1500H Coupage 2007

Vino 1500H Coupage 2007

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,3
Calidad-precio:
7,0

Bodega: Pago del Vicario
D.O./Zona: Almería
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Pinot Noir.
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Las uvas proceden de un viñedo situado a 1.500 metros de altitud de la Sierra de Gádor, pegado al Parque Natural de Sierra Nevada, entorno privilegiado y exclusivo que se encuentra ubicado en la localidad de Fondón, en la Alpujarra Almeriense. La añada 2007 se caracterizó por ser de primavera lluviosa y larga y el verano por tener temperaturas suaves, que permitieron alargar el ciclo de maduración hasta primeros de Octubre, consiguiendo una gran frutosidad y complejidad en el vino. El 2007 fue un año fresco en Almería, con integral térmica baja, y con un régimen pluviométrico más elevado. Las primaveras frescas y húmedas, y los veranos poco calurosos de esta región permiten ciclos vegetativos más largos. 1500H 2007 ha sido criado 12 meses con 2 meses de batonnage sobre su lías en barricas francesas. Vino procedente de una producción limitada de 26.405 botellas.

Varietales: Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Pinot Noir.

Consumo: Recomendable consumirlo de 16 a 17ºC. Se recomienda decantar una hora antes de servir.

10 Opiniones de 1500H Coupage

Es de color rojo picota con algún guiño hacia los tonos tejas.
En nariz destaca una fruta negra muy compotada, armonizada con notas minerales oscuras (grafito, pizarra), hoja de tabaco, pimienta blanca y matices de aceituna verde. Complejo y equilibrado.
La boca es intensamente fresca y en ella predomina un tanino vegetal muy marcado pero no molesto. Es largo y liviano dejando en postgusto un trazo de ralladura de chocolate amargo.
Un curioso vino almeriense procedente de viñedos plantados a 1500 metros de altura muy recomendable para acompañar una amplia variedad de platos, desde la caza menor hasta una buena carne a la plancha.

Botella borgoñona (nº 598 de 26.405) de vidrio muy grueso, de cierto peso y relativamente buena "barriga".

Etiquetado moderno que da información suficiente y que resulta interesante.

Corcho natural de muy buena calidad, largo y grueso pensado para guarda. Apenas está un par de milímetros manchado en vino rojo granatoso oscuro por su interior (y sólo por algunas zonas).

Abierto hora y media antes de la nota de cata.

Visual: rojo picota acerezado de buena capa, limpio, brillante, con ribete cereza-granate-transparente con ligeros destellos teja; buena lágrima, tampoco excesivamente abundante que se desliza relativamente ancha y rápidamente por la copa. No parece muy evolucionado para tener ya 9 años.

Nariz: fruta negra y roja no excesivamente maduras (se ven todavía con frescura), eucalipto, notables notas vegetales, regaliz, especiados, buenos tostados, maderas finas, laurel, tabaco rubio, clavo, mentolado-balsámicos muy potentes, algo de ligero bombón de licor (toffee), algo de tierra húmeda, sotobosque, herbáceos y ligero chocolate. Una nariz muy muy fresca, frutal y balsámica adornada, en segundo plano, con un buen fondo de fina madera francesa.

Boca: ataque frutal, ligeramente tánico (tanino con nervio), con muy buena acidez, fresco, muy fresco inesperadamente para un vino con 9 años ya, es un vino muy seco, de buena densidad (+), buena estructura (+), dotado de buen cuerpo y hechuras pero que, a la vez, entra bastante vertical y luego termina ampliándose al final sin llegar a ser un vino demasiado amplio.
Taninos sabrosos y bastante dulzones ya pero, a la vez, todavía con ligeros verdores y astringencias (parece que haya incluso algo de pepita y raspón por ahí) pero que no desagrada en absoluto.
En cualquier caso, se nota que el vino es equilibrado, que está muy bien integrado y está en óptimo momento de consumo pero que, incluso, tiene bastante margen aún de pulido en botella (de al menos 2-3 años más), pues no está nada evolucionado en boca para su edad. El final es bastante largo, frutal, balsámico, ligeramente astringente aún en mucosas y con eucaliptos y mentolados (junto algo de toffee) en retrogusto y retronasal que lo rematan estupendamente bien.

Estupendo vino, muy peculiar pero agradable a la vez. No lo veo para tomarlo muy caliente (podría aumentar la licorosidad) pero tampoco muy frío (el tanino se haría aún demasiado presente). Creo que su temperatura ideal de servicio ronda los 14-16ºC.

Muy bueno y peculiar vino de la Alpujarra almeriense, fresco y vivo, de probablemente el viñedo más alto de la España peninsular, de muy buena RCP (cuesta sobre 13€) y con bastante buena capacidad de envejecimiento potencial en botella.

Viejo conocido este vino. Lo tomé hace años, me sorprendió, y muy gratamente, esta nueva aventura de los hermanos Barco. Un viñedo que es el más alto de la península ibérica y que durante el invierno alpujarreño queda su acceso por carretera muy limitado debido a la nieve.
Botella nº 613. Está encerrado en un botella de diseño con cierta semejanza a las borgoñonas. Corcho de calidad y en muy buen estado. Está vestido con una etiqueta de diseño moderno.
A la vista en cuentro un vino de capa media alta, limpio y brillante, con un color rojo picota-rubí y al que en su menisto se comienzan a atisbar leves notas teja.Correcta lágrima que se desliza con pereza por la copa.
En nariz fruta roja y negra frescas con buena intensidad. Cerezas, arándanos, leves notas de su crianza en madera, entre otras francesa.
En boca esta domado, elegante, original, un vino con volumen, te llena plenamente la boca, equilibrado, taninos domados, madera de su crianza bién integrada, es balsámico, notas de mineralidad. Mantiene una elegante acidez que te invita beber y que le dará más años de vida. Muy grato paso de boca. Es un vino muy largo. Me da una permanencia de 3,15 minutos. Felicidades Familia Barco y Susana.

A la visita se presenta con un color picota, los ribetes granatosos, buena capa y también una buena lagrima.

En la nariz presenta una buena intensidad, con una mezcla de varios detalles, como balsámicos, fruta, tabaco y especiados.ç

En el paso por la boca resulta con cuerpo, con buena fruta y una acidez de buen nivel, los taninos suaves y una fase final agradable y de buena longitud.

En conjunto me ha gustado y me ha parecido interesante. El clima ha hecho su labor.

Uno de los vinos del último lote de Verema.
BOtella bonita, de aspecto recio, tipo borgoña.
Color en copa rojo picota de capa alta,con ribete discretamente anaranjado.
Intensidad media en nariz. Fruta madura, balsámicos y toque vegetal. No son los más habituales.
En boca textura agradable. Se nota la fruta, madura, y algún aroma floral-vegetal.
En general tiene un punto diferencial respecto a otros vinos, pero que a mí no me ha llegado a convencer.

A la vista presenta un color rojo granate con ribetes guinda evolucionados y capa media
En nariz presenta una intensidad aromática media-alta con aromas muy agradables de fruta madura en licor, especias, pimienta, comino y ciertas notas herbáceas aromáticas
En boca se vuelve a percibir la fruta compotada y licorosa, es un vino cálido, amplio con una acidez alta pero acertada, tiene estructura y un postgusto largo. También se perciben toques especiados interesantes.
Es un vino muy agradable de beber

Color rojo carmín de capa media-alta con ribete granate anaranjado, con presencia de sedimento en las paredes de la copa, acentuándose la cantidad a medida que la botella llegaba a su final. 
Nariz de media intensidad con presencia de aromas reductivos que han ido disminuyendo pero sin desaparecer del todo. En su trasfondo muestras aromas de fruta roja, cedro, pimienta y hierbas aromáticas. En algún momento han aparecido aromas a cuero para luego desaparecer. 
En boca es fresco, muestra la fruta roja, cerezas en licor sin predominar, no anda mal de cuerpo pero se aprecia suave, taninos con buena madurez, dejando para el final notas de cedro, tostados y un toque de pimienta que le da prolongación en boca. 

Color picota de capa alta y ribete granate.
Nariz de intensidad media, fruta roja compotada y concentrada. Aromas de hoja de tabaco, un puntito reductivo leve, granja, notas de madera fina, vainilla dulce, pimiento verde, y balsámicos de menta.
Boca fresca y paso frutal. Tanino de corte muy vegetal, dejando esa verdura cruda. Buena acidez, con carácter. Tanino con algún tostado y final cálido.

Cuando me refiero a altura me refiero a altura sobre el nivel del mar, a 1500 metros de altitud están plantadas las viñas, curioso proyecto de la bodega Pagos del Vicario en la alpujarra almeriense.

Rojo cereza intenso de buena intensidad, ribete granate, limpio y brillante.
Aromas de intensidad media, fruta roja, notas de humedad, mineral, eucalipto.
Paso de boca sabroso, carnoso, con cuerpo, acidez equilibrada y con buen recuerdo.

Bonita botella, buen corcho, singular vino. Habrá que probar el Pinot Noir que también elaboran.
Precio sobre los 15 €.

Bonita y original etiqueta.
Color rojo picota de capa alta con ribete ligeramente atejado.
Nariz de buena intensidad con presencia de la fruta negra, tapenade de aceitunas negras, encurtidos, notas especiadas y tostados, con un toque de barrica ahumada y un fondo fresco que lo hace ligero.
En boca tiene entrada potente, con notas amargosas, de nuevo esos toques de encurtidos, de manzana, con los taninos presentes, aun muerden un poco pero ya empiezan a dar cuerpo al vino. Tiene una buena acidez y un recorrido largo.

Un vino interesante de las Alpujarras almerienses.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar