Blog de Verema.com

José Benavides Jiménez-Landi: con Méntrida y Gredos corriendo por sus venas

Entrevista José Benavides Jiménez Landi logotipo

En Verema.com queremos acercarte a personajes que han contribuido a que el vino en España se considere como un producto de alta calidad y no una bebida de consumo más.

De entre los muchos que han aportado su granito de arena para construir este castillo del que ahora podemos disfrutar, está una generación nacida alrededor de la década de los 70 del siglo pasado, que se planteó elaborar vino de una manera diferente, tratando de entender el concepto dentro de su entorno y su contexto. Estamos hablando de Raúl Pérez, de Telmo Rodríguez, Roberto Santana, Marc Isart... y los primos Jiménez-Landi.

La mayoría provenía de familias por cuyas venas corría el vino desde hace generaciones pero o bien lo producían para consumo propio o bien quisieron dar un enfoque nuevo a la manera de entender la creación del vino.

Hoy os traemos a José Benavides Jiménez-Landi, actual responsable de una de las bodegas que contra viento y marea, colocó la desconocida zona de Méntrida bajo el foco de los más influyentes gurús del vino y que ha visto coronado sus esfuerzos con la elevación al olimpo de Robert Parker, The Wine Advocate, con 2 de sus vinos puntuados por encima de 90 en la última entrega firmada por Luis Gutiérrez en octubre de este año.

Hablamos de Bodegas Jiménez-Landi

Bodegas Jiménez-Landi: su ayer, su hoy y su mañana

José Benavides Jiménez-Landi nace en 1977 en Madrid, pero es en el pequeño pueblo de Méntrida, a menos de 50 km de la capital, donde pasa sus vacaciones en la casa familiar.

Allí se contagia del gusanillo del vino a través de su abuelo quien a su vez lo recibía de sus antepasados pues son generaciones las que han elaborado vino en la familia Jiménez-Landi.

Entrevista José Benavides Jiménez Landi

Verema.com: ¿Cuál es tu primer recuerdo en relación con el vino?

J.B. Jiménez-Landi: Mi primer recuerdo… Pues en realidad son varios.

Los momentos que pasábamos en la bodega etiquetando a mano las primeras botellas del Bajondillo de la cosecha de 1993 ¡A mano! ¡Como si se tratara de sellos! Que recuerdos...

También recuerdo con mucho cariño las primeras vendimias con apenas 14 años cargando cubetos en el tractor y vendimiando con espuertas y corbillos En aquella época se elaboraba vino a granel y el cuidado de las vendimias que tenemos ahora no existía.También recuerdo algunos días en octubre y noviembre cuando los vinos estaban terminando las fermentaciones, venir con mi tío a “mecer” los vinos. Eran momentos de emociones y aprendizaje. La verdad es que en casa, a pesar de no tener formación técnica

...siempre ha existido una vinculación emocional muy fuerte con el vino y la viña, es algo vivo y que te “engancha”

Los inicios

Cuando el abuelo de José -eminente historiador y Premio Nacional de Historia- fallece en 1997, ya hace tiempo que por circunstancias de la vida, la familia se ha visto obligada a cerrar la bodega familiar y centrar su vida en Madrid siendo 1993 el último año en que elaboran vino para su consumo. La casa de Méntrida sólo se abriría para vacaciones y celebraciones familiares.

Su muerte marca el momento en que su mujer, la abuela, decide emplear el dinero obtenido con el Premio Nacional de Historia para homenajearlo de la manera que él más habría agradecido: recuperando el viñedo familiar con el objetivo de reunir de nuevo a la familia en torno al campo.

Entrevista José Benavides Jiménez Landi fachada bodega

La generación de José y de sus primos, que había jugado entre cepas, había pisado las uvas y se había escondido entre barricas, recibe el testigo del legado familiar pero decide dar un paso más allá: contando únicamente con el apoyo firme y decidido de la familia, ponen en marcha la Bodega Jiménez-Landi en el año 2004.

V: ¿Qué arrastra a unos urbanitas madrileños licenciados en Ciencias Políticas y Márketing, y en Filosofía respectivamente, sin conocimiento alguno sobre el mundo del vino, a montar una bodega?

J.B. J-L: La pasión y la ilusión familiar de mantener un proyecto que se remonta a muchos años atrás.

Mi familia siempre ha vivido en Madrid y la casa y la bodega de Mentrida era el centro de las reuniones de los fines de semana, de las vacaciones de Navidad, de los eternos veranos…

Mentrida ha marcado mi infancia y gran parte de mi formación y el amor por el campo y la cultura popular. Nuestro abuelo siempre se preocupó mucho por inculcarnos a todos los nietos el amor por el campo y por el vino. Tengo muchos recuerdos de paseos con mis abuelos y mis padres por las viñas de casa.

En mi casa toda mi familia vivía en Madrid y tenían profesiones diversas. Sin embargo siempre se ha potenciado mucho la sensibilidad por la cultura y por la vida en el campo. Es curioso.

La bodega ya existía desde hacía muchos año, hay fotos de 1962 que guardamos con cariño. Nosotros lo que hicimos fue coger las riendas y convertir un hobbie familiar en una forma de vivir.

V: ¿Se llamó siempre así, Jiménez-Landi, o barajasteis otros nombres?

J.B. J-L: Casi….Realmente la bodega se llamaba Bodegas de Pedro Jiménez-Landi en honor a nuestro bisabuelo…. Nosotros sólo le quitamos el Pedro por unificar el nombre en torno al apellido familiar.

Entrevista José Benavides Jiménez Landi foto antigua

V: ¿Cómo fueron los inicios?

J.B. J-L: Muy duros…. Pero llenos de ilusión. Hemos trabajado mucho…

Los primeros años fueron de aprendizaje intentando entender lo que suponía hacer vino, entender la filosofía y lograr dar sentido a nuestro trabajo. Eso es lo más difícil hoy en día…. creo…. Dar sentido a un proyecto y marcar el camino por el que quieres ir.

En casa no había existido ningún familiar bodeguero ni viticultor y nuestra experiencia era nula. No teníamos ni contactos, ni conocíamos el mercado, ni sabíamos hacer vino. Lo que si teníamos era ilusión y el apoyo incondicional de toda nuestra familia que dedico y dedica muchas horas y esfuerzo en ayudarnos.

Para mí, este proyecto es un proyecto de vida y de ilusión. Pero duro. A veces la gente no se da cuenta de todo lo que hay detrás de una botella de vino: años de trabajo, ilusión por hacer las cosas lo mejor posible, miedo, riesgo, incertidumbre….

V: Vuestra formación nada tenía que ver con el vino ni con el campo ¿Cómo sorteasteis los obstáculos con los que os fuisteis encontrando? ¿Con qué apoyos contasteis?

J.B. J-L: Nos apoyaron mucho nuestro amigos de Canopy: Belarmino, Alfonso y Jordi que nos abrieron las puertas del Real de San Vicente y nos ayudaron a elaborar los vinos en muchas ocasiones. También nuestro amigo Luis Castellanos y sin duda alguna nuestra familia

¡En vendimia el apoyo era ciego!

Recuerdo a mi abuela esperándonos a las 12 de la noche con la cena caliente, a mis padres ayudándonos con visitas en fines de semana trayendo a sus amigos para que compraran vino, ayudándonos en bodega, etiquetando cuando no había embotelladora…. Recuerdo en especial el apoyo de un gran amigo mío, Angel Parada, una persona buena de las de verdad que ayuda sin esperar nada a cambio. Son muchas las personas que en estos años nos han ayudado y siguen haciéndolo. En un proyecto así es fácil involucrarte y compartir las experiencias de cada día.

Apoyos humanos todos. Económicos…. pues del banco, que en aquellos años daban dinero sin pensarlo ¡y todavía seguimos pagando! Y lo que nos queda...

Entrevista José Benavides Jiménez Landi cueva en la bodega

V: ¿Recibisteis ayuda y/o asesoramiento de colegas elaboradores?

J.B. J-L: Si, sobre todo de nuestros amigos de Canopy. También recuerdo alguna que otra llamada a Pepe Mendoza en las cosechas de 2006 y 2007 y Raúl Pérez también nos ayudó de forma incondicional en su momento con la cosecha de 2009. La verdad es que doy las gracias a toda esta gente que granito a granito nos ha ayudado mucho.

V: ¿Cuál fue la primera alegría que te brindó la bodega?

J.B. J-L: Como en todos los negocios (si es que esto se puede llamar un negocio…) pues sufres alegrías y penurias. La primera, pues cuando empezamos a vender en USA con nuestra añada 2004.

Fue curioso. Recuerdo que recibimos un mail de un importador y llevamos las muestras a Madrid: Cuando nos pasaron su primer pedido ¡fue mágico! Fue nuestro primer cliente especializado, hasta entonces las ventas se habían limitado a través de nuestra red de amistades, familia...

También recuerdo a nuestros primeros distribuidores de España. En aquellos años nadie nos conocía y para nosotros era excitante ver como había gente que quería apostar por nuestros vinos y por nosotros. Recuerdo los paseos por Alimentaria dando a catar nuestros vinos y los primeros pedidos de nuestros distribuidores de Asturias, Mallorca, San Sebastián… Aun mantenemos a los mismos distribuidores que ya no son clientes, ¡sino amigos!

Y en el campo..., pues esos momentos de nervios en vendimias, la ilusión de pensar en los vinos y ver su evolución…. A veces catas los vinos en barrica y te emocionas pensando que estás haciendo algo grande…

Entrevista José Benavides Jiménez Landi paisaje de Méntrida

Méntrida y Gredos

En sólo tres años conseguís lanzar vuestros primeros vinos de parcela al mercado, en el año 2007 y muy pronto ya se empieza a hablar de vosotros y de Méntrida como zona emergente aunque todavía muchos “entendidos” se llevaban la mano a la oreja a modo de no entender diciendo ¿Méntrida? ¿Y qué es Méntrida?

V: Háblanos de Méntrida. Vuestra familia la conoce de siempre sin embargo parece que es ahora cuando el sector del vino está empezando a valorar esta región como más que una zona de moda ¿Por qué crees que está ocurriendo eso?

J.B. J-L: Bueno, yo creo que hay que hablar de Mentrida y de Gredos.

Creo que la zona tiene mucho interés especialmente por lo que a Gredos afecta. Disponemos de viñedos muy viejos de garnacha, suelos pobres, suelos de granito, y lo más importante, micro-climas que permiten tipificar mucho los vinos y marcar las diferencias entre los pueblos y las parcelas.

En esto radica el potencial de esta zona, en ser capaces de diferenciar unas parcelas por sus suelos, por la altitud y por el clima. Es increíble poder catar los vinos de las distintas bodegas y reconocer tantos matices diferentes. Para mí el futuro del vino y su sentido está en esto, en la búsqueda de la tipicidad y en defender lo propio.

También creo que ahora nuestra zona está ofreciendo un perfil de garnachas más elegantes con más profundidad y finura, y esto llama la atención, es algo distinto.

V: Se está hablando mucho de una vieja reivindicación, la creación de una denominación de origen que englobara a las comarcas cercanas a la Sierra de Gredos ¿Cómo lo ves? ¿Encajaría Bodegas Jiménez-Landi en esta D.O.?

J.B. J-L: Si, pero es difícil. Al final Gredos abarca tres zonas: Madrid, Toledo y Ávila, y la política ya sabemos cómo funciona… Es difícil, aunque de momento se ha creado una asociación “Garnachas de Gredos” que hace promoción conjunta y que está despertando el interés de los críticos nacionales e internacionales.

Nosotros seguiremos trabajando en Méntrida y en Gredos buscando la identidad más pura de nuestras parcelas e intentando defender el estilo de nuestros suelos, variedades y clima.

El futuro y el sentido del vino creo que esta en defender lo propio de cada uno ¡En la variedad está el gusto!

Entrevista José Benavides Jiménez Landi cepa vieja del Real de San Vicente

V: Desgraciadamente se ha producido la separación entre los dos primos que fundaron la bodega. Ahora que inicias tu camino en solitario a la cabeza de Bodegas Jiménez-Landi ¿cuál es el enfoque principal que le quieres dar a esta nueva etapa de Bodegas Jiménez-Landi?

J.B. J-L: El mismo.

Mi primo y yo trabajamos muy duro durante 8 años. Fueron años muy bonitos de los que guardo muy buenos recuerdos, momentos que no olvidare nunca. Sin embargo en la vida no siempre se busca lo mismo y a veces en necesario tomar estas decisiones. Creo que lo que hemos construido en estos años atrás ha sido muy positivo.

Llevo ya tres añadas 2012, 2013 y ahora 2014 en solitario manteniendo el mismo objetivo y buscando la máxima expresión de nuestros vinos: elaborar vinos fieles a la zona, diferenciar los pueblos y las parcelas y buscar la máxima expresión de nuestras parcelas.

Ahora pienso en mis hijos y en mi familia para que el proyecto de JL perdure durante años y poder ver cuando sea viejo los vinos que hacen mis sucesores. Me gustaría que este proyecto pasara de generación en generación, ésa es mi ilusión y por lo que lucho día a día.

Entrevista José Benavides Jiménez Landi vino sotorrondero

Los vinos de Bodegas Jiménez-Landi

V: ¿Cómo definirías tus vinos ? ¿Qué esperas de ellos? ¿Te vas a replantear elaborar más o por el contrario menos en el futuro?

J.B. J-L: No quiero elaborar más vinos de momento. Desde mi experiencia creo que una bodega no debe elaborar muchas marcas, genera confusión a los clientes finales y dificulta el asentamiento de una marca. Ahora mismo elaboramos 5 vinos, Bajondillo, Sotorrondero, Piélago, The End y Ataulfos.

Cada vino tiene un papel que jugar:

Bajondillo es nuestro caballo de batalla elaborado con las viñas que tenemos en Méntrida, viñedos entre 15 y 40 años. Para mí, es la representación de las características de nuestro pueblo de Mentrida, fruta y boca fresca.

Sotorrondero es otra cosa. Un coupage de garnacha de la Sierra de Gredos y syrah de Méntrida, un vino muy equilibrado y que para mí reúne lo bueno de los dos pueblos: de Méntrida la fruta y del Real la profundidad y la frescura.

Piélago es nuestro "vino devillage” o pueblo elaborado con las uvas procedentes de 4 parcelas del Real. Es una expresión elegante de la garnacha, fresco, de corte atlántico, con mucho suelo.

Ataulfos y The End: nuestros vinos de parcela. Solo unas pocas botellas de nuestras dos mejores viñas. Se selecciona la mejor barrica de la parcela de Ataulfos y la mejor barrica de la parcela del cruce (llamamos al vino The End porque es la viña que se vendimia la ultima, el “fin” de la vendimia. De este vino no he sacado nada en las añadas 2011 y 2012 pero en 2013 volverá…). Creo que son vinos muy finos, sutiles que reúnen muchos matices y que demuestran las diferencias entre unas viñas y otras y por lo tanto el gran potencial de la zona.

Entrevista José Benavides Jiménez Landi vino pielago

V: En Bodegas Jiménez-Landi elaboras dos vino de coupage (los más básicos) y el resto son vinos monovarietales de parcela ¿Qué importancia le dais al maridaje parcela-uva?

J.B. J-L: Nuestros vinos Bajondillo y Sotorrondero son coupages, Piélago, Ataulfos y The End son monovarietales.

Lo que intentamos es representar la tipicidad de las parcelas y las características de los pueblos. Con Bajondillo, la tipicidad de nuestro pueblo de Mentrida de la altitud y suelos. Sotorrondero seria el vino que representa la suma de los pueblos del Real y Méntrida. Y el resto de vinos… la identidad del Real y de las parcelas mejores. Confío mucho en hacer vinos con tipicidad e identidad propia.

¡Hacer vinos de parcela es increíble! Puedes ver los matices que te aportan los suelos, las características de cada viña, el vigor, la orientación…. Es un mundo lleno de matices.Sin duda lo que más me emociona como elaborador.

V: En la actualidad hay una fuerte presión que obliga al posicionamiento respecto a la elaboración: vinos naturales, vinos biodinámicos ¿Cuál es la postura de Bodegas Jiménez-Landi?

J.B. J-L: Nosotros trabajamos en ecológico y estamos haciendo prácticas biodinámicas. Creo que el futuro para vinos con identidad pasa por aquí. Al final si buscas algo propio hay que respetar la naturaleza lo más posible, cuanto más respetuosos seamos con el medio que nos rodea más únicos y propios serán nuestros vinos. Creo que ambas cosas van unidas.

V: Y en cuanto a la comercialización de los vinos ¿qué porcentaje destináis a los mercados internacionales y qué al nacional?

J.B. J-L: Pues al nacional escasamente un 20 %. Desgraciadamente nuestros vinos son de Méntrida – Gredos y a los consumidores les cuesta mucho abrir botellas. Vivimos en un país aún muy condicionado por las "zonas clásicas" y cuesta presentar vinos diferentes.

A pesar de todo trabajamos duro para conseguirlo y doy las gracias a todos nuestros distribuidores nacionales (más de 25) que salen todos los días a la calle a defender nuestros vinos ¡Sin ellos no sería posible!

En exportación es más sencillo: catan el producto y valoran el precio, no entran en más detalles.

Entrevista José Benavides Jiménez Landi foto en el Real de San Vicente

 

Muchas gracias Jose por compartir estas horas con Verema.com pero sobre todo y más importante, por compartir tu visión del vino y por ende de la vida y de todo lo que es importante en ella: la familia, lo que amas, tus principios, tus proyectos...

 

  1. #1

    Rote Beete

    Felicidades por el escrito. Aqui siempre se puede estar al dia de todo.En cuanto tenga la oportunidad, los probaré.

  2. #2

    Jjdomingo

    ¡Enhorabuena! Nos acercas de manera muy certera a Jiménez Landi, a Méntrida, la sierra de Gredos y a sus vinos.
    A mí, cada vez me gustan más. Han hecho (esta bodega y Daniel Landi o Canopy) que la garnacha de esta zona se convierta en una de mis uvas preferidas y me interese igualmente por la que hacen con ella en la DO. Madrid.
    Evidentemente no me olvido de las garnachas de otras zonas, que son de sobra conocidas...

  3. #3

    salva_26

    Enhorabuena por la entrevista!!. Interesante conocer la historia, evolución y pensamientos de personas que están cambiando el planteamiento tradicional del mundo del vino.

  4. #4

    Mara Funes

    en respuesta a Rote Beete
    Ver mensaje de Rote Beete

    Muchas gracias Rote, estoy convencida de que no te defraudarán!

  5. #5

    Mara Funes

    en respuesta a Jjdomingo
    Ver mensaje de Jjdomingo

    Se habla mucho de la tempranillo pero para mí la garnacha es nuestra uva más nacional y refleja la personalidad de cada terruño en el que crece, por eso son tan diferentes dependiendo de la zona donde se produzcan y a mi me interesa mucho conocerlos todos, se están haciendo unos garnachas en Galicia también...
    Gracias!

  6. #6

    Mara Funes

    en respuesta a salva_26
    Ver mensaje de salva_26

    Es que como dice el propio Jose: ... a veces la gente no se da cuenta de todo lo que hay detrás de una botella de vino...
    ¡Muchas gracias!


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar