Blog de Verema.com

Cata Vertical de doce añadas de Alión (1991-2002)

En el marco del V Encuentro Verema una de las actividades estrella fue la cata vertical que el grupo Vega Sicilia ofreció a los 250 asistentes al evento. Foreros, bodegueros, sumilleres, periodistas especializados y amantes del vino en general disfrutamos de la espectacular puesta en escena de una cata que nunca antes había tenido lugar y menos con estas dimensiones. Así pues, la tensión y espectación era manifiesta dada la magnitud de un evento único que dificilmente podrá volver a ser repetido con semejantes características. Es por ello que no quiero dejar de aprovechar la ocasión para manifestar en nombre de todo el equipo de Verema.com y todos los participantes en esta web el agradecimiento a los representantes de Vega Sicilia. No en vano hablamos de una bodega con gran señorío que estuvo muy a la altura del acontecimiento y que nunca ha dejado de colaborar con Verema.com en todas las actividades que se le han planteado en beneficio de los consumidores y aficionados de nuestra web.

Volviendo a los comentarios de la cata, doce copas por persona y una notable cantidad de botellas de todas las añadas de Alión desde su cosecha fundacional de 1991 hasta la última en salir al mercado de 2002, fueron las protagonistas. Cada botella fue minuciosamente catada por Javier Ausàs desde primera hora de la tarde, la temperatura de los vinos y de la sala estaba perfectamente controlada y un ejército de camareros esperando el comienzo del acto.

Como hemos dícho, había gran expectación y muchas ganas de verificar los motivos que han convertido a Alión en uno de los grandes vinos de España. En la mesa, Javier Ausàs y Begoña Jovellar, los dos responsables técnicos del grupo Vega Sicilia, y como moderador Juan Such de Verema.com.

Antes de comenzar la cata Javier nos presentó brevemente el proyecto Alión. Resumidamente comentaré que este proyecto surge en 1986 cuando en el seno de la familia Álvarez, propietarios de Vega Sicilia, se toma la decisión de crear una nueva bodega para elaborar vinos con identidad propia en la Ribera del Duero pero siguiendo la filosofía de calidad (no de producción ya que hablamos de vinos con mucho menos período de envejecimiento) de Vega Sicilia. Así pues, se podría decir que Alion es en cierta medida un referente en los nuevos vinos de la Ribera del Duero que inician su andadura a principios de la década de los años 90. Como el proyecto pretende funcionar con gran autonomía se compran terrenos para que la bodega disponga de viñedo propio. Así, en 1987 adquieren 25 hectáreas de viña en Padilla de Duero (Peñafiel). A principios de 1988 se plantaron 18 hectáreas de tempranillo. En noviembre de 1992 llega un momento clave en el proyecto Alión con la adquisición de Bodegas Liceo que cuenta con los medios técnicos que necesitaba el nuevo proyecto. Finalmente en 1995 sale al mercado el primer Alión, 32.400 botellas de la cosecha 1991, que ya obtiene excelentes comentarios por parte de la crítica especializada en ese momento. Desde entonces, uno de los momentos claves en el proyecto es el año 2000, en el que en base a la exitosa experiencia de Vega Sicilia se introducen en Alión depósitos de madera para la fermentación del vino.

Tras la presentación del proyecto, Javier Ausàs fue desgranado vino a vino las características de cada una de las añadas, las vendimias y las condiciones que caracterizaron a cada uno de los vinos mientras respondía con un fino sentido del humor las cuestiones de los presentes en la sala. Por supuesto no faltó la esperada pregunta sobre los futuros vinos blancos de Vega Sicilia… aunque eso…..bueno, eso es otra historia de la que hablaremos en no mucho tiempo.

De los vinos, mucho que decir aunque, claro, cada uno tiene sus propios gustos. Para mí, el 94 y el 96 fueron las añadas capaces de darme más placer y, tras ellos, el 91, 95 y 01, todos muy distintos entre sí pero capaces de ofrecer perspectivas muy interesantes de la zona y la vendimia. De todos modos, como alguien ya ha comentado en el foro de debate, casi lo más destacable de la cata es la propia cata en sí, la excepcional oportunidad de repasar esos maravillosos 12 años de las historia vinícola de una de las más grandes bodegas de este país.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar