Blog de Verema.com

Encuentro de Foreros Codorniu: Visita al Jardín de Raimat

El encuentro

Poco antes de las siete de la tarde nos reunimos la mayoría de los participantes del Primer Encuentro de Foreros del 2018 en el parking de las impresionantes instalaciones de Bodegas Raimat. Empiezan los saludos, presentaciones, comentarios y sobre todo la alegría de un grupo importante de amantes del vino que tiene claro que va a disfrutar unas intensas jornadas.

Por la bodega nos recibe Judith Fontanet Responsable de Maarketing quien nos presenta a Joan Esteve, Director Técnico de Viticultura de Codorniu, que será el encargado de hablarnos del viñedo de Raimat, sus suelos, sus uvas y sus características.

 

El Paisaje y el viñedo

Nos desplazamos juntos a un pequeño altiplano desde el que se divisaba parte del viñedo, situado en un valle y nos hacemos una pequeña idea del tamaño y forma de esta gran finca de 3000 Ha. de las cuales 2000 están cultivadas.

Ante nuestra atenta mirada Joan nos explica la importancia de la viticultura para el grupo Codorniu, su eje central y, en este sentido, Raimat es la finca más grande. Señala que también se compra uva a otros productores pero incide en la importancia de Raimat en el grupo, convirtiéndose en el centro de la actividad vitivinícola. 

Comienzo de la visita al viñedo de Raimat

Raimat es una finca joven. El centenario fue en 2014 y el viñedo más antiguo tiene en torno a 40 - 45 años. Se trata de una zona que no tiene una tradición milenaria de viñedo, que podría compararse más bien a un viñedo del nuevo mundo.

Manuel Raventós vió el potencial de una zona que era famosa por la frescura y calidad de sus frutas y hace más de cien años plantó Xarel·lo y comprobó que podían obtenerse grandes vinos por lo que inició la expansión y construcción de la nueva bodega. Sigue Joan explicando como Raimat fue pionera en el tratamiento de la lobesia mediante confusión sexual, con procedimientos que posteriormente fueron adoptados por muchos productores del Penedés. También cómo se introdujeron nuevas variedades de clones seleccionados hace 80 años de Cabernet y Chardonnay. Una viticultura sorprendente y valiente en aquella época, que el tiempo ha demostrado que era y es adecuada. En Raimat se rompen esquemas, se es atrevido. Hace más de quince años se inició la introducción de la uva Albariño y recientemente también Godello, siempre contracorriente, arriesgando en un sector tradicional. Resulta llamativa la excelente adaptación de estas dos uvas a la zona. También remarca el concepto de denominación de origen muy abierta cuando hablamos de Costers del Segre, en la finca hay actualmente plantadas dieciocho variedades de uva, lo cual no pasa en ningúna otra D.O. Respecto a uvas autóctonas actualmente se han iniciado actuaciones de recuperación de una variedad que parece estaba muy extendida, la Trovat Negre, pero este proyecto tardará varios años en dar resultados.

Otra característica que hace a Raimat especial es su clima, continental y semidesértico. Las lluvias son escasas con suelos salinos y difíciles de cultivar. Especialmente interesante resulta la gran diferencia de temperaturas entre el día y la noche, con un gran salto térmico a partir de septiembre que resulta muy bueno para el viñedo. 

 

Vista desde el Viñedo de Raimat
Vista desde el viñedo de Raimat

En cuanto al suelo hablamos de gravas y calizas, muy bien drenados, y en zonas más profundas, suelos arcillosos. El suelo de grava compactada ha evitado la erosión manteniendo altiplanos y permitiendo la existencia de diversos perfiles de suelo que facilitan la obtención de frutos también diferentes. Los Chardonnay del fondo del valle son más verdes, más cítricos, más frescos y sin embargo los del valle son más maduros, dan fruta tropical y ello permite coupages muy interesantes que combinan complejidad y fruta con frescura y acidez marcada. De algún modo buscan y obtienen vinos a la carta. Es como disponer de una paleta de colores para obtener el resultado buscado. En Raimat se controla todo el proceso, se toman imágenes aéreas con la finalidad de monitorizar para intervenir lo mínimo, por zonas pequeñas, el concepto es actuar cuando es necesario, dejar que la viña se exprese naturalmente, personalizar las actuaciones, en una palabra, buscar la sostenibilidad. En el viñedo, en la zona ecológica, se mantiene la cubierta vegetal, que juega un papel muy importante ya que aporta biodiversidad, actúa como reservorio natural y fija nutrientes, solamente se eliminan aquellas hierbas especialmente nocivas. El otro factor y gran tesoro de la zona es el agua, limpia y pura procedente directamente del deshielo de los Pirineos que se encuentran muy cerca. 

Vamos andando hacia la viña donde Joan nos explica que lleva 18 años trabajando en Raimat y que hay mucho que controlar cada día. Antes de llegar a la viña, nos enseña una zona de suelo donde se ha realizado una cata que muestra como las gravas compactadas forman una capa que impiden la erosión. Una capa impenetrable que actúa de factor limitante, muy necesario para mantener la calidad y que la viña no crezca en exceso. Factor que es propio, en distintas versiones, en las grandes zonas vitivinícolas del mundo. Realmente el viñedo se adapta a una zona superficial de 20 cm. pobre, muy bien drenada y que con un buen manejo del riego nos dará vinos de muy buena calidad.


Joan explicando la cata y mostrando la zona de la misma

Llegamos a la viña, la mayoría en espaldera, en concreto a un viñedo de Cabernet Sauvignon regado por goteo. La vendimia se alarga hasta octubre, las variedades blancas, sobre todo la Chardonnay y la Xarel·lo se usan como vino base para los cavas de Codorniu de alta gama, así como la Pinot Noir, disponiendo de otras muchas variedades para obtener diferentes vinos como las blancas: Albariño, Godello, Sauvignon Blanc, Viogner, Riesling, Gewuztraminer, y las tintas: Cabernet Sauvignon, Sirah, Merlot, Garnacha, Petit Verdot, Malbec, Marselan, y alguna más que no recuerda, lo cual no es de extrañar, pues son dieciocho.

Cuando se obtiene el crecimiento adecuado de la viña se busca pararlo y equilibrar la zona productiva. Ello se consigue a través del riego que desde 2002 utiliza el sistema PRD (Partial Root Dry) que consigue dejar temporalmente una zona de la viña sin agua para crear estrés y, cada dos o tres semanas alternar al otro lado, consiguiendo un falso estrés muy importante para la calidad de la uva. Sin estrés la viña no dejaría de crecer buscando su crecimiento y supervivencia natural. Poco antes del envero se llevará a cabo una poda para quitar carga, siempre en el momento adecuado para evitar una segunda brotación. La vendimia se realiza casi totalmente con máquinas, de noche para que la uva entre fresca a bodega.

Finalmente hablando un poco de historia nos explica que en Raimat había un castillo en el que se encontró un escudo con un racimo y una mano “Raim” - “Ma” que parece ser el origen del nombre del pueblo y de la bodega.

Tras preguntas, debate y comentarios por parte de todos los participantes volvemos a la bodega a seguir conociendo Raimat.

Visita al viñedo de Raimat
Visita al viñedo

 

La Bodega

En la bodega nos recibe MarK Nairn, Enólogo de Raimat, con ocho años de experiencia en la casa, que nos habla del trabajo conjunto que realiza su equipo de enólogos con Joan y el área de viticultura para a través de una enología tradicional y aprovechando la gran diversidad de altitud, suelos, clones y variedades, obtener en bodega los resultados buscados. Disponen de barricas, mayoritariamente de roble francés y de depósitos de acero inoxidable, aprendiendo de los diferentes resultados hasta encontrar el vino adecuado. Mezclar zonas de una parte de la finca donde se obtiene frescura y acidez con otras donde encontramos fruta madura y textura para obtener equilibrio. 

Tras un recorrido por las instalaciones, sala de barricas, depósitos etc., pasamos a una sala de la bodega donde cataremos algunos vinos que todavía no han salido al mercado.

Marc Nayer explicando los vinos de la primera cata
Cata de vinos que aún no están en el mercado

  • En primer lugar un Xarel·lo directamente de barrica que formará parte del vino 100 en un coupage con Chardonnay. Encontramos un vino fresco, con gran acidez en el que la crianza está presente y se nota que le falta redondearse pero podemos adivinar su potencial.
  • El segundo vino es un Godello que saldrá en el año 2018 como nuevo vino de Raimat de esta variedad. Con cuatro meses de crianza en barrica está más integrado y aún le falta redondearse en botella. No se parece a un típico Godello de Galicia, tiene su propia personalidad, hablamos de un vino fresco, de nuevo con muy buena acidez, con cierta untuosidad en su paso, complejidad y buena longitud. Encontramos una fruta muy limpia bien balanceada con la crianza.
  • El tercer vino resulta muy interesante, se trata de un Cabernet Sauvignon fermentado en acero inoxidable y que no tiene sulfitos. Inicialmente se muestra algo cerrado como si estuviera por acabar pero con la aireación aparece un vino fresco, con notas especiadas y cargado de fruta roja y negra, adquiriendo un aire más maduro. Acaba siendo un vino frutal muy fácil de beber.

 

Los Vinos

Tras el paso por bodega nos dirigimos a una sala donde cataremos algunos vinos de la bodega presentados también por Marc.

 

Albariño Saira 2017

  • Nota de Cata: De color amarillo pálido con destellos dorados.  Albariño Saira 2017 muestra una nariz fresca con fruta blanca, cítricos dulces, monte bajo y flores blancas. En boca es fresco, frutal y con cierta cremosidad.

 

Catell Chardonnay 2017

Se trata de un vino que busca el equilibrio entre distintas zonas de la finca. El Catell Chandonnay 2017 es un vino ideal para empezar una comida y seguir con ella y de muy fácil beber.

  • Nota de Cata: Amarillo pálido, en nariz recuerdos a mango, albaricoque y manzana fresca. En boca su buena acidez marca un recorrido largo, cítrico y de buen alongitud.
 

Raimat 100 2017

Nació para conmemorar el aniversario de la bodega, mezcla de Xarelo y Chardonnay con seis meses de barrica. En esta añada de Raimat 100 2017 se mezcla 55% Chardonnay y 45% Xarelo.

  • Nota de Cata: Amarillo pálido con destellos dorados, la nariz es compleja con notas de canela, vainilla y fruta madura. En boca es fresco, buena acidez, paso cremoso y de buena complejidad. Final largo.

 

Tempranillo Pirinenca 2016

Un trempranillo con un 5% de Syrah. El Tempranillo Pirinenca 2016 es un tempranillo diferente al de otras zonas de España y que tiene carácter propio.

  • Nota de Cata: Color picota. En nariz fruta madura y regaliz. En boca tacto sedoso, frutal, buena acidez, tanino suave y final de media longitud.

 

Cabernet Sauvignon Molí 2015

  • Nota de Cata: Color picota granatoso, nariz frutal con recuerdos a moras y cerezas, alcohol algo presente. En boca este Cabernet Sauvignon Molí 2015 sedoso, amplio, de buena estructura, frutal, amargoso y persistente.

A continuación degustamos una cena fría regada con los vinos catadados y con cava, que tras la jornada vivida disfrutamos mucho. Conversación, debate y algunas presentaciones que habían quedado pendientes. Cansados, contentos y felices por el día compartido y lo que nos esperaba el sábado.

 

Gracias a Raimat y a todo su equipo por las atenciones y el trato dispensado.

 

Los usuarios también visitaron

  1. #1

    Miryam777

    Fue el comienzo de un gran encuentro.... gracias por recordarnos, con tus letras, lo que allí se vivió, continuará...... saludos

  2. #2

    Josep_Gallego

    en respuesta a Miryam777
    Ver mensaje de Miryam777

    Gracias!

  3. #3

    Jorditec

    Muchas gracias Josep por este post, que nos hace revivir a la perfección aquella visita y los momentos disfrutados.
    Un abrazo

  4. #4

    Josep_Gallego

    en respuesta a Jorditec
    Ver mensaje de Jorditec

    Gracias a tí! Un abrazo!


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar