Vinobsesion

Calificación de añada 2.012 Denominación de Origen Tierra de León: MUY BUENA

Este viernes, 31 de mayo, ha tenido lugar en la localidad leonesa de Valencia de Don Juan, la Calificación de la añada 2012 de la Denominación de Origen Tierra de León.

Para esta edición de la Calificación de la añada de la Denominación de Origen, han asistido a la cata final en el Hotel Valjunco, numerosos representantes del mundo del vino tanto de Castilla y León como de España; no han faltado los Directores Técnicos de los demás Consejos Reguladores de Castilla y León, representantes de la Estación Enológica, representantes de la Hostelería de León y del mundo del vino en la capital leonesa; la Hostelería del Barrio Húmedo y la Hostelería provincial, la Asociación de Sumilleres de León y la Academia de Gastronomía Leonesa, miembros del Comité de cata del  Consejo Regulador, prensa especializada del sector a nivel comunitario y nacional y representantes de la sumillería, entre otros. Panel de cata del que me siento orgullosa de haber podido participar.

Los vinos catados fueron seleccionados por los Servicios Técnicos del Consejo Regulador, basándose para ello en las puntuaciones obtenidas por los mismos, en las distintas catas de calificación que la Denominación de Origen celebra a lo largo de todo el año.

Un total de doce vinos repartidos en tres categorías, tres vinos blancos, de la variedad Albarín, seis vinos rosados y tres vinos tintos jóvenes, todos ellos de la variedad Prieto Picudo.

Ha sido en torno a las tres de la tarde cuando el Presidente de la Denominación de Origen, D. Manuel Losada Quiñones, ha anunciado a todos los presentes al acto, catadores y autoridades, la nota final de “MUY BUENA” obtenida tras procesar los Servicios Técnicos del Consejo Regulador

La puntuación numérica resultante, ha sido de 87 puntos, a tan solo cinco de la calificación “excelente”, igualando os 87 obtenidos en la Calificación de la añada del 2011.

 

Este resultado obtenido, refleja lo que se viene anunciando desde hace tiempo por parte de los miembros del Consejo Regulador, Junta directiva y personal técnico; y no es otra cosa, que la gran labor que desde hace unos años se viene realizando por todos los viticultores y bodegas que conforman los Registros de esta joven Denominación de Origen.

 

Respecto a los vinos de los blancos de la variedad Albarín han sorprendido a algunos de los catadores, y se ha mostrado un comportamiento muy diferente dependiendo de los manejos en campo y bodega, mostrándose en general como vinos frescos, cono notas a frutas de hueso y recuerdos a monte bajo. Pero es en boca donde se hallaban grandes diferencias, y algunos se mostraban de paso ligero y refrescante convirtiéndose en vinos de trago vertical y largo, y otros se mostraban untuosos y más complejos, siendo vinos de trago horizontal.

No creo que sea una variedad para largas crianzas en madera.

Respecto a los rosados, es donde creo que esta denominación tiene su fuerte, y es que la Prieto Picudo se comporta de una forma extraordinaria para este tipo de elaboración. Si hay una cosa que me ha parecido todo un acierto de esta Denominación de Origen es que no tienen estandarizada su variedad como si lo hacen algunas otras D.O., y hemos podido catar rosados de elaboraciones oxidativas hasta madreados, rosados de corte más clásico a rosados tremendamente atractivos y comerciales, sin perderse en la piruleta, manteniendo notas de violetas, con frescura y amabilidad, y por ello he otorgado mi puntuación máxima de la mañana a uno de estos vinos, al último en concreto, con 91 puntos.

Y para terminar los tintos jóvenes de Prieto Picudo nuevamente, que como los propios elaboradores han denominado “rusticidad elaborada”. Colores juguetones, frutos del bosque que se acercan más a las grosellas que a las moras, con acidez que te despierta la boca, y le confiere la contradicción de vinos rudos pero agradables de beber. Y es a cada tierra sus cosas, como iban a faltar  en tierras leonesas, con la gran oferta de tapeo por su ciudad, vinos que cumplieran con nota la función del acompañamiento…

He de hacer mención a la labor de Alejandro Gonzalez Jiménez, director técnico de la D.O., por su apuesta firme en esta denominación, y he podido presenciar cómo es de querido y valorado por los bodegueros a los que coordina.

Para acabar este post decir que, a mi humilde juicio, cuantos más rosados pruebo más convencida estoy de que los Prieto Picudo están en lo alto de mi pódium.

Esmeralda García García

  1. #1

    Gabriel Argumosa

    De acuerdo totalmente en que la prieto picudo, da unos grandes rosados.

    Un saludo y te felicito por tu post.

  2. #2

    Juanjosantos

    Fantástico artículo!!

    Me gustaría probar esos grandes rosados de Prieto Picudo :)

    Un saludo y felicidades!!!


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar