El joven Baco

La cuarentona mejora con el vino. ¡Ay, digo, la cuarentena!

La cuarentena, y también la cuarentona, mejoran con el vino

No es un hecho científicamente probado pero lo estoy comprobando y creo que no voy mal desencaminada: la cuarentena mejora con el vino. Dicho esto, confieso que soy cuarentona y estoy en cuarentena, ¡y qué! Pues bien, lo único que quiero decir con esto es que, el aislamiento antisocial te vuelve un ser mucho más social de lo que jamás había imaginado. 

cuarentena

Tras darme cuenta de que soy un ser 100% social también me he percatado de que paso las horas pensando en que llegue el momento de la comida o de la cena. ¿A vosotros no os pasa lo mismo?

Ahora más que nunca, mis mejores momentos del día son aquellos que tienen algo que ver con la comida y/o la bebida. En lo más profundo de mi ser ha crecido una fuerza incontrolable que sale como un león hambriento que me empuja a la cocina con el único objetivo de preparar sofisticados manjares (como por ejemplo unas patatas fritas o un solomillo a la plancha). Esta fuerza (o desazón) me lleva a imaginarme cual cocinera de éxito tras la barra de un famoso restaurante de estrella Michelin.

cocinando

Sin embargo, hay algo que me preocupa y mucho y, es que casi me motiva tanto comer y fantasear con mi nuevo ego restaurador que las ganas que me han entrado de repente de recoger la cocina o de fregar. Resulta que me ha entrado una manía limpiadora y recogedora que en la vida me había pasado. ¡Venga a limpiar y venga a ordenar! ¿Se tratará de un síndrome relacionado con la cuarentona en vez de con la cuarentena? ¿O es que estoy en cuarentena por cuarentona? ¡Ay, ay, ya ni siquiera lo sé!

Creo que lo que necesito es beber vino para desestresarme porque desde que cumplo mi cuarentona en cuarentena (¿o era al revés?) en casa mi vida es demasiado intensa. ¡Estoy harta de tantas iniciativas nuevas que han salido estos días! Que si hay que hacer yoga en casa, que si los aplausos a las 20h, que si el trabajo, que si el vecino de arriba te habla por el patio de luces, que si tal o cual. ¡Aunque lo peor son las llamadas en grupo por whatsapp! ¡Por ahí no paso, ¿vale?! 

¡Estoy hasta el gorro de tanta sobreestimulación! Soy un ser social hasta cierto punto, ¡por favor, dejadme unas horas tranquilas mi cuarentena es mía y sólo mía!

  1. #1

    Majopina

    Me ha encantado el artículo, está escrito con mucho humor. ¡Ánimo con la cuarentena porque la cuarentona es maravillosa!

  2. #2

    Polidori

    El sentido del humor es fundamental en situaciones como esta, enhorabuena por el post, por cierto, si que es verdad que ahora que paso mucho tiempo en casa le doy más importancia a la comida y a su elaboración, al final siempre hay que buscar cosas positivas en cualquier situación.

  3. #3

    Marta Calabuig

    Me encanta!!Muy fan de tu cuarentena cuarentona! 😂 Además me siento muy identificada porque ahora comer, fregar, limpiar todo hasta dejarlo como los chorros del oro, bajar la basura, (en estos momentos agradecería también tener un perro) es uno de nuestros mejores pasatiempos. En fin, esperemos que esto pase pronto y no acabemos todos tarumbas. ¡Así que mucho ánimo y a seguir disfrutando de nuestro pequeños placeres de la vida como tomarnos un buen vino en casa !🍷

  4. #4

    Tempranilla Jones

    en respuesta a Majopina
    Ver mensaje de Majopina

    Gracias Majopina. ¡Al mal tiempo, buena cara! ¡Ánimo con la cuarent..............na!

  5. #5

    Tempranilla Jones

    en respuesta a Polidori
    Ver mensaje de Polidori

    ¡Gracias Polidori! Vivamos la cuarentena con la cuarentona que también nos toca vivir pero siempre, siempre con humor. ¡Mucho ánimo!

  6. #6

    Tempranilla Jones

    en respuesta a Marta Calabuig
    Ver mensaje de Marta Calabuig

    ¡Hola Marta Calabuig! Gracias. Me alegra saber que estas líneas te han hecho reír un poco. ¡Ánimo y salud!


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar