Compartir Mesa

Q de Barella: Precisión milimetrica con desborde de sensibilidad

           Hacia bastante tiempo que no iba este restaurante. Mucho tiempo , demasiado , a la vista de lo que comimos. Comida a mediodia , con notable afluencia de gente. pedimos el menu larqo que consistió en .

 

 

Pan soplado con tomate y boquerón:


  Excelente conjunción de sabores y de texturas. Muerdes el boquerón , rompes el pan y aparece la salinidad del pescado que se mezcla con la acidez del tomate.  Textura

 


 

 

 

Ostra al Ceviche


Ostra de buen tamaño y de sabor alto. El ceviche aporta el contrapunto justo a la potencia de la ostra. No resta sabor , lo aumenta si cabe , pero el final es Frescura

 


 

 

Atún con guacamole  y panceta de cerdo


Atún perfecto en sabor y en contenido graso, la panceta con toque ahumado profundo y largo, el guacamole ligero y nada pastoso. En la boca rueda de sabores con marcada sensación ahumada al final. Dados los ingredientes , a priori, es difícil que este plato no quede empalagoso. Nada mas lejos , ligereza , melosidad y firmeza. Sorpresa

 

 


 

 

Cocochas de bacalao con espuma de coliflor y ajo negro
Perfecta la cocción de las cocochas, suavidad en la espuma. Otra vez , un carrusel de sabor, la cococha manda al principio , luego emerge  suavemente, de menos a mas , la coliflor y acaba con un punto picante del ajo. Todo con suavidad . Elegancia

 

 


Corvina con chop suey y romescu
Otra vez cocción perfecta del pescado. En su punto de firmeza y de sabor. El caldo lo envuelve , casi lo protege y sirve como introductor  del sabor del mar, el cual se mezcla con el oriental y el toque final de la romescu. Delicadeza

 

 

 

 



Costillas glaseadas con remolacha
Crujientes por fuera , melosas hasta mas allá del infinito en la boca. Se deshace la carne al entra en contacto con la boca y te llena de sabor. Demostración absoluta de lo maravillosas que pueden ser las costillas si se tratan con maestria. Muchas horas de cocción deben de llevar  para este resultado . Melosidad

 

 



Sorbete de yogurt con pepino y setas
Sorbete en punto no sobresaliente , de matrícula. Su textura más se parece a un helado italiano autentico que a otra cosa. Sabor del yogurt muy equilibrado y una enorme frescura la que aporta el pepino. Cumple la misma función que la ostra, prepara las papilas para el resto.  Grandeza

 

 

 

 


Torrija con helado de canela
Conjunción, conjunción, y más conjunción. No sé si el helado acompaña a la torrija o la torrija acompaña al helado.  Dulzura justa con aporte de la especie milimétrica. Lo dicho, Conjunción…..

 

 

 

 

Buen pan, excelente el cafe y buena preparacion de Gin Tonic.

 

Servicio de la sala al mismo nivel que la comida. Atento, diligente , rapido, eficaz y profesionalidad a raudales. Nos taendió una camarera argentina y un camarero que rayaron a gran altura



            Conocí la cocina de Enrique Barella en el Alto de Colon. Más tarde había venido a su restaurante en dos ocasiones.  Sin discutir jamás su capacidad técnica y sus conocimientos , tengo que decir que , si bien siempre comí bien , siempre encontré aristas (mayores o menores). Hasta ésta comida no tuve la sensación de una redondez total en su cocina. Pero , esta vez si que la he tenido.  Absoluta redondez. Y no es fácil, nada fácil su planteamiento. Apuesta muy fuerte  cuando combina sabores y texturas que , si no están perfectos , pueden derrumbar su obra. Analizando sus platos , además de un excelente trato , prácticamente perfecto, a la materia prima,   una constante  se repite :  Su reto arriesgado en la unión de los ingredientes .Por ejemplo, en el plato del Atún la posibilidad de , que  si no se tiene la idea clarísima y la capacidad técnica para ejecutarla , el plato acabe siendo pesado o empalagoso es altísima. O en la corvina , se corre el riesgo de que , al final, el sabor oriental fagocite al pescado , o que, en el postre,  el pepino pueda al yogurt en su particular lucha de sabor. Nada de eso ocurre, con precisión de neurocirujano, todos los platos se adornan de una enorme delicadeza  y finura (otra de sus constantes) y , lo que todavía tiene más mérito , el sabor se mantiene en un listón alto.  No hay alarde de potencia , ni de explosividad y , sin embargo , los sabores están presentes y son duraderos en la boca. Hay despliegue masivo de técnica , de sutileza  y de refinamiento.  Se enfrenta al comensal sin estridencia, pero con una sensibilidad que es imposible que deje indiferente.  Se intuye muchas horas, muchas pruebas, mucho trabajo , pero el resultado es , además de sorprendente, magnifico y apabullante por todos los recursos que se demuestran. 

              Marca una vía absolutamente personal y diferenciada del resto.  Si el camino que ha marcado lo sigue con los mismos mimbres , para mí , hará un cesto único y diferente. Un cesto que , sin ningún género de dudas , merecerá ser comprado…. Con personalidad, con determinación, con profesionalidad , y sobre todo, con precisión milimétrica , hoy me ha quedado claro el pedazo de cocinero que es Enrique Barella........






 
 

  1. #1

    G-M.

    Es un pedazo restaurante, a mi también me gusta mucho, este verano fui tres veces y no sé motivo por el cual no he vuelto hasta ahora. Me has recordado que tengo que volver.

    No sé si has tenido oportunidad de probar algún plato de anguila de Q, es un maestro en su tratamiento.

    Abrazos

  2. #2

    kopicki

    Quique es uno de los grandes en Valencia y como dices sigue su camino. La camarera argentina ya estuvo con él en El Alto. Notable sala. El atún lo probé en mi última visita. Tremendo plato. Saludos.

  3. #3

    kopicki

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Pues es que últimamente vas mucho por Ruzafa. Quique acaba de cambiar la carta y además ofrece la posibilidad de tomar tapas en las mesas altas de la entrada.

  4. #4

    Gastiola

    Recuerdo en una ocasión que mi acompañante dijo: "estas carrilleras tienen que tener algún truco". Al rato salió el cocinero y dijo: "si lo tienen. Muchísimas horas de trabajo. Ese es su truco". A veces un alimento en apariencia simple puede llegar a ser un manjar en manos de ciertos maestros.
    La torrija con helado es un postre que me tiene "loco", creo que es comparable al huevo a baja temperatura. Si hay calidad y arte, nunca aburren. Estupenda experiencia. Un abrazo

  5. #5

    G-M.

    en respuesta a kopicki
    Ver mensaje de kopicki

    Yo voy por todos lados, Kop...

    ;-)

  6. #6

    kopicki

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Ya lo se ya, pero últimamente tienes cierta querencia a Ruzafa.......

  7. #7

    Compartir Mesa

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Es verdad que lo es. No he probado la anguila. A ver si hay suerte y la proxima vez esta en el menu
    Un abrazo

  8. #8

    Compartir Mesa

    en respuesta a kopicki
    Ver mensaje de kopicki

    Trmendo plato . Todos fueron tremendos. La camarera de 10
    Un saludo

  9. #9

    Compartir Mesa

    en respuesta a Gastiola
    Ver mensaje de Gastiola

    Absolutamente de acuerdo contigo maestro. Esa es la magia : Alimento simple trasformado en un lujo
    Coincido, una vez mas contigo en lo de la torrija y en lo del huevo
    Un abrazo

  10. #10

    Josebr

    Como coparticipe en la comida te felicito a ti por la descripción del festival que nos dieron.
    Un abrazo

  11. #11

    G-M.

    en respuesta a Compartir Mesa
    Ver mensaje de Compartir Mesa

    Tomé un día un "civet de anguila" que me pareció algo exquisito. Qué potencia, brutal. Es de esos platos que no le gustan a todo el mundo por su peculiar y marcado sabor, penetrante y punto empalagante. La angula cocinada en su sangre. Fffuá. Imagina.

    A la vez siguiente que fui, había otra preparación de anguila, pero más contenida. Es que esos platos como el civet que te comentaba en un degus, es jugársela, no le va a gustar ni al 50% de los comensales. De hecho, en mi mesa, sólo le gustó al 50%...

    ;-)

  12. #12

    Abreunvinito

    Una cocina que como bien dices, ha ganado en profundidad, en estructura y en armonía.
    Está en perfecta madurez.
    Buen disfrute

  13. #13

    Compartir Mesa

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Pues a ver si hay suerte y la próxima vez hay anguila y la podemos probar :-). Creo que estoy dentro del 50% que les gustaría...

  14. #14

    Compartir Mesa

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    Buena definición Diego la de perfecta madurez.
    Un saludo

  15. #15

    Charlyjar

    No tengo la dicha de conocer este restaurante, pero después de leer lo que has publicado, no me pierdo acudir estas pascuas.

  16. #16

    Compartir Mesa

    en respuesta a Charlyjar
    Ver mensaje de Charlyjar

    Te lo recomiendo sin duda. Espero que disfrutes como yo lo hice

  17. #17

    G-M.

    en respuesta a Compartir Mesa
    Ver mensaje de Compartir Mesa

    No.
    Estás seguro entre el 5%... que le apasionaría.
    ;-)


DO Rias Baixas Francés
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar