Blog de Verema.com

Viaje enológico por la Toscana (Parte I)

En un reciente viaje a Toscana organizado por Daniel Monsonis (Km.0 y Distribuciones Monsonis) en el que participaron algunos de sus clientes y amigos pudimos disfrutar del ambiente único de la Toscana así como de la posibilidad de visitar cuatro bodegas muy distintas, todas ellas con personalidad propia.

En la lista de agradecimientos comenzaré con Lorenzo Zonin, elaborador biodinámico que distribuye Daniel en Valencia y al que algunos conoceréis por que uno de sus vinos (Carandelle Sangiovese 2008) ha estado entre las selecciones del Club Verema. Lorenzo además de ser clave en la gestión de las visitas nos ofreció su casa para alojarnos y estuve continuamente pendiente de nosotros, además de acompañarnos en alguna de las visitas.

Quisiera también dar las gracias a Daniel y a toda la troupe de enófilos que me acompañaron durante estos maravillosos 4 días que se me hicieron cortísimos. Finalmente, mis agradecimientos también a los que nos atendieron amablemente durante las visitas a las bodegas que fueron concretamente Le Potazzine, Rocca di Frassinello y Soldera (Case Basse) además, obviamente de Lorenzo y su Podere San Cristóforo.

Mención aparte a la excepcional gastronomía que me hizo ser consciente –una vez más- de lo caro que se ha puesto este país nuestro. Comidas excelentes, abundantes y económicas nos acompañaron durante todo el recorrido, de lagunas dejaré constancia en la sección de restaurantes.

Finalmente hubo también momentos para el turismo monumental. Durante los últimos dos días tuvimos la posibilidad de pasar un buen rato por Siena y de disfrutar de la belleza serena de Florencia, sin olvidar nuestro breve paseo por un frío –muy frío- Montalcino…..

Tenutta Le Potazzine

Y sin más comienzo está crónica por la primera de las bodegas que visitamos…. la Tenutta le Potazzine. El nombre de la bodega se debe al de un pajarillo que protagoniza sus etiquetas el cinciallegre (carbonero común) y que en la jerga local se refiere a como llaman muchos abuelos a sus nietos…. En este caso dos ‘pajarillos’, Viola e Sofia, hijas de los propietarios Giuseppe y Gigliola Gorelli, fueron los ‘culpables’ de la denominación de la bodega que comienza su trayectoria en 1993, año, precisamente, del nacimiento de Viola, la primogénita de la familia.

La bodega dispone de alrededor de 5 has. inscrito en Brunello, tres de los cuales están entorno a la bodega y las otras, plantadas en 1996, año del nacimiento de Sofia están algo más al sur, cerca de Sant'Angelo in Colle, in la localidad de La Torre.

La bodega es un edificio de construcción reciente pero respetando el estilo arquitectónico tradicional. Su tamaño es reducido –apenas 400 metros cuadrados- divididos en dos zonas: vinificación y crianza. Aunque a nuestra llegada pudimos ver las obras que buscan facilitar el trabajo en la bodega más que un aumento en la reducida escala de producción de esta empresa familiar.

roble esloveno toscana barrica ovalada

Para alguien que viene de otro país siempre son llamativas los grandes toneles de roble de Eslavonia, con su frente oval, y de diferentes capacidades que se utilizan en el largo proceso de crianza de los vinos. De hecho la mayoría de los toneles son de 32 hl. y en ellos pueden llegar a pasar los vinos entre 30 y 40 meses. Una peculiaridad destacable es que las paredes de sus toneles son algo más gruesos de lo habitual –unos 6 cm.- que les elabora un reputado artesano de Conegliano, Garbellotto. Además las barricas se limpian concienzudamente tras cada uso y en ningún caso se utilizan más allá de 9 años.

Usando de forma temporal también toneles ‘redondos’ de 1,4 hl. para almacenar temporalmente el Brunello (por ejemplo, durante nuestra estancia en dichos receptáculos reposaba el Brunello 2010) antes de pasar a su siguiente destino en los depósitos ovales. Luego dichos toneles se llenan con el Rosso.

El proceso de vinificación resulta chocante, sin control de temperaturas, durante la fermentación se alcanzan temperaturas de  hasta 41º que sólo resisten las levaduras autóctonas, no hay por tanto aporte de levaduras artificiales, las maceraciones son muy largas, los vinos hacen la Fermentación Maloláctica y pasados unos 2 meses desde el comienzo de la vinificación van a parar a los toneles para su crianza. Dicho proceso es similar tanto para el Rosso de Montalcino que elaboran como para su Brunello.

 

Tenutta Le Potazzine vino toscana


Además del Rosso y del Brunello, elaboran temporalmente un vino bajo Toscana IGT mientras las viñas de Sangiovese plantadas hace pocos años adquieren la edad suficiente como para dar lugar a un buen Rosso o a un mejor Brunello, porque eso sí, solo vinifican con Sangiovese.

En las añadas más flojas sólo se elabora Rosso y en las mejores un 50% de Rosso y un 50% de Brunello. Además en las grandes añadas hacen –como es tradicional en la zona- un Riserva con vendimia seleccionada de las mejores plantas. En nuestrea visita pudimos ver el único tonel del Reserva 2006 que se ha elaborado y que tras unos 54 meses de crianza pronto comenzará su crianza en botella. Apenas 3.200 botellas de esta ambrosía saldrán al mercado.

En su búsqueda del gran vino han reducido su marco de plantación desde unas 3200 plantas por ha. hasta unas 6000, eso sí, con la misma producción por ha. Con todo ello elaboran unos excelentes vinos –apenas 44.000 botellas- que no filtran y que salen al mercado bastante pulidos.

Tras la visita pudimos probar algunos de los vinos de la bodega y posteriormente durante la comida en el coqueto restaurante que tienen en el corazón de Montalcino probamos algunas de las añadas más antiguas incluyendo un excepcional Reserva 2004 del que –desafortunadamente- no tomé notas… pero que me pareció espectacular.

Gracias a Michele por su atención y profesionalidad y a Giuseppe Gorelli por su hospitalidad y por dedicarnos unos momentos al final de la visita.

  1. #1

    FPardo

    No podría estar más de acuerdo con lo relatado. Simplemente reiterar el enorme agradecimiento a Lorenzo Zonin por su inconmensurable hospitalidad y a Dani por haber organizado el viaje.

    Del resto de la pandilla guardo un recuerdo especial de los viajes en la furgoneta, si lo pienso todavía me río...

    Entrando en faena:

    La arquitectura de la Tenutta le Potazzine (mini bodega) me parecio totalmente integrada en el paisaje, casi formaba parte del viñedo... lástima el frio.

    El trato, sólo decir que a la altura de los vinos, lástima mi nivel de ingles...

    De los vinos, nada tengo que añadir de lo que relatas, simplemente manifestar el descubrimiento de los rossos de montalcino, con RCP espectacular, vinos que acompañan la comida de un modo magnífico y muy serios en boca.

    Espero la segunda entrega....

    Un saludo.

  2. #2

    Paco Higón

    en respuesta a FPardo
    Ver mensaje de FPardo

    Jajaja, lo cierto es que hubo ratitos impagables en la furgoneta..... Y el viaje fue magnífico pero en eso tuvisteis buena parte de culpa todos los que participasteis ;-)

  3. #3

    Josep_Gallego

    Da gusto poder vivir algo de vuestro estupendo viaje con las crónicas y los comentarios, sumados a los que, afortunadamente, me han transmitido personalmente. Enhorabuena!!

  4. #4

    exclusivesmonsonis

    Buena labor de documentación Paco, espero con avidez la segunda parte. Lo que se le escape a esa libreta..

  5. #5

    david_sendra

    Esperamos con ansia la segunda parte!!!!


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar