PSI 2013

Vino PSI 2013

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
96
Puntuación Media:
9,1
Calidad-precio:
7,0

Bodega: Dominio de Pingus
D.O./Zona: D.O. Ribera del Duero
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: 93% Tinta Fina y 7% Garnacha, provinientes de 6 microparcelas dispersas de grandes zonas de la Ribera del Duero conducidas por viticultores asociados al proyecto y situadas a una altura de entre 800 y 900 metros.
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Vinificación realizada al 100% en grandes depósitos de cemento, seguido de una fermentación maloláctica y una crianza en estos mismos depósitos. Crianza durante 18 meses jugando con un ensamblaje de barricas francesas usadas, grandes tinos y depósitos de cemento.

Varietales: 93% Tinta Fina y 7% Garnacha, provinientes de 6 microparcelas dispersas de grandes zonas de la Ribera del Duero conducidas por viticultores asociados al proyecto y situadas a una altura de entre 800 y 900 metros.

5 Opiniones de PSI

Casi 15 meses han transcurrido desde la última botella bebida de este buen vino. ¿Que me he encontrado?. El corcho de calidad se encuentra en perfecto estado, elástico y tintada la cara que está en contacto con el vino. En él se significan la añada y marca del vino.

      A la vista un color rojo picota de capa alta. Limpio y brillante. Muy buena, densa, abundante, gruesa y lenta lágrima. Ribete rubí y con incipientes notas teja.

      En nariz frescas frutas rojas y negras del bosque en sazón. Madera de su crianza integrada y sin sobresalir. Notas balsámicas, ligeros ahumados y leves cacaos.

     En boca está muy opulento, equilibrado, elegante, sedoso, con abundante fruta madura, manteniendo una fresca acidez que le otorgará más vida, mineral, con los taninos bastante domados, mantiene volumen y te llena muy elegantemente la boca.

     Muy grato, sedoso, frutal y elegante paso de boca. Es un vino muy largo. Me da una permanencia de 3,30 minutos

Ha transcurrido un año desde la última botella bebida de este vino y en menos de 24 horas he catado 2. ¿Qué me he encontrado?. Pues.........con un magnífico vino que ha mejorado en los 365 dias transcurridos.

      A la vista, permanece con una capa media alta. Limpio y brillante. Con muy buena, densa y lenta lágrima en su deslizamiento por el cáliz de la copa (Spiegelau). Menisco granate. Sin atisbos de notas tejas.

      En nariz, abundantes frutas rojas y negras del bosque en sazón. La madera de su crianza muy en 2º termino e integrada. Sin sobresalir. Ha desaparecido el monte bajo y permanecen sus notas de pimienta negra y balsámicas.

      En boca está muy elegante, carnoso, con volumen, te llena muy agradable y satisfactoriamente la boca. Mantiene una fresca y elegante acidez que invita a beber y que le dará años de vida. Está equilibrado y frutal. Muy grato, elegante y mineral paso de boca. Es un vino muy largo. Me da una permanencia de 3,30 minutos.

Aunque tus mejores días están por llegar aún. 

Pero hay que decir que es tremendamente placentero, intenso, potente, juvenil, pero con una fruta de mucha calidad y una mineralidad que se masca. Y de eso ya te das cuenta en nariz, con una frutos del bosque intensa, roja y negra... Esas fresas, esas moras, unas cuantas bayas por ahí, frambuesa... Y toda esa fruta jugosa, madura, pero con un toque muy fresco, sin alcanzar una madurez golosa. Los tostados también surgen con fuerza, con cacao, pimienta negra y jamaicana, café, acompañado todo de monte bajo y balsámicos en forma de regaliz y un suave mentolado. Es fresca, potente, con un toque de flores azules y que te dice que aún tiene mucho por ofrecer.

La boca tiene una entrada jugosa, carnosa, con una acidez aún afilada, pero una madera que ya no está tan presente y el tanino más redondo, aunque mantiene su carácter rugoso. La fruta es lo que manda en este conjunto, carnosa , quese masca y tiene un toque ácido que hace salivar, pero gracias a la madurez, no te deja esas notas verdes que noté hace año y medio. El cacao, café torrefacto, la pimienta negra y el clavo están en un segundo plano, con una madera mucho más fina, balsámicos y esa mineralidad que había notado en nariz. Nuez moscada, flores, frutos del bosque, ahumados... Es laaaaaaaaaargo y con nervio. Su esqueleto y estructura, unido a su acidez y fruta, te dicen que este vino tiene mucha chicha y futuro para crecer.

Aún así, no llega al nivel de 2010, pero sí que se acerca al de 2011.

Hay que esperar (y fijarse bien en la etiqueta antes de abrir xD)

Observo que hay personas que no conocen los vinos que compran o prueban. No todo lo que sale al mercado está en su punto óptimo de consumo. Hay vinos que salen al mercado muy pronto y las bodegas consideran que el tiempo de permanencia del vino en botella lo deben de realizar otros, pero la bodega ¡No!. Estamos en el caso.
Es un vino que está encerrado en una borella borgoñona vestida con su tradicional etiqueta y cerrada con un corcho de calidad.
A la vista un color rojo picota de capa media alta. Limpio y brillante. Muy buena, densa , gruesa y lenta lágrima en su deslizamiento por el cáliz de la copa. Menisco granatoso.
En nariz buenas y abundantes frutas negras y rojas del bosque en sazón. Madera de su crianza en muy segundo término, leve monte bajo. Notas balsámicas y de pimienta negra.
En boca es muy elegante, aterciopelado pero con brio, equilibrado, con la madera de su crianza en muy segundo término. Mandando la fruta. Un vino con volumen y carnosidad. Con una elegante acidez que invita a beber y que le otorgará buena y longeva vejez. Gratísimo y elegante paso de boca. Es un vino muy largo. Me da una permanencia de 3,30 minutos.
Un vino que ha permanecido en mi bodega dos años afinándose. La espera ha merecido la pena.
Observo que la etiqueta da una graduación de 13,50 % volumen en alcohol.

Joer qué verde está el vino ahora mismo, con unos apuntes amargos y duros, barrica a saco, acidez excelente, eso sí. Si te gustan los taninos rascantes, más agresivos que Tyson en una recepción de hotel, es tu vino.

Sino, espera unos cuantos años (2 o 3 mínimo).

Tiene materia, fruta, pero es que la acidez y la madera se lo comen todo.

Pensaba que era un 2011 cuando lo abrí!!!!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar