Veuve Clicquot Ponsardin Brut

Champagne Veuve Clicquot Ponsardin Brut

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
90
Puntuación Media:
8,1
Calidad-precio:
4,7

Bodega: Veuve Clicquot
D.O./Zona: Champagne AOC
País: Francia
Tipo de vino: Espumoso
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 12,00%
Varietales: 50% Pinot Noir, 30% Chardonnay y 20% Pinot Meunier.
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: El Champagne Veuve Clicquot Ponsardin Brut procede del ensamblaje de más de cincuenta crus diferentes siendo la mayoría Grands y Premiers Crus. Se elabora con vinos de las variedades de Pinot Noir(50-55%) que le otorga estructura, Pinot Meunier (15-20%) le da redondez y Chardonnay(28-33%) que le aporta elegancia y delicadeza. Se utiliza entre 25% y 40% de vinos de reserva de hasta 9 años de edad.

Varietales: 50% Pinot Noir, 30% Chardonnay y 20% Pinot Meunier.

Consumo: 2011 - 2012

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2011 - 2012.

29 Opiniones de Veuve Clicquot Ponsardin Brut

Amarillo limón pálido. Nariz de intensidad media donde predomina el carácter floral, notas de pastelería, suaves notas minerales y tenues recuerdos a fresa. En boca tiene buen ataque, buena acidez, carbónico bastante presente, seco, marcada acidez y recorrido medio. PVP aprox. 32€

Nos han regalado este champagne y hoy tenemos la ocasión de compartirlo con unos buenos amigos. Tuvimos la botella en la nevera unos 45 minutos hasta que alcanzamos los 7°C para servir. Tapón que provoca tremendo estruendo al destapar y que posteriormente se hincha muchísimo en su base (como debe ser).

VISUAL: Presenta un color amarillo tenue, pajizo y con reflejos acerados. Presenta abundantes rosarios de burbujas muy finas que emergen desde el centro de la copa perfectamente verticales (84).

OLFATIVA: La primera impresión en nariz es de fruta blanca (pera y manzana) acompañado por apuntes cítricos de corteza de limón. Después encontramos deliciosos toques avainillados, a bollería (croissant calentito) y de mantequilla en pomada. De fondo asoman notas de levadura, de almendra cruda así como un leve recuerdo de flor blanca. De intensidad media-baja (quizás demasiado frío), pero con calma y al subir los grados resulta imponente en su complejidad aromática (89).

GUSTATIVA: En boca muestra una tremenda acidez de entrada, lo encontramos un tanto "picante", con el carbónico marcado aunque la finísima burbuja no molesta, todo lo contrario. A la vez cremoso y sedoso al tacto, envolvente y de mucha frescura. Retronasal con apuntes de fruta blanca y mantequilla. Persistencia de un minuto con un post-gusto cremoso y elegante. Le sobra un puntito de acidez para mi gusto pero deja muy claro que parte de una materia prima excelente y además variadísima, de ahí su gran complejidad (86).

La RCP la dejaremos en correcta. Fue un regalo pero cuesta en torno a los 40 euros y por esos precios hay cavas de mayor nivel a este champagne.

MARIDAJE: Lo sacamos con un postre de helado de tres leches con fresas frescas. Exquisito maridaje, los lácteos del helado, la frescura de las fresas en total armonía con los apuntes de bollería y frutos secos, amalgama de aromas y sabores perfectamente integrados. Lo disfrutamos de lo lindo.

Salud-os!!

Nueva botella y de nuevo nada que destacar.
Color amarillo pálido con destellos dorados.
La nariz es de media intensidad, fresca, fruta blanca, notas cítricas y recuerdos a panadería.
En boca tiene buena entrada, fresco, buena acidez, carbónico presente, muesta cierta cremosidad, paso sencillo y ligero y final de media longitud.
Falto de viveza, cremosidad y complejidad para su precio.

Color amarillo dorado de poca intensidad. Burbuja fina y abundante.
En nariz es fresco, baja intensidad. Mezcla de fruta blanca de hueso con algo dé bollería.
En boca agradable, sin más. Burbuja relativamente bien integrada. Fácil de beber.
No es excesivamente complejo pero sí agradable. Aún así, la rcp es regularcilla...

Un champagne muy correcto y bien elaborado, que recuerdo fue el primer champagne que probé hace muchos años en un vuelo. Color amarillo dorado con abundante espuma. En nariz aromas tostados, fruta blanca y bollería. En boca es sabroso, muy cremoso, suave y elegante con una burbuja fina bien integrada, frutal y largo. Sabroso

Un champagne de amplia producción y distribución, clásico donde los haya y que siempre ha llevado un halo de calidad como cuando hace años se pedía un Rioja por pedir algo de señorío. Ahora parece estar un poco por encima de su competidor (Möet) en cuanto a la apreciación general y creo que también en cuanto a valoración en cata.
Una buena elaboración consigue un champagne que no tiene aristas y que es fácil de agradar al público en general, aunque no tenga algo que le confiera una personalidad especial.

Cumple bien

Champagne básico de la casa. Excelente presentación como es habitual.
Color amarillo bastante vivo. Mucho carbónico de ascensión rápida.
Nariz de buena intensidad, floral, tostados, césped húmedo.
Boca con el carbónico bastante aceptable, sin ser ninguna maravilla, sabroso y fino, se queda un poco corto en general. Final bastante largo.

Champagne básico que no guarda una buena relación calidad -precio

Un champagne con glamourosa imagen y correcta y elegante percepción organoléptica.

Nariz fina y sutil, perfilada (pera y levaduras) y graso en boca, con el carbónico perfecto. Pasa con clase y distinción dejando poca marca.

Son muchos los champagne del rango de precio (alrededor de los 35 euros) y calidad en el que se encuentra este Veuve Clicquot Ponsardin Brut. Para mí este es el mejor de los que he probado hasta el momento.
En copa presenta un amarillo pálido brillante y limpio con destellos y ribete acerado. La burbuja es fina, abundante y persistente.
En nariz los aromas primarios ya son intensos y complejos, con notas de manzana, lácteos y bollería. En los secundarios persiste la frecura inicial y a las notas frutales hay que añadirles algunas que recuerdan a la ceniza.
En boca es elegante y muy agradable. Aterciopelado en el paladar, llenando la boca, con una acidez y frecura equilibradas. Postgusto muy bueno, persitente y elegante.

Color amarillo dorado, limpio, brillante, burbuja fina y abundante. En nariz con buena intensidad fruta blanca como manzana, pera, algo de pan tostado y mantequilla. En boca tiene buen ataque con burbuja agradable, cremoso, suave, frutal, buena acidez y buena persistencia.
Antes parece que Moet era lo chic, ahora tiene sustituto dentro de buena calidad en altas producciones y comerciales.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar