Placeres vinícolas

Otro Vino de las Sierras de Málaga

Si hace un par de meses publicábamos aquí la agradable sorpresa del descubrimiento de un vino de la DO Sierras de Málaga que nos había gustado mucho, hoy tenemos que volver a hablar de otro vino de la misma zona del que no podemos decir menos.


La bodega Victoria Ordóñez se funda en Julio de 2015, y se ubica en la capital malagueña. Sus vinos se elaboran fundamentalmente con dos castas: Pedro Ximénez y Moscatel de Málaga. Los viñedos de Pedro Ximénez se localizan en el Parque Natural de los Montes de Málaga, y comprenden un total de 12 parcelas de secano entre los 800 y los 1000 metros de altura. La dificultad de la orografía obliga a una viticultura totalmente manual, y las cepas de entre 30 y 100 años tienen unos rendimientos de 900 a 1000 Kg/Ha. Los suelos son muy pobres en materia orgánica y de una composición compleja, con filitas (pizarras), calizas, areniscas, lutitas, esquistos, etc. Los viñedos de Moscatel de Málaga están localizados en la Alta Axarquía, en concreto en los municipios de La Viñuela, Comares y Benamargosa. La viticultura y los rendimientos son muy similares a los de los viñedos de los Montes de Málaga, y los suelos están compuestos fundamentalmente por esquistos y cuarzo.
La bodega dispone de pequeños depósitos de acero para vinificar cada parcela por separado, y de un pequeño parque de barricas de roble francés que se renueva anualmente; en sus 600 metros cuadrados es capaz de elaborar unos 50000 litros anuales. El portafolio de la bodega incluye tres blancos secos y un espumoso rosado elaborados en Málaga, y un Verdejo elaborado en Valladolid.


El Mesón Marinero de Alicante es un restaurante que si ya nos tenía ganados por la calidad del producto y la amabilidad de sus responsables, está además apostando por una carta de vinos más que interesante, que nos está permitiendo descubrir cosas nuevas cada vez que vamos.
En esta ocasión el descubrimiento fue uno de los blancos secos de esta bodega, La Ola del Melillero 2017 (DO Sierras de Málaga, blanco con crianza con sus lías, 85% Pedro Ximénez, 15% Moscatel; Bodegas Victoria Ordóñez). Vendimia manual en cajas de 9 Kg con ayuda de mulas, y transporte refrigerado hasta la bodega. Fermentación en un 90% en inox y un 10% en barrica de roble francés de segundo año. Crianza con sus lías de 5 a 8 meses. El vino tiene un color amarillo pajizo pálido muy limpio y brillante. La nariz es de intensidad media, con flores blancas, fruta de hueso y blanca y recuerdos de las pizarras. En boca es frutal, alegre, con una acidez viva, mínimamente graso, con un muy agradable amargor final que invita a servirse una copa tras otra.
Otro vino de los Montes de Málaga que nos ha gustado mucho, y que nos va a hacer empezar a mirar con detenimiento a esa zona en lo que a vinos blancos diferentes se refiere.
Ah, la historia del nombre de "La Ola del Melillero" se debe a un fenómeno que tiene lugar en las playas urbanas de Málaga. Consiste en la subida repentina del nivel del mar causada por las olas que provoca la aproximación y la frenada del barco de alta velocidad que hace la ruta Málaga-Melilla, llamado popularmente "El Melillero". Los malagueños, sobre las 19:30, alejan sus pertenencias de la orilla de la playa, y se dedican a ver como los foráneos son pillados por sorpresa por las tres olas que causa el buque.

Autor del blog


Banner Socios Club

Novedades de Verema

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar