Grupo de Catas Valencia

Bodegas Sonsierra, al amparo de la Sierra Cantabria

Esta semana junto a David Sendra he tenido el placer de disfrutar tres de los grandes vinos de Bodegas Sonsierra, que aunque conocía, no había tenido la oportunidad de degustar sus vinos y de paso conocerla mejor.

La bodega dispone de una gama de vinos que sorprende por su variedad, rosados, blancos, tintos, semidulces y además con diferentes crianzas e incluso con apuestas muy personales como la del Perfume de Sonsierra, atrevida y atractiva propuesta de la que hablaremos más adelante.

Está situada en una zona privilegiada, al abrigo de la Sierra Cantabria y bañada por el Ebro, fue una de las primeras bodegas en dar valor el nombre de Rioja Alta para diferenciar una subzona que representa terruño y buenos vinos.  Fundada en 1962 dispone de 570 Hectáreas de viñedo propio en la que plantan Tempranillo, Tempranillo Blanco y Viura. Sus viñedos tienen una edad que oscila entre los 20 y los 130 años.

De la amplia gama de que disponen hemos disfrutado tres de sus vinos más representativos:

Bodegas SonsierraBodegas SonsierraBodegas Sonsierra

 

  • Blanco Fermentado en Barrica 2014: Se trata de un blanco de la variedad Viura con crianza de cuatro meses sobre sus lías y en barricas de roble francés. Un vino original con la crianza bien integrada, fresco, sin cansar en ningún momento y con una paleta aromática amplia y muy original que también resulta cambiante con la oxigenación.

Notas de cata en Verema.

  • Sonsierra Gran Reserva 2008: Un gran reserva cien por cien tempranillo con 24 meses en barrica de roble francés y americano y permanencia mínima en botella de 36 meses. De nuevo muy buena integración de la crianza siendo un gran reserva, vino complejo, estructurado y que nos traslada a la tierra de su origen, delicado y potente, fresco y maduro, todo en un buen equilibrio que deja un grato recuerdo e invita a beber más.

Notas de cata en Verema.

  • Perfume de Sonsierra 2010:  Un vino que permanece 16 meses en 30 barricas bordelesas de 8 tonelerías distintas y con un mínimo de 8 meses en botella. Elegante, frutal en nariz, fresco, serio y elegante, complejo en boca y con un esqueleto que augura muchos años de vida, delicado y muy largo. Nos encantó el vino pero su presentación en una botella que recuerda un famoso perfume, la caja que lo contiene y el atrevido diseño del conjunto a cargo del vanguardista David Delfín he de reconocer que sorprende e invita a beber.

Notas de cata en Verema.

 

Interesante bodega que desde luego tiene como bandera que sus vinos muestren el carácter de la tierra donde nacen, un lugar privilegiado. Gracias a Sonsierra por habernos permitido catar sus vinos.

 

  1. #1

    david_sendra

    Muchas gracias a la Bodega por permitirnos catar sus vinos, se nota mucho trabajo tanto en la viña como en la bodega.
    Saludos

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar