Bobal Negro 2018

Vino Bobal Negro 2018

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
93
Puntuación Media:
8,6
Calidad-precio:
7,3

Bodega: Vicente Gandia
D.O./Zona: D.O. Utiel-Requena
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: 100% Bobal
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Se ha elaborado con una selección de uvas de Bobal procedentes de viñedos de la zona alta de Utiel-Requena. Con rendimientos inferiores a 1 Kg por cepa, se ha vendimiado a mediados de Octubre. Se ha realizado una maceración pre-fermentativa a 3ºC durante 4 días y se ha fermentado a 26ºC permaneciendo con sus pastas 10 días más. Un 50% del vino ha realizado la fermentación maloláctica en barrica y el conjunto ha descansado 12 meses en barrica de roble francés de tostado ligero

Varietales: 100% Bobal

7 Opiniones de Bobal Negro 2018

Granate de capa media con reflejos rubí y ribete violáceo. Limpio y brillante. Lágrima abundante, densa y coloreada.
Nariz de buena intensidad. Fruta negra madura, flores de colores, hojas secas, mineral, tocino.
Boca potente, especiada (pimienta sobre todo), con buena acidez y algo rugosa al paladar. Textura suave y un final afrutado y largo.

Color picota con ribete violáceo, brillante y de capa media.

En nariz aparece fruta roja, cereza, ciruela y notas a monte bajo y notas lácteas fruto de su crianza.

En boca tiene una entrada fresca, un poco secante, es amplio, recuerdos a fruta, con un tanino domado, buen volumen y final persistente con un ligero amargor. Equilibrado y rico.

Ya al verterlo en copa ves la fluidez, el brillo... De color rojo luminoso de capa media con la orilla rosácea. Lágrima fina que marca color cuando seca tal y como hacen los vinos que tiran a joven. Aroma abierto, muy fresco, con fruta roja; moras, cerezas... notas de caramelo de lilas que lo hacen atractivo. Es especiado, con un toque de regaliz, y un balsámico fondo... Es totalmente diferente hasta el momento. Un nuevo perfil. En boca está todavía mejor, y es que me gusta mucho toda esta frescura. Pues tiene una apariencia ligera, pero falsa, porque tiene su trama. Simplemente es que la fruta para viva, jugosa y tiene un curioso picor a piel de naranja que es lo que más me gusta de todo. La flores, afloran en retronasal. Destaco una vez más su frescura, su perfil de bobal diferente y una acidez que limpia y lo hace sumamente bebible.

Sorpresa. 

Viene con un bonito vestido color rojo picota de capa media con reflejos violáceos dando muestra de su buen estado de forma y de su juventud y ribete cereza claro. Limpio y brillante. Abundante y  gruesa lágrima que cae con parsimonia por la pared de la copa.

En una nariz de intensidad media-alta, despliega poco a poco sus profundos y complejos aromas entre los que sobresalen los aromas de frutos rojos (cereza, ciruela…) y frutillos del bosque bien madura (moras, fresas silvestres, grosellas, arándanos…) sobre un fondo balsámico fresco y de ricos tostados (toffee) y especias (pimienta negra, vainilla…) acompañados de un ligero aroma de tierra húmeda, aromas de  matorral mediterráneo y sutiles notas florales (lavanda).

En ataque se muestra potente, graso y con paso de boca majestuoso lleno de fruta. Destaca su excelente acidez que le aporta frescura y longitud y su elegante tanicidad que lo dota de buena estructura, todo ello en una perfecta conjunción para hacer de este vino un vino excelente que muestra la grandeza de la uva bobal bien cultivada y elaborada.

Final largo y persistente envuelto en notas ahumadas y especiadas en el que se perciben de nuevo las sensaciones percibidas en nariz y boca. Un vino que, aunque está en un buen momento de consumo, su viva acidez, su grado alcohólico, su tanino y su peso en fruta me lleva a predecir que seguirá creciendo en botella.

La Bobal Premium de Vicente Gandía es una trabajo esmerado desde su etiquetado y particular botella hasta la concepción inicial y ejecución de Pepe Hidalgo.

Su visual nos adentra al mundo particular de la bobal, su madurez y su intensidad colorante.

Nosotros destacamos a este Bobal por la nariz que presentan infinidad de matices que van y vienen según el movimiento en copa y la temperatura, desde frutillos rojos, a frutos negros como la ciruela, las moras, además de buenas dosis ahumadas y de regaliz negro, que junto a los toques tosatados y de matorral de montebajo y especias conforman un bonito y abundante abanico de aromas.

En boca es muy expresivo y se presenta estructurado en su textura, denso sin llegar a ser rugoso y con buena acidez que es fundamental en este tipo de vinos para que nos apetezca una segunda y tercera copa… Han logrado domar el excesivo brío y carácter "asalvajado" de la variedad Bobal, sin tener que utilizar exceso de crianza, lo que agradece por mantener el peso de fruta de esta variedad.

Color rojo granate de ribete violáceo, capa media, lágrima lenta y gruesa, bastante teñida pero con separación entre ellas.
Es brillante y elegante.


La nariz es  no demasiado abierta, amarga, especiada, como de un CS joven, pimienta, nuez moscada, fruta negra. La nariz, para mí, no denota el año de barrica.


 En boca, como ocurre con su hermano rosado/blanco, me parece mucho mejor. Entrada muy agradable, amplia, con paso suave pero remarcado por taninos de astringencia importante pero muy agradable, buena acidez, frescura, fruta mas roja en boca que en nariz, donde era mas negra, final suave con tomillo. Persistencia media.


 En boca si que se aprecia la madera, algún toque balsámico en el retrogusto, recuerdos a regaliz, cierta complejidad, elegancia, estructura y equilibrio. Está rico.


Para un plato al ajillo de conejo, para un estofado, carrillada, un pollo al ajillo, un arroz de verduras....

Segundo vino firmado por Pepe Hidalgo en Bodegas Vicente Gancía, hermano gemelo en variedad en este nuevo proyecto de dos vinos que es el Bobal Blanco 2019.  Ambos vinos comparten una bonita presentación en una botella baja y más ancha de lo habitual que le ofrecen capacidad de diferenciación.

A la vista se muestra con un color rojo violáceo, limpio, brillante, de capa media. En nariz destacan aromas primarios de frutas rojas maduras (moras, ciruela) y frutas en licor, monte bajo, caramelo de violetas, regaliz, ligeros ahumados y sensaciones balsámicas. En boca tiene una entrada poderosa, rugosa (que no astringente), sensación de amplitud, bastante largo y acidez controlada, con un final ligéramente amargoso muy agradable. En retrogusto reaparecen las notas primarias entremezcladas con la aportación de la madera en la crianza. Muy agradable. PVP aproximado: 16-17 €

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar