Cuando el color de un vino no es lo que parece

7 respuestas
    #1
    Santi Albert

    Cuando el color de un vino no es lo que parece

    Precisamente con un hilo interesante sobre si los daltónicos tienen o no desventaja a la hora de catar vinos, me vino a la cabeza un vino que probé en la X Muestra de Garnachas del Campo de Borja.

    Se trata del Solo Centifolia 2013, un vino rosado de Garnacha del Campo de Borja, que cuando vi su color cebolla o asalmonado me quedé pensando:

    "...pero si puede parecer una Pinot Noir...".

    Bueno, fue llevármelo a la nariz y explotar la fruta roja, las fresas y las frambuesas. Mi cara fue de como mínimo, sorpresa. 

    Pensé en cómo estaría en boca, pero, en total consonancia con la nariz: fruta y más fruta, hasta algo de gominola.

    Yo estaba acostumbrado a este perfil de vino rosado de Garnacha, pero no ese color.

    ¿Alguien sabe por qué puede ser posible ese color en un garnacha? He pensado en la utilización de menos hollejo, o permanencia de menos tiempo macerando con el mismo, pero, ¿y esos aromas y ese sabor tan frutal de dónde lo saca?

    Dejo una foto del vino en el stand de la bodega donde ya se aprecia ese color:

    Un saludo!

     

    Twitter: @santinoalbert

    #2
    José Gabaldón

    Re: Cuando el color de un vino no es lo que parece

    A mi me ha pasado con la variedad Manto negro de las Baleares, primero el nombrecito que no tiene nada que ver con el color, despues resulta ser un vino muy clarito poco cubierto y poquito color, pero cuando te lo llevas a la nariz es un verdadero espectáculo y no se queda atras en boca.
    De todas formas las distintas formas de elaboración son las que nos llevan a unos vinos u otros, siendo de la misma variedad.

    #3
    Edy Felson
    en respuesta a Santi Albert

    Re: Cuando el color de un vino no es lo que parece

    Ver mensaje de Santi Albert

    La oxidación del color en vinos rosados de garnacha es muy habitual. También influye la adición de sulfuroso, que resta color y pardea el vino.
    Yo elaboro rosados de garnacha y si no lo meto en botella antes de febrero/marzo, toma ese color anaranjado tan de moda y que yo no soporto.

    #4
    Santi Albert
    en respuesta a José Gabaldón

    Re: Cuando el color de un vino no es lo que parece

    Ver mensaje de José Gabaldón

    Es curioso como este mundo te puede romper todos los esquemas :)

    Para mí fue especialmente chocante en una feria de garnachas, ver tanto rosado con ese color fresa intenso que ya te hace pensar que es golosina pura, a ver este color tan clarito, tan salmón, llevartelo a la nariz y a la boca y decir: "pero si esto es casi como los de antes...". 

    Twitter: @santinoalbert

    #5
    Santi Albert
    en respuesta a Edy Felson

    Re: Cuando el color de un vino no es lo que parece

    Ver mensaje de Edy Felson

    No sabía esto Edy. ¡Muchas gracias! Ahora ya todo tiene su explicación.

    Aunque... esa adición y esa oxidación, ¿por qué no afecta en gran medida al aroma y al sabor? ¿tan poderosa es la garnacha?

    Twitter: @santinoalbert

    #6
    Edy Felson
    en respuesta a Santi Albert

    Re: Cuando el color de un vino no es lo que parece

    Ver mensaje de Santi Albert

    Esa oxidación afecta sólamente al color, en ningún caso a los aromas o sabores.
    Son vinos delicados en ese aspecto.
    Es una cosa muy curiosa. Recuerdo que hace dos años tenía el rosado en un depósito isotermo, lleno por completo y a buena temperatura. Lo caté una semana a finales de marzo y estaba perfecto, a los 10 días había comenzado a anaranjarse y las dos semanas... naranjito.

    Las adiciones de sulfuroso afectan a todos los vinos, sean de la variedad que sea. Lo que ocurre es que en vinos blancos y rosados se hace más patente, ya que tienen menos capa.
    En el aroma puede afectar, pero sólo por exceso o por defecto extremo.

    #7
    Santi Albert
    en respuesta a Edy Felson

    Re: Cuando el color de un vino no es lo que parece

    Ver mensaje de Edy Felson

    Interesante! Una cosa más, ¿para qué necesitamos añadirle sulfuroso a un rosado, que teóricamente se va a consumir en el año?

    Muchas gracias Edy! :)

    Twitter: @santinoalbert

    #8
    Edy Felson
    en respuesta a Santi Albert

    Re: Cuando el color de un vino no es lo que parece

    Ver mensaje de Santi Albert

    Buena pregunta.
    Hombre, en principio, se necesita porque no sabes cuánto tiempo va a estar en botella.
    Aunque, teóricamente, vayan a estar no más de dos años, es aconsejable añadirles.

    De todas formas, no te centres en la adición de sulfuroso, sino en la característica de los rosados de garnacha a oxidar el color.

    Un saludo y de nada, ;-)
    Eduardo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar