Pago del Vicario Petit Verdot Rosado 2013

Vino Pago del Vicario Petit Verdot Rosado 2013

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,4
Calidad-precio:
9,1

Bodega: Pago del Vicario
D.O./Zona: V.T. de Castilla
País: España
Tipo de vino: Rosado
Graduación (vol): 15,00%
Varietales: 100% uva Petit Verdot
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Elaboración mediante la técnica de sangrado y maceración con los hollejos. La fermentación se lleva a cabo a una baja temperatura en depósito de acero inoxidable.

Varietales: 100% uva Petit Verdot

9 Opiniones de Pago del Vicario Petit Verdot Rosado

Tiene un color frambuesa muyintenso y oscuro de casi capa media.
Aromas muy intensos con protagonismo de la fruta roja ácida y de las hierbas aromáticas y medicinales.
En boca tiene un ligero toque medicinal casi efervescente. Sabe a caramelo duro pero no a chuchería, no es goloso. Es muy fresco y en sabor predomina la fruta roja ácida como en nariz. Tiene un punto alcohólico bien compensado con notas cítricas. Buen volumen y acidez.
Un vino rosado con suficiente complejidad para satisfacer a quienes la busquen pero con la amabilidad que agradecen los no iniciados.

Color muy intenso y vivo, oscuro para tratarse de un rosado.

En nariz aparece una fruta roja muy intensa, con notas mentoladas, cerezas... Potente y rico, pero nada dulzón en nariz.

Su paso por boca es sedoso, con cuerpo... Es una golosina dulzona, acidulce diría yo, que muestra una fruta roja sin empalagar, con esa menta presente, alcohol muy bien integrado, mermelada, pero con un toque ácido muy rico que te hace repetir copa tras copa.

Grandísimo rosado que he probado haciendo caso a Cachina!

Con su color y capa alta para ser un vino rosado, con casi cereza en su color, limpio y brillante.

Al meter la nariz de una buena intensidad, donde la fruta impera y sin ya dominar los detalles dulces ni apareciendo ese puntito de aguja.

En su paso de boca con una acidez en su punto y su punto goloso adecuado, sin ser vinoso.

Con los meses ha perdido su carácter de dulzor que a unos gusta ya otro empalaga.

Desde luego siendo un rosado no lo será por el color, más cercano a un tinto de capa baja que otra cosa.
La nariz es intensa, notas golosas, fruta madura, mermeladas, el alcohol presente, flor morada y ligeros verdores forman un conjunto que no deja indiferente.
En boca tiene buena entrada, frutal, goloso y con sensaciones maduras, sin embargo queda refrescado por una buena acidez y un paso más fresco de lo que inicialmente parecía, con peso y con un final de buena longitud.
Curioso, distinto e interesante rosado.

Color fresón tirando a granate, como un clarete, "rosado" subido de tono.
En nariz hay fruta roja (fresas aún verdes), chucherías, cerezas, oraldine, todo con un fondo suave de alcohol.
En boca la fruta predomina, junto con unos aromas vegetales que recuerdan a la menta. Buena acidez, volumen como principal protagonista. Recorrido muy agradable, con un final cítrico, un pelín amargoso, vegetal de nuevo, estupendo. Posgusto persistente, medicinal.
Rosado muy curioso.

En términos futbolísticos un periodista deportivo dice ante una entrada dura que no llega a ser de roja, tarjeta naranja de forma simbólica para remarcar que es más que amarilla. Es lo mismo que pasa con este vino, al que se le debería buscar un término que lo definiera mejor enológicamente hablando.
Su principal nota es la de mermelada de fresa, pero cuenta también con especias y la frescura verde de la variedad. Vigoroso a la par que goloso, fuera de cualquier chuche, que conste, con buena tanicidad y largo postgusto. El alcohol siempre se va a notar en este vino, aunque según con que lo tomes quedará más o menos compensado. Hasta ahora el mejor maridaje siempre ha sido una hamburguesa Black Angus.

Color muy intenso, hasta se podría decir que tiene capa media. Cereza y frambuesa muy vivo.
Nariz de intensidad media, fruta roja licorosa, punto especiado especias con algo de efervescencia y notas medicinales. Mucho peso de la fruta roja, casi golosina, y que en alcohol, se va un poco de las manos. Deja algo de cítricos a copa movida.
Boca de entrada muy muy frutal con una acidez que aparece enseguida dejando notas de fresa ácida. Paso ligero, dejando un final cercano al pomelo.

Cata de este vino rosado que de entrada tengo que reconocer que es de mis preferidos.

Con su color y capa alta para ser un vino rosado, con su nariz de una buena intensidad, donde la fruta impera y con su paso de boca con una acidez en su punto y su punto goloso.

Curiosamente estoy viendo que se puede adquirir en muchos lugares y en grandes superficies, al menos por esta zona. Este miércoles pasado le he visto a 4.10 euros más el IVA.

Cata 239 Penya La Verema. De los fáciles de descubrir en la cata a ciegas... por su carácter goloso y su perfil maduro, pronto asomó la petit verdot ... Fresa vivo de capa media. Nariz intensa, madura, generosa en fruta, con volumen, también hay flor morada. Por momentos parecía un maceración carbónica... En boca con buen ataque, goloso, con volumen, bien de acidez,hay mucha materia. Bastante persistente.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar