Amontillado Gran Barquero saca de 1996

Vino Amontillado Gran Barquero saca de 1996

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
99
Puntuación Media:
9,8
Calidad-precio:
10,0

Bodega: Pérez Barquero
D.O./Zona: D.O. Montilla-Moriles
País: España
Tipo de vino: Dulces y Generosos
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 19,00%
Varietales: 100% Pedro Ximénez
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Crianza biológica bajo velo de flor (más de 10 años) seguida de envejecimiento oxidativo (>15 años). Los dos procesos tienen lugar en botas de roble americano y mediante el sistema de criaderas y soleras. En conjunto, su tiempo de crianza y envejecimiento es de 25/30 años

Varietales: 100% Pedro Ximénez

2 Opiniones de Amontillado Gran Barquero saca de

En vista es un vino dorado con menos cremosidad y que muestra el paso de los años. En nariz es caramelo con algo de madera y muy complejo. En boca encontramos esos aromas de la madera y un regusto amagoso, que con un paso elegante nos deja un posgusto largo que nos ayuda a recordar las notas de frutos secos y los pasificados.

Botella bordelesa de estilo jerezano-montillano con tapón Stelvin de rosca.

Etiquetado clásico.

Servido en copa amplia de balón a unos 10ºC (pero que en copa llega a alcanzar los 14-15ºC).

Visual

Anaranjado-yodado con reflejos caobas, limpio, brillante, de fina y abundante lágrima de lenta caída. (9,6)

Nariz

De alta intensidad desde el inicio e incluso frío. A algo más de temperatura la intensidad es apabullante.

Tenemos multitud de aromas salinos, brisa marina, yodados, aldehídos por doquier, barnices, madera de bota vieja, frutos secos tostados (avellanas y almendras), piel de naranja muy madura, ralladura de mandarina, flores ajadas, notas de chocolate amargo, cueros, especias, mentolado-balsámicos muy potentes, ligeros recuerdos de algarroba y mieles (a pesar de ser un vino que veremos es sequísimo). 

Complejo y potente. Grandísima nariz. (9,6)

Boca

Ataque bestial, potente, salino, contundente, extremadamente seco pero, a la vez, con cierta untuosidad y cremosidad; es un vino de buena acidez para su edad y variedad de uva, fluido, fácil de beber, de media densidad, cuerpo medio-alto y grandísima estructura. Es algo más directo y ligero que su hermano el Oloroso pero, a la vez, no pierde ni un ápice de expansividad, con un paso por boca sublime con notas punzantes, a barnices, salinidad y frutos secos, todo ello, unido de un equilibrio y sensación de redondez extraordinarias.

El final es enorme, eterno, con frutos secos tostados, salinidad, herbáceos, recuerdos de bota vieja de Montilla y unas notas balsámicas, a flores marchitas, aldehídos, etanal, cueros, cacaos y algarroba en un retrogusto y retronasal estratosféricos. (9,9)

Vinazo de Clase Mundial este Amontillado Gran Barquero saca de 1996. 

Embotellado 22 años y es una auténtica barbaridad de vino ahora mismo.

PVP que ronda los 43-58€ la botella. Parece, aparentemente, un poco caro pero es una joya de vino, en formato 75 cl y es eterno en cuanto a potencial de aguante en botella. Excelente RCP sin paliativos.

  • Amontillado Gran Barquero Saca de 1996, DO Montilla-Moriles

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar