Blog de Verema.com

Clos de Lôm: La personalidad de los monovarietales mediterráneos

Hace unos meses, la sede de la Denominación de Origen Valencia acogió la presentación de una nueva bodega asentada en la zona del Valle dels Alforins dentro de la  provincia de Valencia. Una zona llena de historia de grandes bodegas que elaboran vinos con una identidad propia. Esa mañana, antes de la presentación tuvimos el honor de conocer en primicia los vinos que en esta bodega se están elaborando, unos recien nacidos con un futuro prometedor, dentro de un proyecto dirigido por uno de los mejores enólogos y consultores de España y uno de los que más proyección mediática tiene, todo lo que toca lo convierte en oro: Pablo Ossorio.

Viñedos des Alforins

Viñedos dels Alforins

Fué el junto con Juan Huertas, diplomado en enología en la Escuela de Montpellier y Agustín Bolinches, Enólogo, quienes nos presentaron los cuatro vinos que esa tarde verían por primera vez los flashes de las cámaras fotográficas y desde entonces hasta hoy todo han sido premios y reconocimiento.

 

Luces, cámara y acción

Aquel mediodía de abril calleron unas gotas de lluvía, que nos regalaban un espléndido petricor, anticipándonos que algo muy bueno podía estar a punto de suceder, habíamos quedado para conocer a los protagonistas de la jornada.

Pablo es además de un gran profesional un contador de historias, y en esta ocasión nos ofreció la de una familia y un proyecto que nacerían a partir de una relación que se inició por el año 2002 entre la familia  Serratosa Caturla, que desde 1836 es la propietaria de una finca en la zona de Fontanars dels Alforins con casi 300 has de viñedo y él mismo, cuando buscaba uva para la bodega en la que trabajaba en ese momento.

Es con Federico Serratosa, con el que Pablo comienza esta relación que llega hasta nuestros días. Por aquel entonces ya le comentó el interés que tenía la familia en hacer una bodega, pero no es hasta 2014 cuando el boceto comienza a tomar forma, primero como una bodega de vino a granel, algo que en principio los propietarios no entendían, ¿porqué no hacer una bodega de vino embotellado? Pero la idea que tenía Pablo era avanzar poco a poco. Con una producción de 2 mill. de uva y un potencial de llegar a los 3 mill. en unos años, había que afianzar la línea de producción y luego decidir hacia dónde se quería ir.   

El proyecto arrancó en la parte técnica sólo con Pablo Ossorio y luego fué Juan el que se unió a la bodega de vino a granel. Ambos la estructuran resultando ser un completo éxito.

En la estrategia trazada tocaba dar el siguiente paso y ello pasaba por la incorporación de un equipo que sería el motor que iba a poner en marcha la segunda parte del plan: crear una bodega que elaborase vino embotellado. Para lo que se necesitaba un equipo de confianza, clave para cualquier proceso y es en la parte de enología y viticultura donde se suma la figura de Agustín, es él quien decide qué vino va a formar parte del producto final. Para la gestión de bodega y de familia cuentan con Lucía Serratosa y por último con un perfil más internacional, para liderar todo el mercado de exportación, María Salinas.

Pablo Ossorio, Juan Huertas y Agustín Boliches

Pablo Ossorio, Juan Huertas y Agustín Bolinches

Nos comentó Pablo que las funciones de ellos tres están muy definidas: Agustin es el técnico y el jefe de bodega que centraliza todos los procesos de la misma y de la almazara que muy pronto contará con aceite en el mercado.  Juan coordina todo el tema analítico, procesos de trazabilidad, y procesos productivos y Pablo define la estrategia a seguir, creada para llevar la calidad a la botella. Comenzando por el trabajo en la viña defendiendo el producto ante todo y buscando de entre todo lo que nos da la tierra, de lo bueno lo mejor, para encontrar esas uvas que aporten originalidad y diferenciación.

El proyecto ahora tiene dos ramificaciones una para la bodega de vino a granel que se llama Bodegas Herseca (Hermanos Serratosa Caturla) y la Bodega Clos de Lôm para el de vino embotellado.

La estrategia que se establece parte de la consciencia de que formamos parte de un mercado masificado, sobramos la mitad de los que estamos, dice Pablo.

Cuando tienes que entrar como lo haces? Por calidad, puesta en escena y por diferenciación.

En este momento han sacado a la venta 60.000 botellas pero el objetivo es llegar a las 500.000.

La siguiente fase será probar con nuevos varietales, envejecimiento del vino y coupages.  

Nuestra idea es que en tres años podamos tener todo el producto en el mercado.

 

Clasificación y elaboración de los vinos de Clos de Lôm

Tras un proceso de selección de variedades y parcelas, se consiguen clasificar hasta 55 de diferentes suelos para elaborar vino con diferentes variedades, como la malvasía, moscatel, merseguera y macabeo en blancas y la tempranillo, garnacha y monastrell en tintas.

En una finca de estas dimensiones se hace una clasificación prevendimia y dependiendo de las condiciones climatológicas vuelves a clasificar. Nos comentan que este año ha sido muy complicado llovío mucho y hubo un momento que la uva se estropeó, luego subieron mucho las temperaturas y con ello el grado de la uva también se ha trabajado mucho para poder llegar a conseguir el ph y grado adecuado. 

Toda la vendimía de las 300 ha se lleva a cabo de forma manual.
 

 

El estreno de los cuatro magníficos

Una malvasía diferente

Para buscar un varietal diferenciado tenían que optar de entre todas las variedades por una que fuera claramente diferenciadora de lo que se puede encontrar hoy en el mercado. Primero vieron si sería la merseguera, pero ya no se considera algo novedoso, no es actual, mucha gente ya trabaja con esta variedad, descartan también la moscatel y la macabeo quedándose con la malvasía aromática.  Un vino que no tiene competencia porque en la comunidad valenciana no hay ninguna bodega que elabore vino con esta variedad parecida más a la que aparece en Sitjes o en Canarias pero con otras connotaciones. De esta elaboración nace el Clos de Lôm Malvasía 2018 con maceración sobre lías en suspensión.

  • Nota de cata: La primera sorpresa de este vino es su nariz dándo matices que no te recuerdan a ninguna malvasía conocida.  Al tener el mismo origen terpénico que la moscatel recuerda a ella. Tiene un potencial aromático muy intenso apareciendo fruta mediterránea madura como albaricoque, naranja, limón, jazmín. Es muy fresco al mismo tiempo y tiene una acidez muy equilibrada.

Nos comenta Pablo que es un vino de Premier, podrá gustar más o menos, pero es un vino de sabor, con buena acidez y muy distinto a todo lo que se está haciendo, que es para lo que se trabaja.

La puesta en escena ha generado valor, con una buena presentación, botella importante, etiqueta moderna y elegante y un producto muy interesante en cuanto a relación calidad precio.

 

Un rosado muy especial

Sacamos también un rosado de viñas viejas de monastrel, nadie hace viñas viejas con los rosados, lo hacen con los tintos.

El Clos de Lôm Monastrell Rosado 2018 apuesta por la tendencia de los rosados de estilo provenzal, con ese precioso color de piel de cebolla. Este monovarietal es muy innovador porque rompe con todos los cánones al elaborar un rosado con este tipo de cepas viejas que producen con el mosto flor sin pasar por la prensa. Es un vino que auna la modernidad que ofrece su color aterciopelado y el alma de una monastrell anciana. De vendimía tardía y baja producción que aporta una gama aromática muy poco común en un vino joven. 

  • Nota de cata: De color rosa pálido nos ofrece una nariz muy intensa y compleja. En boca aparecen las frutas maduras con toques de piña, manzana, plátano. Tiene una ácidez muy viva y refrescante. Un vino que nos gusta mucho. 

Monovarietales de Clos de Llôm

Vinos Clos de Lôm

 

Tempranillo y del Mediterráneo

Dice Pablo que este Clos de Lôm Tempranillo 2018 es el mejor tempranillo mediterráneo que existe porque no hay tempranillos mediterráneos. Para él la tempranillo es la mejor variedad que tiene la finca en uva tinta en el conjunto de la elaboración.

Juan nos comentó que  los tempranillos en el mediterráneo son vinos de dificil maduración, con poca o nula concentración y carentes de color.  Cuesta mucho encontrar esos tempranillos como el que tienen en la finca y gracias al microclima que hay en la zona en la que se produce no se parecen en nada a otras variedades similares. Aquí la altitud es similar a la castellana, pero la influencia del mar es mayor, reduciendo la incidencia de la gran amplitud térmica y aumentando la concentración.

Cuando digas que es un tempranillo elaborado en la comunidad valenciana no se lo creen, entonces ponemos en valor un tempranillo que tiene la finca

  • Nota de cata: muy limpio, abierto, no recuerda a un tempranillo, sin astringencias, estructurado, equilibrado y muy buena aciderz, además de que su relación calidad precio es excepcional.

Continúa diciendo que todos sus vinos están pensados y hechos para que se puedan beber, y aqui la labor del químico es fundamental jugando con el grado y con la frescura para conseguir el equilibrio necesario para que quien lo consuma disfrute terminando la botella porque se ha bebido un buen vino. No buscan vinos duros, apuestan por vinos elegantes.

Son vinos de añada, no es un vino de guarda, no toca nada de madera, hay un trabajo de chip para darle un poco de estructura, pero manteniendo el frescor.

 

Un caballero de sombrero: Garnacha tintorera

Clos de Lôm Garnacha 2018 fue el último vino que nos presentaron. Con este vino que elaborado con garnacha tintorera entran en en un sector dónde en esta zona valenciana no hay competencia.

En la garnacha queremos un vino más elegante, aromáticamente en nariz puede ser más sutil, en boca la garnacha es terciopelo, es muy fresco con retrolargo y fruta madura y mucha acidez.

  • Nota de cata: Un gran gentleman, con una personalidad arrolladora, muestra muchas facetas de la misma, te envuelve y te gana. Aroma a pimienta recién molida, fruta del bosque, redondo y equilibrado, una madurez extraordinaria que no se espera en un vino tan joven.

Un vino que podrás conseguir a través del lote del Club Verema del mes de Octubre.

Comprar lote del mes de Octubre

Lo que será interesante es ver como aguantan estos vinos con los años ya que, según nos contaba Pablo, en la analítica se observa un gran equilibrio y se ve el potencial de guarda que pueden tener.

Los vinos son redondos, sin aristas, nada astringentes porque tienen muy claro que el consumidor no quiere notas verdes

No hay que perder los papeles hay que saber a donde tenemos que ir, vinos que se beban bien.

Seguiremos muy de cerca la andadura de estos recien nacidos, verlos crecer y evolucionar, conocer a sus nuevos hermanos y los logros de la bodega es siempre un apasionante recorrido y Verema estará aqui para contarlo.

Los usuarios también visitaron


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar