Blog de Verema.com

Mano a Mano: Contino y Roda (2ª Parte)

Text & Photographs by Gerry Dawes copyright 2008

Contino, se fundó en 1973 por miembros de la familia e inversores de CVNE (Compañía Vinícola del Norte de España).

Contino fue una de las primeras bodegas con modelo "Château" de España en la era moderna (Remelluri, fundado en 1967, fue la primera bodega de este tipo en la historia de La Rioja moderna). El primer director y fuerza impulsora tras de Contino fue José Madrazo Real de Asúa, también director de CVNE, que su bisabuelo fundó en 1879. José es el padre de Jésus Madrazo, el actual enólogo.

La propiedad Contino data de una cesión de terreno de la Reina Isabel y el Rey Fernando en el siglo 15. Esta propiedad representaba 62 has. de viñedos plantados en una cuesta suave con el límite natural, abajo, del Río de Ebro, que casi rodea la propiedad. Del otro lado del Ebro se encuentra un acantilado de color ocre que forma una barrera vertical creando un microclima único. El acantilado de piedra encierra el calor y el color ocre refleja la luz del sol hasta la propiedad que se distribuye por la roca aluvial, recordando a Châteauneuf-du-Pape, quizás por ello Contino a menudo consigue uvas más maduras que muchas otras bodegas en este área, y mucho más maduras que las de los viñedos más altos y fríos del alrededor de Haro.

Algunos años, este efecto de hoya caliente puede ser una ventaja, pero en años muy calientes este microclima específico es fuente de sus propios problemas. Durante una de las vendimias tempranas en Contino, una ola de calor hizo que los azúcares se elevaran tanto antes de que pudieron recoger las uvas que los vinos producidos tenían una graduación de 18 %. Ningún Contino se hizo ese año; los vinos tuvieron que ser mezclados con algunos vinos básicos de CVNE. Ahora, se tiene mucho cuidado y se guarda atención sobre las uvas durante la vendimia, para que la dolorosa experiencia no se repita, pero en cualquier caso estos factores únicos producen vinos con una sustancial concentración y los vinos por lo general tiene en promedio entre 13.5 % y 14.2 % de alcohol. "Contino es una finca calida (una propiedad con microclima caliente)," dice Jésus Madrazo.

Durante la pasada década, Contino empezaba la vendimia entre el 15 y el 21 de septiembre, vendimia entre las más tempranas en La Rioja. Históricamente, consiguen graduaciones justo por debajo del 14 %: 13.8 % para el Contino 1978, 13.7 % en 1982, 14% en 1985, etc. El truco reside en lograr el equilibrio en los vinos. “Si Contino no tuviera un enólogo clásico como yo, los vinos se elevarían probablemente al 15% de alcohol o más. Si un enólogo espera demasiado a vendimiar en Contino, tendrá una sorpresa. "(El consejero de Madrazo era el gran Basilio Izquierdo, enólogo durante mucho tiempo en CVNE, 33 años haciendo algunos de los mejores vinos de La Rioja).

A pesar de su potencia, los vinos de Contino, seguramente gracias al paladar de Jesús Madrazo, se han hecho cada vez más elegantes. Madrazo, a diferencia de enólogos más modernos en España, creció bebiendo las grandes viejas cosechas de la colección de CUNE Imperial y Viña Real Gran Reserva (y de otras bodegas clásicas) a partir de los años 40, los años 50 y los años 60 desarrolló un gusto por los grandes vinos que ha evolucionado con los vinos que hace en Contino. Con sólo unas vendimias bajo su responsabilidad (el empezó en 1997 e hizo su primera vendimia en 1999), Madrazo hizo el Olivo 2001, 90 % tempranillo (vendimiado en una parcela en el cual se asienta un olivo de 1.000 años), y 10 % graciano de una parcela situada cerca de la Finca San Gregorio.

El Olivo 2001 fue elegido Vino del Año por Verema.com. Muchos informes sobre la vendimia 2001 consideraron el tempranillo vendimiado ese año como el mejor nunca visto en la era moderna en la Rioja. Este vino tinto es el mejor de la “era moderna de la vinificación española” (que aproximadamente comenzó alrededor de 1970) que este escritor ha catado. Sin embargo, estilísticamente, la era moderna del vino español empezó a principios de los años 90 cuando la concentración, el alto grado de alcohol y el roble nuevo francés empezaron a dominar el modelo popular de perfil de sabor.

Aunque Madrazo silenciosamente apoye las virtudes del roble nuevo, se acerca a esta cuestión con mucha precaución y no deja sus vinos en él demasiado tiempo. "Tenemos que comprar el roble bueno que no esté verde y que haya sido secado al aire para que esté correctamente curado. El roble no debería dar ningún atributo negativo a nuestros vinos. El roble debe hacer la justicia a la propia fruta y no lo que el mismo roble haría en cualquier otro vino. Por ejemplo, me gustaron los vinos del Marqués de Vargas 1998 y 1999, envejecidos en barricas de roble ruso hechos por un tonelero en La Rioja. Admiré los sabores balsámicos y los tostados, entonces compré unos para hacer un experimento. El roble ruso era un desastre en Contino con mi fruta, los sabores que me gusta extraer del tempranillo y mi modo de hacer el vino. "

De hecho, para la mayoría de sus vinos, Madrazo usa una combinación de barricas de roble francés y americano (con 1 % de húngaro). Contino usa las barricas un máximo de 8 a 9 años, lo que significa que se añade sólo 10 % de barricas nuevas al parque de barricas cada año, una práctica que antes de los años 1990 era absolutamente normal. "No soy un enemigo del roble nuevo," dice Madrazo. Tanto Agustín Santolaya como yo estamos de acuerdo que cuando usamos el roble nuevo, la calidad de la fruta es esencial. No podemos usar roble nuevo con uvas pobres. Usamos las uvas de la más alta calidad que pueden resistir al roble nuevo. El Olivo y el Graciano de Contino ambos envejecen en barricas de roble nuevo (casi 100%) pero no más de 12-14 meses. "

A principios de abril de 2005, Jésus Madrazo me invitó a unirme a muchos de los grandes críticos de vino de España y a su consejero, Basilio Izquierdo, enólogo del CVNE desde los años 1970, quien hizo los vinos de Contino de 1974 a 1998, para una cata histórica en Contino. Madrazo había planeado abrir casi todos los Contino crianza, reserva y gran reserva hechos desde 1974, 28 vinos en total. Al final de la cata Madrazo abrió El Olivo 2001. La cata no incluyó el escaso Graciano de Contino.

Madrazo empezó con los vinos los más jóvenes a partir de 1994, terminando la primera fase de la cata con la muestra de barrica del Contino 2004(...). A finales de los 80, Contino, como otras bodegas del mundo, sufrió la lacra del TCA y tuvo ser “limpiada” con un coste de casi 6 millones de dólares. Estuvo cerrada por cuatro años aunque algunos vinos se elaboraron en CVNE. Ningún vino salió al mercado en 1992 y 1993. En 1994, Contino hizo un crianza y en 1995 volvieron a hacer reserves, el vino al que Madrazo califica de “dolor de cabeza”.

"El Contino Reserva tiene que estar bien cada año," dijo Madrazo, "ya que tiene la mejor relación calidad-precio, es nuestro vino más importante en volumen (8,500 a 17,500 cajas al año, según cosecha) y es el que alcanza a más clientes y tiene que llevar siempre la imagen de calidad de Contino." Incluso en años como 1997, 2002 y 2003, los Contino Reservas tienen una puntuación de 88-89.

En 1996, un año después que Jesús Madrazo comenzara a trabajar en Contino con Basilio Izquierdo, hicieron un vino excelente, en el cual la fruta dulce y madura, zarzamora y arándano, tostados y algarrobas se muestran bien integradas con todavía notas de roble pero no excesivo. Contino Reserva 1998 es dulce, sedoso y elegante.

En 1999, Jesús Madrazo asumió la vinificación en Contino. A consecuencia de una helada perdieron un tercio de la cosecha normal, pero Madrazo aumentó el contenido de roble francés al 70 % (americano 29 %, húngaro 1%) e hizo un vino muy elegante.

En 2000 y 2001, la dirección hacia la modernidad que Madrazo tuvo la intención de tomar estaba clara. Ambos vinos tenían mucha grosella roja, dulce, madura y arándanos, especias y una razonable expresión del roble. Con una graduación de sólo 13 %, el Reserva 2000 era muy elegante, el 2001 con más potencia (13,7 %) tenía sabor de fruta dulce, chocolate y minerales. Madrazo realmente hizo un vino delicioso, fácil con la pobre cosecha de 2002 y parece confiar en el 2003, que seguía envejeciendo en barricas.

Madrazo ha hecho algunos de los grandes vinos modernos de España con el Olivo y su Graciano 100 %. Hace también en años con cosechas muy buenas o excelentes el Contino Gran Reserva, que embotella sólo en mágnum. Abrió el Gran Reserva 1996, un vino con una puntuación de 96-97 increíble, dulce, con aromas de pasas de Corinto y cereza, gran equilibrio y complejidad. El Gran Reserva 2000 era casi tan bueno y el 2001 promete ser aún mejor con el tiempo. El 1999 excedió la barrera 90 puntos también. "Quise hacer un vino que recordara a los Grandes Reservas clásicos que crecí bebiendo (1964 CVNE Viña Real, R. López de Heredia Viña Bosconia 1942, etc.), vinos que durarán 30 años o más.”

Finalmente, Madrazo sacó su obra maestra el Olivo el-2001 ("mi pequeña criatura"), hecho con 90 % de tempranillo seleccionado de la parcela del olivo y 10 % de graciano, un vino complejo, maravillosamente estructurado, que recuerda a un Graves, mineral, la estampa del terroir de Contino. Este es un vino moderno con gran diferencia: Esto es el vino de soñado por un enólogo con 40 años de experiencia cuyo paladar incorpora la memoria de los más grandes vinos de Rioja de los 60 pasados años. Los Contino de Madrazo han sido alabados tanto por la crítica de vino que parece adular los “nuevos” vinos, como por la gente que ama todos los grandes vinos clásicos. El Olivo podría ser un modelo para todos los vinos modernos en España.

Las dos catas históricas, en Roda en abril de 2003 y en Contino en abril de 2005 se complementaron con una visita más a Roda, una cata de Roda en San Sebastián en la conferencia culinaria “Lo Mejor de Gastronomía”, y cuatro u otros cinco encuentros de cata con Jesús Madrazo de Contino en la bodega, en Haro y en Madrid. La cata en el Restaurante de Héctor Oribe en Páganos en La Rioja Alavesa en enero ratificó lo que ya sabía: Contino y Roda son dos de las mejores bodegas modernas superestrella de España. Los vinos de Contino y Roda prueban que el tempranillo cultivado en los microclimas únicos de las regiones montañosas de Rioja en las manos de enólogos talentosos como Jesús Madrazo y Agustín Santolaya dan lugar a vinos difíciles de superar.

About the author

Gerry Dawes was awarded Spain's prestigious Premio Nacional de Gastronomía (National Gastronomy Prize) in 2003 for his work in calling attention to the quality of Spanish cuisines. In 2001, he was a finalist for the James Beard Foundation's Journalism Award for Best Magazine Writing on Wine. Mr. Dawes writes and speaks frequently on Spanish wine and gastronomy in both the U.S and in Spain. He also leads customized gastronomy, wine and cultural tours to Spain.  Mr. Dawes is currently working on a reality television series on wine, gastronomy, culture and travel in Spain, for which he will be the on-camera host (the first espisode was filmed in La Comunitat Valenciana).

Gerry Dawes can be reached at [email protected] Alternate e-mails (use only if your e-mail to AOL is rejected): [email protected]  or [email protected]

Los usuarios también visitaron


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar