Amontillado Gran Barquero
Vino Amontillado Gran Barquero
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Dulces y Generosos
Graduación (vol):
19,00%
Varietales:
100% Pedro Ximénez.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 10 a 19,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.92
/
95
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,7
Opiniones de Amontillado Gran Barquero
OPINIONES
25

Botella bordelesa levemente alargada y de base con leve curva.

Etiquetado moderno típico de este vino. Cápsula de fácil corte y cierre cabezudo de aglomerado de corcho.

Sacado de nevera a 5-6ºC y atemperado a unos 8-10ºC (incluso mejor a 12ºC) para disfrutarlo mejor.

Servido en copas amplias Lehmann Jamesse Grand Rouge.

Abierto ya hace 4-5 días.

Visual

Color topacio con reflejos entre ámbar y oro viejo, limpio, brillante, de fina y abundante lágrima de lenta caída.

Estupenda presentación y genial visual. (9,4)

Nariz

De gran intensidad y profundidad, mayor que hace unos días. 

Tenemos notas de abundantes de piel de cítricos muy maduros (naranjas y mandarinas), toques de orejones, salinidad, salmuera, yodo, herbáceos y flores marchitas, balsámico-mentolados poderosos, un punto que recuerda algo al velo de flor, toques de piel animal, potentes aldehídos, barnices, maderas viejas y un punto de caramelo tostado.

Excelente nariz, a gran nivel en intensidad y complejidad. (9,5)

Boca

Ataque de gran sapidez, salino, potente y contundente pero suave y elegante a la vez, fresco y mentolado, de media acidez, levemente ardiente y licoroso pero bien compensado, herbáceo, de volumen medio-alto, densidad media plus, muy buen cuerpo y estupenda estructura.

El paso por boca es balsámico, de buena frescura aunque con un punto ardiente (su 19% de volumen) bien integrado y equilibrado que para nada es agresivo y que, al contrario, otorga cuerpo y redondez al conjunto.

El final es larguísimo, eterno con naranja escarchada, salinidad, herbáceos, flores marchitas y un punto de barniz y caramelo que lo redondea fantásticamente bien.

Gran boca la de este Amontillado Gran Barquero de Pérez Barquero. De vinazo de alto voltaje. (9,6)

Su PVP era, en este embotellado de hace unos años, era de 18-19€ (aunque, en mi caso, pude conseguirlo por unos 13€). Un regalo de vino.

Puede vivir en botella lo que le dé la gana (estos vinos no tienen problema en aguantar décadas).

Visual:

Ambarino. Limpio y brillante.

Olfativa:

Nariz de buena intensidad y profundidad. Caramelo, barniz, mineral, flores secas, maderas nobles, sacristía, frutos secos y especias. Nariz muy fragante.

Gustativa:

En boca es potente, maduro, elegante, persistente y sápido. Masticas frutos secos y minerales. Gran amontillado!!!

Ámbar con reflejos cobrizos.

Paleta de gran complejidad aromática, anacardos,cajas de puros,olores de polvo, ebanistería, recuerdos de su crianza biológica,bergamota,dulce de almendra, curry...

Entrada en la boca de mucha personalidad, bastante afilado, seco, vertical, de gran sapidez, umami, con un final muy prolongado. Excelente.

Vino color ambar quemado, limpio, brillante y lágrima abundante y densa.
En nariz con buena intensidad, notas de frutos secos, nuez, avellana, con bollería en licor, lacas, barniz, caramelo, notas amieladas y almendra tostada, una locura de sensaciones, hacía años que no había probado este vino y o me ha tocado la bota buena o está alcanzando unos registros dignos de apreciar. Bouquet excepcional.
El paso por boca, suave, punzante, notas de almendras amargas, bizcocho, tostados, miel amarga y ahumados, amplio, largo recorrido, con cuerpo, con volumen, expresivo, bien definido, con personalidad, buena acidez, equilibrado y final salino. Tiene trazas de palo cortado, está soberbio.
Retronasal, bizcocho lacado.
Postgusto, largo y muy bueno.

Si me lo dan a cartar a ciegas lo confundiría con un palo cortado, la salinidad, el cuerpo, el buen hacer, la estructura, elegancia y expresión, llevada a su máxima expresión. Vinazo para disfrutar por su precio cualquier hora y cualquier día.

No decepciona nunca este amontillado de color ámbar con reflejos anaranjados y nariz expresiva y bien perfilada, con delicadas mieles, frutos secos bien perfilados, almendras tostadas y toques de barniz de mueble viejo que en boca resulta seco, punzante, fresco, con raza, presenta buenos amargos y bastante longitud. Ofrece mucho por lo que cuesta...

Color cobrizo a oro viejo.

Nariz con hidrocarburo según mi hija de 6 años y si,algo tiene,bueno,ella dice gasolina,maderas aromáticas,avellanas,almendra,nuez,especias,ligeras notas pacificadas,tabaco y pegamento.

Boca poderosa,muy viva,gran acidez,almendra,avellana,especias,ahumadas,salinos,caramelo y muy largo.

Ambarino anaranjado.

Nariz potente, compleja, con aromas a frutos secos (avellanas especialmente) aderezados de notas de barnices, ebanistería, café, ciruelas pasas y toques salinos.

Igualmente potente en boca, donde es cremoso, con gran equilibrio de sensaciones ácidas, golosas, saladas y amargosas. Destacan los frutos secos, los tostados y la bollería. Largo final en el que encontramos registros salinos, dulzones y de frutos secos. Su paso por boca resulta menos seco que otros amontillados, quizás por estar elaborado con Pedro Ximénez en vez de Palomino.

Un amontillado de maneras amables, apto para todos los públicos.

Adela Córdoba nos presenta. Gran barquero amontillado

Poco podemos añadir a estos vinos, la máxima expresión de una PX alejada de su dulzor, vinos que emocionan, por su excelente color lleno de matices cobrizos y ambarinos, por su compleja nariz, un movimiento sinuoso entre especias, recuerdos de carpintería y anticuario, hasta su boca seca, punzante, llena de bondad y vida por delante. Un vino exepcional.

Catado en la cata 7 vinos 7 bodegas 7 creadores 7 zonas 7 variedades ☛ http://bit.ly/1vCaja9

  • Córdoba es Pedro Ximenez. Amontillado Gran Barquero

    Córdoba es Pedro Ximenez. Amontillado Gran Barquero

Qué ambar! Amplio, intenso, recuerdos frutales, cuerpo y gran personalidad, cálido y vaporoso. Persistente.

L-11346
Ambar avellanado de reflejos en tonos oro viejo. Limpio y brillante.

Nariz de media-alta intensidad a yodo, licor de almendras, corteza de arbol (leñoso) y fondo que recuerda a tabaco. Caramelo, carne de membrillo, salino y al subir la temperatura un puntito leve a pegamento.

Entrada sabrosa, equilibrada, algo golosa y madura. Muchos frutos secos en esta fase, con protagonismo de la avelllana sobre la almendra que tambien aparece. Buena acidez, mas seco hacia el final de boca, un puntito salino y amable en su conjunto. Acaricia la boca con sus notas a barricas humedas en su final largo.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar