Es el vino fino de mesa el futuro de Jerez?

10 respuestas
    #1
    Juansanroman

    Es el vino fino de mesa el futuro de Jerez?

    El corta-pega no es muy ortodoxo, lo reconozco, pero no me resisto a compartir el último artículo de Jancis Robinson recomendando a Jerez la diversificación que acertadamente siguió el Douro portugués ante la progresiva caída de popularidad del Porto. El Douro apostó por el vino fino de mesa y Jerez presenta atisbos de estar comenzando también esta ruta. Jancis Robinson les anima a seguir por ahí. Debe ir por ahí el futuro de Jerez? Qué pensáis

     

    For Robert Rolls, as for any fine wine merchant, the initials DRC stand for the world-famous Domaine de la Romanée-Conti in Burgundy. But his younger brother Charles is more likely to associate the initials with the Democratic Republic of Congo. As a young man, he contracted malaria while in the country and went on, via a circuitous route, to make a fortune from the experience. It was from the DRC that he ended up sourcing the quinine for Fever-Tree, the premium tonic water brand he created with adman Tim Warrillow in 2004.

    Rolls gave up an executive role in Fever-Tree in 2014 (“it’s now too big for an entrepreneur like me”) and has since been looking around for something to do.

    Failing to spot such a lucrative gap in the market as premium tonic water, he thought about what else he liked drinking. Unlike his brother, he finds red wine too often gives him a headache but he loves fino sherry — the pale, dry version. Post Fever-Tree, Robert Rolls sniffed around the Andalusian sherry capital Jerez a few times with a view to making and marketing his own, but was put off when he found “they were all down in the dumps about the sherry industry” there. Even fino was thoroughly unfashionable, just as gin had been when Rolls first got involved in Plymouth Gin in 1997.

    He was also wary of the dark, sweet connotations of the word sherry. “Everyone thinks of cream, or possibly amontillado,” he said. Rolls now says he’s glad he waited before deciding to focus on a fino-like table wine that is not as potent as sherry. The result is a dry wine from sherry vineyards that has the yeasty flavour of fino but is only about 12 per cent alcohol, rather than being increased by added alcohol to the 15 per cent defined as fino by the sherry authorities.

    Thus was born Sotovelo, literally “beneath the veil”, a reference to the layer of flor yeast that is responsible for fino sherry’s distinctive taste. He recruited as his man on the ground another entrepreneur, Thomas de Wangen, who imported wine into China for quite a while. De Wangen had represented sherry company González Byass in China and so had spent time in Jerez, where he fell in love with the region.

    Three years ago he and his Colombian wife, Lorna, bought 16 hectares of sherry vines and a rundown bodega just outside the town and are currently painstakingly restoring it. It is these Palomino Fino vines that supply the raw material for Sotovelo, together with a much smaller amount of fino sherry for Rolls.

    I went to take a look at the venture with Sophia Bergqvist, a friend of Rolls’s from business school, who has turned her family’s port and Douro table wine producer, Quinta de la Rosa, into a successful business. It was fascinating to listen to them compare the fortunes of the two most famous fortified wine regions in the world (although Rolls dislikes the word “fortified” almost as much as he dislikes fino being called sherry).

    As long ago as the 1990s, those making port in the Douro valley in northern Portugal saw diminishing interest in port, so they started serious diversification into table wine. Why didn’t something similar happen in Jerez, asked Bergqvist. Why has there been so little producer response to plummeting sherry sales?

    The Douro valley and the port city of Oporto at its mouth are now major tourist destinations. Bergqvist herself runs a thriving hotel and restaurant at Quinta de la Rosa. The rolling chalky hills outside the three sherry towns of Jerez, Sanlúcar de Barrameda and El Puerto de Santa María may not be as striking as the steep-sided Douro valley. Jerez is a beautiful, atmospheric, Moorish jewel. It welcomes a tiny fraction of Oporto’s tourist traffic, however.

    As I wrote last November, a group of small-scale producers has sprung up in the sherry region, making table wine from grapes previously destined for sherry, and many of them are very good. Sotovelo would qualify, although I sensed that Rolls, having tasted market domination, is itching to present his wine independently rather than as a member of a group.

    Another of Rolls’s characteristics, according to Bergqvist, is impatience. Perhaps as a result of this, the 2022 vintage of Sotovelo, which was the first, was bottled in May 2023 after only eight months under flor.

    I suspect rather longer may be needed to make a really distinctive wine. The 2023 vintage is fortunately still maturing under flor in ancient Galician chestnut casks in the recuperated bodega next to the vineyard.

    The Sotovelo vineyard is just next door to the first sherry vines of another incomer, Peter Sisseck, whose most famous wine is Pingus in Ribera del Duero. Rolls, Bergqvist, de Wangen and I spent a salutary morning at the historic bodega in Jerez where Sisseck’s finos are maturing. The difference in pace and ethos was remarkable.

    The bodega is owned by sherry grandee Carlos del Río González-Gordon, the father-in-law of Peter Sisseck’s daughter. In a flower-bedecked courtyard, we sampled multiple maturing finos from Sisseck’s second vineyard, bought three years ago (Viña Corrales from the first one is already launched). González-Gordon is patiently waiting for agreement on when this second wine is ready to be bottled. “In this business, you can’t be motivated by finance,” he told us. “It’s all about quality.”

    As for Rolls, who is still determined to make a little fino as well as successfully launch his table wine Sotovelo, he says he still has “a mountain to climb”, but thinks “fino is a great drink and people will one day realise it”. Just don’t call it sherry.

    #2
    Josep_Gallego
    en respuesta a Juansanroman

    Re: Es el vino fino de mesa el futuro de Jerez?

    Ver mensaje de Juansanroman

    Efectivamente muchos no entendemos como Jerez no ha admitido en su DO todavía los llamados vinos de pasto, vinos blancos prara consumo mucho más habitual que los encabezados y algunos con un carácter y tipicidad muy interesante. Creo que es algo que no tardará en suceder, hay un grupo de jóvenes elaboradores empujando, pero ten en cuenta que para Jerez, con esos vinos va a ser difícil inicialmente, competir con verdejos, albariños y otros blancos que llevan años ocupando el mercado, eso sí, cuanto antes empiecen mejor porque como comentamos muchas veces, nos encantan los vinos de Jerez (finos, manzanillas, olorosos, palos cortados, amontillados, etc... ) pero no bebemos mucho. Gracias por el artículo

    #4
    Ralfilauren

    Re: Es el vino fino de mesa el futuro de Jerez?

    Yo creo que estamos ante un punto de inflexión en Jerez y creo que también en el mundo del vino en general; eso obliga a Jerez a reestructurarse.

    El consumo de vino barato de consumo diario va cayendo. Ubicándolo en Jerez creo que va a suponer un desplome de finos, manzanillas, creams, mediums... de baja calidad. 

    Los vinos de pasto van a ser la punta de lanza de la zona, lo que más me gusta de estos es que con su salinidad y amargor consiguen ser vinos muy frescos en una zona muy cálida. Este va a ser el futuro, calidez abrazada por frescura. Aquí creo que han hecho bien en posicionarse en precios elevados, todas las zonas que quieren ganar en autoestima deben intentarlo así.

    Luego, no nos engañemos, lo mejor de Jerez y el marco es el velo de flor, Finos y Manzanillas buenos y buenas a radiar, en rama, con alma, eso se mantendrá, es la seña de identidad de la zona... los vinos de pasto van a ayudar a aprender a valorar estos vinos de crianza biológica. 

    No puede ser que la puerta de entrada a la zona sean los finos y manzanillas baratas, deben ser los vinos de pasto.

    En cuanto a los generosos (amontillado, palo cortado, oloroso y vinos de mezcla) yo les veo un buen futuro. Observo una subida del interés por los destilados (tienen su semejanza) y sobre todo por la coctelería, aquí estos vinos pueden ser la bomba, falta un loco que lo promocione en lugar de cócteles basados en mezcal... cosas de la globalización.

    Auguro debacle del Jerez barato, aumento de precio y prestigio en el Jerez bueno y ni te digo en el Jerez "viejo".

    PD: Rafel jugando a ser Rappel.

     

    #5
    Abreunvinito

    Re: Es el vino fino de mesa el futuro de Jerez?

    Se pusieron la camisa de fuerza para evitar ser copiados y ahora tienen dificultades para salirse. Y es una pena.

    Saludos

    #6
    _Guillermo_
    en respuesta a Juansanroman

    Re: Es el vino fino de mesa el futuro de Jerez?

    Ver mensaje de Juansanroman

    A tu pregunta sobre si el vino fino de mesa es el futuro de Jerez, yo contestaría rotundamente que no. Pienso que los vinos generosos del Marco van a estar ahí por muchos años, superándose crisis una detrás de otra desde el XVIII, cuando se fundaron muchas bodegas.

    Hay que tener en cuenta que la irrupción de los llamados Vinos de Pasto ha venido de la mano de pequeños elaboradores independientes, los Territorio Albariza, con un volumen ínfimo comparado con los volúmenes de vinos generosos que aún hoy se producen.

    Tampoco creo yo que sea una comparación acertada el Douro con Jerez. Douro, más de 45.000 Ha de viñedo; Jerez no llega a 7.000. Douro con infinidad de variedades autóctonas tintas y blancas para elaborar vinos tintos, blancos y rosados; Jerez mayoritariamente Palomino y otras como Moscatel y Pedro Ximénez, más las aún más minoritarias con escasa plantación, etc, etc.

    Los Vinos de Pasto son la entrada al inmenso mundo de los finos, los amontillados, los olorosos, etc, el problema es que estos primeros vinos están muy bien hechos, son muy buenos, buenísimos diría, y claro salen a precios altos, aunque también depende para quien.

    De momento creo que los Vinos de Pasto y los finos y manzanillas van a seguir caminos paralelos, con mayor o menor éxito. Los problemas del Jerez, del sherry, son otros, y no es el Vino de Pasto la solución. Digo yo...

    Saludos desde El Puerto de Sta. María. https://www.instagram.com/guillermomdv

    #7
    Todoelvino

    Re: Es el vino fino de mesa el futuro de Jerez?

    A ver, el aumento de la calidad de los vinos, el enfoque en vinos de pasto y el envejecimiento biológico, así como el aumento del interés por los destilados y la coctelería, son tendencias que pueden beneficiar mucho a la región de Jerez y al mundo del vino en general.

    Me gusta especialmente la idea de que los vinos de pasto pueden servir como una "escuela" para apreciar los finos y manzanillas de mayor calidad y crianza biológica.

    http://www.todoelvino.com/ | @Todoelvinoblog

    #9
    _Guillermo_
    en respuesta a Josep_Gallego

    Re: Es el vino fino de mesa el futuro de Jerez?

    Ver mensaje de Josep_Gallego

    En primer lugar, porque creo que no es tan sencillo. Me refiero a lo de admitir los Vinos de Pasto en la DO. Se puede modificar puntualmente un pliego de condiciones, como se ha hecho recientemente, para incluir las poblaciones que estaban antes - injustamente - fuera de la Zona de Crianza; para ver la posibilidad de no fortificar los vinos, caso del Fino Barajuela, por ejemplo, pero que deben llegar a los 15% reglamentarios de forma natural, etc, etc. Pero modificar un pliego para incluir una nueva tipología de vino completamente diferente, aunque haya aspectos en común me parece que es más complicado.

    El propio Cesar Saldaña lo dijo claramente no hace mucho en una entrevista que leí no recuerdo donde: "Los Vinos de Pasto son Jerez, pero no son Sherry".

    Es verdad que los vinos de pasto y los generosos de Jerez tienen muchos aspectos en común: zona, clima, suelo, variedades, etc. Pero es que además todas esas similitudes acaban justo después de la vendimia, es decir, cuando empieza la elaboración, en el que ya cada cual hace de su capa un sayo.

    También hablan de crear una nueva denominación de origen. Me parece aún más complicado y largo. Junta de Andalucía, Gobierno Central, Unión Europea, …uff, no quiero ni pensarlo.

    Yo haría una marca independiente y reconocida al estilo Corpinnat, con un reglamento de apenas 4 o 5 puntos y prou!

    Saludos desde El Puerto de Sta. María. https://www.instagram.com/guillermomdv

    #10
    Josep_Gallego
    en respuesta a _Guillermo_

    Re: Es el vino fino de mesa el futuro de Jerez?

    Ver mensaje de _Guillermo_

    Pensaba inocentemente que quizá lo que dice Cesar se pudiera traducir en una clasificación especial en la DO, como Rioja tiene los espumosos o Rueda los Dorados, pero es cierto que por otro lado aún teniendo cosas en común son diferentes desde su nacimiento. Supongo que Territorio Albariza pretende llegar a esa marca en algún momento... Saludos

    #11
    Randazzo
    en respuesta a _Guillermo_

    Re: Es el vino fino de mesa el futuro de Jerez?

    Ver mensaje de _Guillermo_

    Buenas tardes,

    Completamente conforme con lo que expones. Creo que el la DO, tal y como está conformada estatutariamente, no tendría sentido incluir los vinos de pasto, desvirtúa la tradición, ya plenamente fijada y marca de la zona, de los modos y maneras de elaboración de los vinos que se identifican, mundialmente, con Sherry.

    Dicho lo cual discrepo con la mayoría en los intervinientes en su, en mi opinión, excesivamente generosa valoración de los vinos no generosos de Jerez. Para mí son vinos con una deficiente relación calidad-precio o placer, queda un largo camino para alcanzar la excelencia de otros vinos tranquilos en su mismo nivel de precios, sin perjuicio de que, en opinión de no pocos elaboradores del marco que conozco, la variedad permite una expresividad limitada que va a fijar un techo a la capacidad de evolución de estos vinos.

    Saludos

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar