Finca Montico 2011

Vino Finca Montico 2011

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
91
Puntuación Media:
8,3
Calidad-precio:
6,7

Bodega: Herederos del Marqués de Riscal (Rueda)
D.O./Zona: D.O. Rueda
País: España
Tipo de vino: Blanco
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: 100% Verdejo
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Este vino procede de una viña nuestra que tiene más de 20 de años y que produce solo unos 5.000 Kg. por hectárea, está en las terrazas mas altas del río Duero, en el típico terreno cascajoso, pobre, de canto rodado que ha dado tradicionalmente la máxima calidad a los vinos verdejos de Rueda. La vendimia se realiza a mano en cajas de 25 Kg. de capacidad, la uva cuando llega a la bodega se enfría y se prensa ligeramente sin estrujar ni despalillar (prensado de la uva entera), todo en frío para evitar oxidaciones y perdidas aromáticas. Se obtiene un mosto flor de poco rendimiento pero de altísima calidad. Después el mosto se desfanga o decanta ligeramente y se envía a los depósitos de fermentación. La fermentación se realiza con levadura autóctona para que el vino tenga una mayor personalidad aromática y originalidad. Cuando se acaba la fermentación el vino se deja en contacto con sus lías finas, durante unos 4 meses. Las lías se ponen en suspensión moviéndolas con nitrógeno en el depósito una vez por semana (las lías son toda la población de levaduras ya muertas que precipita en el fondo del depósito) Esto se hace para aumentar el cuerpo, la untuosidad, la complejidad y estabilidad aromática del vino. Este periodo de contacto con las lías finas hace que el vino tenga una mayor estabilidad aromática y del color, durante todo el tiempo que permanecerá en botella.

Varietales: 100% Verdejo

Consumo: Tomar entre 8º y 10ºC

Envejecimiento: Son vinos blancos que aunque no están fermentados en barrica aguantan frescos y jóvenes durante mucho más tiempo que los vinos blancos habituales. La razón de esto es que las levaduras ya muertas, por autolisis, disuelven en el vino una serie de sustancias procedentes de sus paredes celulares, que reaccionan con los compuestos responsables de los aromas y del color, aumentando así su estabilidad en el tiempo.

10 Opiniones de Finca Montico

Visual_ Amarillo dorado pálido con ribete dorado que aún conserva algún destello verdoso. Limpio y brillante. Lágrima abundante, gruesa de caída rápida.

Nariz_ Intensidad media. Bastante varietal, con notas de melocotón en almíbar, pera de agua y toques de melón maduro, flores blancas, notas de panadería y levadura y un fondo ligeramente vegetal de hinojo.

Boca_ Volumen medio, en el paso se muestra fresco y ligero, la acidez un tanto justa para mi gusto y con un fino amargor. Cortito en boca con recuerdos de hinojo.

Bonita botella bordelesa de ligeros hombros anchos, modernas etiquetas y cápsula, buen corcho de aglomerado que sale perfectamente. Desde el descorche el vino destila ricos aromas frutales.

Visual: amarillo pálido dorado (casi oro), limpio, brillante, con buena y abundante lágrima.

Nariz: aromas muy ricos a frutas algo cítricas al principio pero lo que sí predomina de verdad (tanto a baja, pero más al ganar temperatura) es la fruta madura de hueso, melocotón en almíbar, heno, tierra húmeda, flores, bastante intenso.

Boca: entrada fresca y suave, frutal, con un toque amargoso y dulzón (por este orden), casi almibarado y con recuerdos sutiles a membrillo. Final largo con postgusto fresco-amargoso-frutal muy rico que invita a seguir bebiendo.

Muy buen verdejo. Excelente. El precio ronda los 10-12 euros, un precio razonable para su calidad aunque no es tampoco ningún chollo dada la coyuntura actual. En cualquier caso, diríamos que la RCP es buena.

Es fino y elegante, se despliega con intensidad media y tipicidad, sin empalagar, lo que es de agradecer. Hay aromas a hierba seca, lías, cítricos y florales. Hay fruta blanca de hueso maduro junto a finos toques de hierba buena.

En boca es sabroso, frutoso, seco, algo serio, aunque enseguida deja paso a los toques cítricos y frescos. Hay pulpa de lima, textura, llena y embriaga, sin excederse, con suavidad y elegancia. El conjunto pasa algo rápido, sin embargo su recuerdo es algo más largo. Hay finas notas amargosas, grato sin más?

Hay vinos de los que esperas más, este vino no es de esos, es de los que hay que exigirle mucho más. Lo observare.

Color amarillo pajizo pálido con irisaciones verdosas, brillante. 
Nariz con intensidad media, notas de cítricos dulces, naranja, fruta tropical, también aparecen aromas florales y de hierbas finas, hinojo. Muy buena. 
En boca es fresco, de paso untuoso demostrando buen cuerpo, mías notas frutales que en nariz, muy rico y co una persistencia final media. 
Me ha gustado. 

Pocos meses después cae otra botellita y confirma lo sentido en la primera.

El vino continua en plena forma, un verdejo de los buenos, con una nariz intensa y compleja en la que mandan la gardenia, la panadería y la mantequilla, y una boca esférica y untuosa.

No fallas con este verdejo.

Más color que otros blancos de Marqués de Riscal.

El pajizo pálido se sube de tono, al pajizo subido, y los destellos, además de verdosos, se tornan en dorados. La limpieza y la brillantez siguen ahí.

La intensidad aromática es menor, pero mucho mayor la complejidad. Algún aroma animal de inicio, que se va disipando y dejando paso a flor cárnica (tipo gardenia), mantequilla, panadería... Las frutas, tapadas, son blancas.

En boca es el que más me gustó: amplio, sedoso, cremosos, sabroso... ¡gozoso!

Un verdejo muy, muy bueno.

Catado en El Aula Marqués de Riscal.

En nariz menos aromático que su hermano de rueda sin crianza con lías, donde la fruta aparce mezclada con notas de brioche y toques de menta. En boca es muy plácido, a pesar de tener acidez alta, fino y de buena textura.

Siento y mucho discrepar de mi amigo y admirado Fede Vidal, pero este verdejo es un rico vino, el mayor defecto quizas, sea la falta de acidez en boca, al segundo día, el recorrido es un poco anodíno.
Insisto en que la nariz es bastante compleja y tiene unos buenos aromas de frutos blancos y flores, ademas de hierbas y toques de frutos amarillos y de cítricos dulces.
La boca con buen recorrido y cierta frutosidad, muy equilibrado y con cierta complejidad, el final no es muy largo, pero tiene buena persistencia frutal y floral.
El problema es que cuesta 13-15 €, no esta mal la RCP, aunque no es muy buena.

En la fase visual presentas un color dorado claro, con ribetes y destellos de color alimonado, limpio y brillante. Bonito color.

Al paso por la nariz, se puede decir: es un verdejo, pero yo añado: de los de antes o mejor dicho de los de verdad. Con su heno, algo herbáceo y su puntita de hinojo.

En la fase de la boca, muy buena acidez, cierta untuosidad (si en un verdejo), con cierto cuerpo y ese amargor típico del final.

Hacía tiempo que no probaba un verdejo de “los míos” y blanco que me gustase y me alegra, pues los ultimo blancos de los lotes, me tenían desencantados.

Botella con una etiqueta un tanto extraña, con un dibujo que no se que representa, pero que a la vista la hace particular.

Curiosamente el comentario que me precede, dice que no le ha gustado y quien lo hace tiene toda mi consideración: la grandeza del vino y del ser humano.

Nota: mis dos acopañantes de toma de vinos blancos me apoyan al opinión.

Color amarillo pálido.
El aroma no es inmediato pero al poco aparece intenso, con flor blanca, lichis y manzanas asadas.
Boca ligera, buena acidez, fresco y joven, muchas notas amargas y bastante corto.
El principal problema de este vino es su elevado grado alcohólico, que lo hace especialmente cabezón, esto y su manifiesta inconsistencia le perjudica.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar