Opiniones de Habla nº 6
OPINIONES
12

Capa alta con ribetes rojo intenso.
En nariz se aprecia claramente la pimienta,la fruta algo confitada.
En boca taninos finos,goloso con fondo mineral y trago largo.
Comprado en supermercado en oferta.

Un vino joven, de capa alta y ribete violáceo, muy opaco, con lágrima de caída lenta, pero lo he encontrado con alguna arista pendiente de pulir ya que su acidez se hace notar, algo falto de equilibrio pero a la vez elegante, sabroso, muy frutal, con agradable vigorosidad, buen recorrido y con un sutil toque de madera final.
Nariz de buena intensidad donde se aprecia buena carga frutal como grosellas, cerezas y moras maduras, entrelazadas con confitura de ciruelas, notas de pimienta, regaliz negra, apunte de licor, con madera presente, chocolate negro, tostados y un fondo mineralizado.
Un vino que se disfruta actualmente pero interesante para seguir su evolución.

Por circunstancias, lo volví a probar.
El vino sigue muy maduro, con notas a caramelo en nariz, hasta dulce. Los aromas de maderas muy buenas, toffees, tostados, cacao, siguen estando muy presentes. No creo que la fruta pueda con ellas ya nunca.
Siguen apareciendo aromas lácteos como a yoghurt.
El boca es largo, pero no tanto, y sin duda algo falto de estructura. El tanino deja la boca limpia, pero recuerda más a la madera que a la uva. La madera está predominante también en la boca.
El vino es correcto, pero sigue sin aportar nada especial.

Otra botella degustada, poca variacion desde la ultima, hoy tomada con mas calma he podido saborear mas la fruta, encontrando la mora que reza en la capsula.
La nariz me sigue pareciendo buena, con intensidad y buena paleta aromatica, en boca es sabroso y de trago lleno.

VISTA: Amoratado vestido de cobertura alta.
NARIZ: Potente. Poderoso. Frutal. Muchos lácteos al inicio. Buenos matices de cerezas y moras. Hay notas de grosella. Recuerdos de plastenina, tierra y fijador de ceras. Tiza. Una punta de manzana caramelizada.
BOCA: Abrupto, casi excesivo. Aunque a mi me encanta sentir esta fuerza en la boca. Recuerdos de cerezas y yeso.

Caldo poderoso y con personalidad. Podríamos pedir mayor elegancia y sedocidad, pero no es para aquellos a quien guste la coca-cola. Ademàs, esa estructura de fruta y ese esqueleto lleno de nervio tiene una persistencia digna de las mejores creaciones. Presentación sobria y original que seduce. Sobre los 25 leuros.

Impresionante sensación frutal, vivo , seco, madera integrada, sotobosque, magnífica expresión de fruta negra compotada, equilibrada. Boca carnosa, elegante, impactante, volumen, largo, delicioso.

Ahora mismo habla mas de sus terciarios que de primarios, con todo tipo de tostados, chocolates y cafetales.Tambien se unen interesantes aromas de pimienta negra, la nariz muy resultona.

En boca es de trago facil y sabroso, tiene calidez merced a unos taninos algo marcados aun, aunque aguantara un tiempo mas en botella, actualmente es disfrurable, en boca deja mas huella la fruta con una mermelada de mora bien definida, quiza algo mas de acidez se agradeceria, sobre todo para contrarestar un poco tanta sabrosidad.

Suave, su dialogo empieza con lentitud, necesita mimo para mostrarnos notas terciarias de torrefactos y carboncilla sobre tinta China, sin intensidades elevadas, con elegancia.

La fruta esta presente en tonos negros de moras y ciruelas. Con la oxigenación, el vino evoluciona en copa hacia ricos tostados y notas de chocolates.

En boca continúa la línea de Habla del Silencio 2009, con la acidez un tanto descompensada y que nos solicita guarda.

Cata de Bodegas Habla en Dom Vinos

El vino se presenta madurito, donde predominan los aromas de maderas muy buenas, toffees, tostados, cacao. Tiene alguna nota como a ¿marisco?
También salen aromas lácteos como a yoghurt.
El boca es largo, pero parece algo falto de estructura. El tanino deja la boca limpia, pero recuerda más a la madera que a la uva. Sí, la madera también está presente en la boca.
El vino es correcto, de corte moderno, pero nada nuevo bajo el sol... no aporta nada especial.

Un tinto exclusivo de syrah, acompañado de una buena propuesta visual y de contexto en marketing. Que irrumpió con fuerza en Extremadura.

Como antesala al nº 7 donde intervienen otros actores (Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot) se presenta un tinto repleto de fruta roja con aporte floral y especiado, sabroso en boca, buen volumen y estructura tánica aún por domar.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar