de blanco para evitar el calor. El color azul dota de algo especial a las casas, y lo hace muy bonito. Pero es una pena que en algunos pueblos hay edificios muy feos que contrastan con las bonitas casas de piedra o con las que están pintadas de blanco y azul.

bodega en Campo de criptana, Castilla la Mancha

Bodegas Castiblanque está pintada de blanco y azul. La visita fue muy interesante, si bien había bastante gente. El señor que nos hizo la visita fue muy simpático y con pasión por sus vinos. Muy buenos todos los que probamos, sobre todo Ilex tinto.  Fuimos luego a comer al lado de los molinos de campo de Criptana, que son muy famosos. Comimos en una cueva donde antes viviía gente. Un sitio muy especial. Se llama Cueva la Martina. La comida bien, de la zona, con platos de caza, migas y pisto. La recordaré, más por el sitio que la comida. Estoy de acuerdo con estos comentarios en Verema

restaurante en Campo criptana, Castilla la Mancha

Ya de regreso hicimos parada en los molinos de Consuegra. Son especiales porque están situados junto a un antiguo castillo y están en fila. El lugar tiene mucha magia, pero Consuegra no me pareció especialmente bonita.

Molinos de Consuegra en Campo de Criptana

Acabó así nuestra escapada en Castilla la Mancha. Muy recomendable pues la zona es bonita, tiene mucha cultura, arquitectura, naturaleza, buena comida y vinos de mucha calidad… sin olvidarnos del quedo.  Ahora entiendo mucho mejor toda la historia de los gigantes del Quijote. Es cierto que los de Consuegra, al verlos en el horizonte, bien podrían parecer gigantes. Una pena que no estuvieran funcionando y con sus aspas dando vueltas.

Nos hemos dejado muchas cosas por ver en la zona. Esto es siempre bueno, pues habrá que hacer otra escapada por la Mancha para conocer las Lagunas, las Tablas de Daimiel, los ajos de las Pedroñeras, Almagro… al parecer hay mucho y bueno por ver y disfrutar. La web de Turismo Castilla la Mancha tiene buenas ideas (pero está un poco mal organizada para mi gusto)

  1. #1

    T.Benitez

    Una gran ruta aunque es un delito no desviarte una horita a Almagro para probar y comprar las famosas berenjenas,ja ja ja,el mundo del vino en el fondo es algo quijotesco.

  2. #2

    Frenchie

    en respuesta a T.Benitez
    Ver mensaje de T.Benitez

    Claro que sí, toda la razón. Lo pensamos pero al final entre incluir Almagro o postponerlo para un futuro viaje, mejor hacer lo segundo. Apetece ir a ver esa Plaza y el Corral de las Comedias.... pero hay que dejar algo por ver siempre para hacer otro viaje!

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar