Salon blanc de blancs 1983
Champagne Salon blanc de blancs 1983
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
Francia
Tipo de Vino:
Espumoso
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
12,50%
Varietales:
100% chardonnay, viñedo en Le Mesnil-sur-Oger
Precio aproximado
Precio Aprox:
Más de 100 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.7
/
99
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
5,0
Opiniones de Salon blanc de blancs
OPINIONES
2

Botella mágnum.
Color dorado, burbuja muy fina, de lenta ascensión.
La nariz es de buena intensidad, no parece ser tan mayor, notas frescas de jazmín, rosas, manzana, acompañadas de mantequilla, frutos secos, notas oxidativas, minerales, pan fresco, recuerdos a fruta dulce, almíbar y un sin fin de sensaciones que, sin embargo, transmiten una nariz conjuntada, redonda, mezcla de frescura y años de reposo y evolución.
En boca tiene buena entrada, delicado, redondo, amplio, excelente acidez que vertebra un cuerpo lleno de percepciones, carbónico integrado absolutamente, frescura acompañada de madurez, elegante, el equilibrio en un vino. Final largo, muy largo, al que siguen aromas complejos que serán eternos en mi memoria.
Cuando probé este Champagne me dí cuenta de el sentido que tenía tantos años de pasión por el vino, de catar, de probar, de aprender, todo ello me permitió apreciar, desde mi modesta posición de aficionado, un producto único y extraordinario. Gracias a quienes lo hicieron posible. Emocionado.

Catado en formato mágnum.

Dorado intenso brillante, burbuja fina y escasa.

Buena intensidad en nariz, abierto y limpio, sorprendiendo en un inicio por su juventud y carácter primario. Notas de flor seca, frutas blancas maduras, ahumados, marcadas trazas minerales. Con el aire va comenzando el espectáculo aromático y salen trazas de autolisis, tierra mojada, setas, frutos secos, especias y mantequillas, mostrando un perfecto balance entre frescura y oxidación.

En boca es una maravilla, largo, armónico, redondo, envolvente, un vino grande de verdad. Enorme acidez y frescura, fuerza en el paso manteniendo siempre la tensión y mostrando un gran balance en el final, dejando sensaciones de frutas maduras, frutos secos y tonos minerales, con una larga persistencia y un carbónico perfectamente integrado.

Teóricamente el 83 no fue una añada destacable en su década, quedando relegada por otras como el 82, 85 u 88. Pero si Salon sacó su vino fue por algo. Casi 30 años después comienza a vivir y a mostrar todo lo que lleva dentro, algo que se magnifica en mágnum, que en este tipo de vinos vale mucho más que dos botellas. La grandeza de estos vinos comienza cuando alcanzan la treintena. Y este igual hasta nos entierra. La grandeza del mejor Champagne.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar