Francesa por España

Burdeos - vino, burguesía y bicicletas

He pasado unos días en Francia. Antes de ir a mi pueblo natal por Navidad nos quedamos 2 días en Burdeos. Están construyendo un nuevo Museo del vino que va a ser espectacular. Lo llaman la ciudad del vino, como en el caso de Marqués de Riscal. He comentado a la gente con la que nos quedamos sobre el Museo Vivanco. No lo conocían, y piensan que el Museo de Burdeos puede ser similar, si bien al parecer también van a tener contenido académico, con cursos de enología, etc.  Parece que se presentará en la siguiente Vinexpo.  Una vez esté abierto tendré que visitarlo y compartiré mis impresiones.

burdeos

 

Burdeos es una ciudad patrimonio Unesco. Está repleta de casas de enorme "Standing" y decoraciones. En la fotografía de arriba podéis ver el detalle de la terraza y el precioso farol. Cosas así dan mucha nobleza a la ciudad. 

Están muy orgullosos de ese título de Unesco. Lo cierto es que la ciudad ha visto cambiar su rostro en las dos últimas décadas. Mis recuerdos de infancia de Burdeos son los de una ciudad fea, negra, que vivía de espaldas al río. El río debía considerarse algo poco atractivo, como si la ciudad reconociera en el río a los marinos que trabajaban duro en el puerto. Carga y descarga, vida portuaria poco recomendable para una ciudad muy burguesa. Burdeos, es cierto, tiene reputación de ser una ciudad muy elitista y poco amiga de extraños.

Hoy sin embargo la ciudad está preciosa. Las paredes se limpiaron hace años. El moho que se acumulaba se retiró con máquinas modernas para limpiarlo de modo eficiente. El cambio es radical. Los almacenes portuarios desaparecieron también, y el rio se contempla ahora desde un precioso paseo repleto de actividades, carril bicicleta y el Tram. El tranvía ha cambiado totalmente a Burdeos (han sido muchas más las ciudades francesas en dar la bienvenida al tranvía) Silencioso, ecológico, el tranvía une y vertebra ahora una ciudad que antes carecía de medios de transporte.

La bicicleta es también protagonista y son multitud las personas que pasean en bicicleta por la ciudad, o que han hecho de la “velo” su medio de transporte.

 

Nos quedamos a dormir en el apartamento de una amiga que trabaja como agente de viajes. Su residencia se llama Sauvignon, es moderna, pero han querido recordar el vínculo con el vino en sus nombres. Hay mucho aparcamiento para bicicletas como se ve en la fotografía.

Una cosa que no se ve en Burdeos son bodegas. Quien vaya a la ciudad y piense que se pueden visitar se equivoca. Hay muchas tiendas de vino, algunas tipo boutique con bonita decoración, pero no hay bodegas para visitar. Lo que si se puede hacer es realizar alguno de los tours a viñedos que se proponen desde diferentes puntos de la ciudad. En cualquier caso, Burdeos es una ciudad perfecta para conocer las apelaciones cercanas. Por un lado Saint Emilion o por otro lado la zona de “Entre dos Mares”. Muy cerca queda también todo el Medoc con sus bodegas de enorme prestigio, y también cerca, al otro lado del Estuario de la Gironda, queda la zona de Bourg y Blaye.  La ciudadela de Blaye es también patrimonio Unesco, como también lo es la villa de Saint Emilion (muy recomendable su Iglesia troglodita) al igual que Burdeos. Parece como si la zona tuviera una amplia vinculación con el tema de Patrimonio, o como si supieran muy bien como poner en valor sus monumentos para conseguir estar clasificados por Unesco.

Volviendo a Burdeos, una de las cosas que más llama la atención es la vida en la calle. Pese a que en esta época del año hace frío, hay terrazas en la calle. Se hace mucho uso de calefactores exteriores para disfrutar las terrazas y las fórmulas de menú permiten opciones para todos los bolsillos.

Mención muy especial, como siempre para mi en Francia, las pastelerías. Descubrí una tienda de Macarrons de esos que dejan sabor en la boca por semanas. Increíles. Os dejo una foto! No sólo son bonitos, sino que su sabor y su textura era perfecta.  Estas son las pequeñas cosas que se hecha de menos de Francia, por suerte es fácil volver, sobre todo si la gasolina baja el precio. Por cierto que pagamos la Diesel a 1,03 en Francia, bastante menos que en Madrid. 

  1. #1

    Disfraz

    Estimada Frenchie,

    Nunca habla del Museo de Los Chartrons, que fue inaugurado en 1994, ni del Museo del Vino y del Negocio, que abrió sus puertas en 2008 : dos auténticos santuarios del vino de Burdeos. Lamento que haya sido mal aconsejada por tu entorno, pero otra vez será : no hay pecado sin remisión.

    P.D. No diga que Burdeos tiene reputación de ser una ciudad poco amiga de extraños, porque es un infundio. En realidad, Burdeos es una ciudad cosmopolita : las familias de negociantes del barrio de Los Chartrons se llaman Barton ( Irlanda ), Lynch ( Irlanda e Inglaterra ), Pereire ( Portugal ), Schÿler & Schröder o Kreyssmann ( Alemania ).
    " La hospitalidad de los bordeleses con los extraños es proverbial." ( Arthur Schopenhauer )

    Best regards. Wishing you a happy & magical New Year / Alain

  2. #2

    Gondorff

    He ido bastantes veces en los veranos de mi infancia a Burdeos. Recuerdo como dices una ciudad mucho más negra y sucia que hoy en día, aunque quizá con más encanto. Cerca de la Gross Cloche había varias tiendas donde todavía podías comprar objetos originales de la Segunda Guerra Mundial, de eso hoy en día no queda ni rastro. Sin embargo, todavía pervive y goza de una estupenda salud uno de los restaurantes de mi vida, La Tupina. Allí, de manera indiscutible, he comido las mejores carnes de toda mi existencia. Hace tiempo que no voy, la próxima vez escribiré una reseña.

    Un abrazo,

  3. #3

    Disfraz

    en respuesta a Gondorff
    Ver mensaje de Gondorff

    Mira que la especialidad pastelera de Burdeos no es el macarrón sino los famosos canelés.

    P.D. Bordeaux est la seule grande ville de France où l'on puisse plier des œufs dans une poche & où des putains de drôles mal dringués se mangent des chocolatines.

    Adieu ! / Alain

  4. #4

    Frenchie

    en respuesta a Disfraz
    Ver mensaje de Disfraz

    Estimado Alain
    gracias por su comentario. Sin duda los canelés son la especialidad de Burdeos, sin embargo también se pueden encontrar deliciosos macarons como los de M le Macaron en rue des Remparts.
    Bordeaux est en effet une ville magnifique et culturellement très riche, mais lors de mon séjour j´ai surtout profité de ses bons vins et gastronomie en compagnie de mes amis bons vivants!!! Je prends note des musées que vous citez pour la prochaine fois! En Charente Maritime, on parle aussi de drôles et drôlesses et on y mange des chocolatines...passe t´on aussi la since à Bordeaux????
    Je ne peux finir ce post sans m´indigner de l´attentat commis aujourd´hui...les mots me font défaut...On est tous Charlie.
    FRenchie

  5. #5

    Disfraz

    en respuesta a Frenchie
    Ver mensaje de Frenchie

    Chère Frenchie,

    Nous sommes tous sous le choc : la France a été frappée au cœur. On a assassiné tout un conseil de rédaction & les policiers qui en assuraient la sécurité : on a exécuté avec la plus froide préméditation les dessinateurs de presse les plus doués de notre pays & surtout les plus courageux d'entre eux. Wolinski & Cabu, c'étaient les compagnons idéologiques de Mai 68 les plus influents pour l'adolescent que j'étais alors. J'ai appris ensuite à aimer Tignous, Honoré & surtout Charb, le plus extraordinaire résistant du groupe. N'oublions pas l'économiste Bernard Maris.
    La liberté de la presse est sacrée en France & tant de journalistes se sont battus pour cette noble cause que, dans l'inconscient collectif, " Charlie-Hebdo " était comme ce petit village gaulois qui résiste à César : ceux qui sont morts aujourd'hui ont lutté jusqu'au bout - avec pour seules armes des crayons & des gommes - contre l'intolérance, le fanatisme, le totalitarisme des islamistes.
    Les rues principales & les places des grandes villes de France sont noires de monde : je souhaite que les vrais musulmans français se mobilisent massivement & défilent à Paris pour bien montrer dans quel camp ils se trouvent : celui des faibles & des lâches - à l'image de leurs recteurs frileux - ou celui des résistants. Si leur message de manifestants n'est pas assez clair ou assez puissant, on peut craindre pour leur sécurité & pour leur vie dans les mois qui viennent.

    P.S. Je me suis marié à Sainte-Foy-La-Grande en 79 avec une petite demoiselle de Gironde : elle ne passe plus la serpillière bordelaise mais a passé la " wassingue " dans le Nord & puis la " toile ", ici, dans la Sarthe, mais avec une " gueille ", vocable intraduisible qu'elle prononce avec cette pointe d'accent qu'elle n'a jamais perdu. J'essaie d'imposer le mot " fregona " en lui chantant " Piensa en mí " ou " Bésame mucho " mais elle n'a que deux mots d'espagnol à la bouche : ¡ qué va !

    Adieu, pitchounette / Alain


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar