Blog de Verema.com

Cata de vinos de Borgoña y Champaña: tocando el cielo con los dedos

Cata de vinos de Borgoña y Champaña: tocando el cielo con los dedos

La primera cata que se hizo en la actual ubicación de Verema fue una cata en 2 fases. Charlenne, una chica borgoñona que estaba haciendo sus prácticas con nosotros nos consiguió muestras de un elaborador de espumosos que también posee una bodega en el Ródano y otra de una grupo de empresas que elaboran vino en la Borgoña. Así pues, primero se cataron los espumosos y tras ellos los vinos tranquilos. Esta es la crónica de los vinos que catamos.

De los vinos borgoñones, todos ellos de empresas del Grupo Boisset, comenzamos, lógicamente, con un blanco, un Mersault, procedente del lieu-dit “Clos de Cromin” y me permito añadir por si hubiese alguna duda que no es un “Grand Cru”. Es un vino con una atractiva expresión de la Chardonnay pero que opino que fue consumido unos añitos antes de que alcanzara su plenitud.

Tras ello pasamos a los tintos, y el primero degustado fue el Ropiteau Chambolle-Musigny 2005, una pinot noir, atractivo y bien definido aunque acabó siendo el menos valorado de los tintos catados.

A continuación pasamos al Gevrey-Chambertin 2006 de la misma bodega, que tanto por su definición como por su profundidad fue muy bien valorado.

El siguiente vino en la cata fue el Ropiteau Beaune 1er cru les Teurons 2007, un vino con excelente definición y buena presencia.

Siguiendo en el mismo grupo pero en otra bodega encontramos el vino más apreciado a lo largo de toda la cata, el Jean Claude Boisset Pommard 2009, un excepcional pinot noir catado en formato magnum y que destacó por su armonia y definición.

La cata de tintos concluyó con un vino del Ródano que procedía del Chateau Val Joanis, propiedad de la familia Chancel que tienen el control de la Maison Louis Barthélémy, desde 1978. La bodega se ubica cerca del municipio de Pertuis en el Valle del Ródano. En la propiedad se lleva elaborando vino desde hace más de 200 años.

El viñedo está a una altura de 500m y sobre un suelo básicamente de guijarros. Este Reserve Les Griottes, debe su carácter tanto al terruño como a unas cepas de syrah muy poco productivas. Vendimiado a mano y ni clarificado ni filtrado. La maceración es bastante larga y el vino fue criado durante entre 6 y 12 meses en barricas de roble franés de Allier, 1/3 nuevas.

La 2ª fase: Los Champagnes
De Champagnes Louis Barthelemy probamos 5 elaboraciones diferentes, todas ellas relacionadas en su nombre –y supongo que en su inspiración- con una piedra preciosa (o semi-preciosa).  Los catadores dieron la máxima valoración, un 8,45, al millesime de la bodega, concretamente a su Louis Barthelemy brut Saphir 2002, elaborando con Chardonnay y ligeramente sazonado con algo de pinot noir. Este vino, como el resto de vinos de la bodega procede de un terruño de laderas  gredosas recubiertas de una cubierta arcillo-calcárea. Antes de salir al mercado pasa en toro a 6 años en rima.

En segundo lugar los catadores concedieron un empate a dos de las elaboraciones de esta bodega, por una parte a su rosé brut non-vintage, que ostentaba en su etiqueta –supongo que por ser para exportación- la llamativa expresión “Pink” y que esta vinculado con los rubís. Elaborado con un 70% de Chardonnay y un 25% de Pinot Noir así como con una pequeña adición de tinto de la AOC Champagne.

Con la misma puntuación los catadores destacaron al brut améthiste, un ensamblaje de 50% pinot noir, 30% meunier y 20% de chardonnay, procedente del mismo tipo de suelo y de una selección de diferentes cru.

Tras ellos los degustadores se decantaron por el Louis Barthélémy Dosage Zéro Topaze, es decir, es el equivalente a un cava brut nature, sin adición de azúcares en el degüello y fruto del ensamblaje de 20% Chardonnay, 40 % Pinot noir, 40 % Meunier. Esta fase de la cata concluyó con un sencillo pero resultón Demi-sec Opale, elaborado con 50% Pinot Noir, 30% Meunier, 20% Chardonnay y con un azúcar residual de 35 - 37 g/l que no resultaba nada pesado.

Lo cierto es que los catadoresde Verema somos poco generosos y excepto con el Pommard, donde la racanería no cupo, juzgamos con cierta crueldad a algunos de los vinos.... pero así son las cosas.

  1. #1

    Jose_J

    Cómo andan de pecio esos borgoñas? alguno asequible para meterlo en el club verema :-))?

  2. #2

    gavelar

    Incluireis alguno de estos en proximos lotes. (lamentablemente no tengo facíl acceso a este tipo de vinos). Saludos

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar