Alión 2007

Vino Alión 2007

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
96
Puntuación Media:
9,2
Calidad-precio:
7,6

Bodega: Bodegas y Viñedos Alión
D.O./Zona: D.O. Ribera del Duero
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: Tempranillo
Precio aproximado: De 50 a 99,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Viñedos plantados a una altura de 750 metros sobre el nivel del mar localizados en los términos municipales de Padilla, Valbuena de Duero y Pesquera de Duero. Superficie: 130 hectáreas de 30 años de edad media. Suelo: Con buen drenaje, profundos, con alternancia de materiales gruesos y finos junto a gravas cuarcíticas que arrastró el Duero. Las uvas son transportadas en cajas de 12 kilos a la bodega, donde se efectúa la segunda selección antes de proceder a su entrada en los depósitos de fermentación. Vinificación: Los racimos se despalillaron totalmente, pasando el mosto-pasta a fermentar en tinos de roble americano durante unos 15 días, a una temperatura alta en torno a los 32ºC y permaneciendo los hollejos en contacto con el mosto durante el mismo periodo. Envejecimiento: El vino reposó en barricas nuevas de roble francés (Nevers), en las que permaneció durante aproximadamente 14 meses.

Varietales: Tempranillo

Consumo: 2011 - 2031

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2011 - 2031.

17 Opiniones de Alión

Rojo picota maduro de ribete granate, capa media alta.

Intensidad media, notas cálidas, fruta negra, alcanfor, nariz muy madura, regalices, mentolados, fruto seco y cacao, poco expresivo.

Boca suave, poca personalidad, falta un poco de alegría y acidez, mucha fruta, tanino marcado con amargor final, final corto. Muy inmediato.

Y dos añitos después volvemos sobre este magnífico vino de las bodegas VS que nos hemos traído hasta Ecuador. Se me había quedado traspapelada esta valoración pero ahí vamos. Botella numerada, la 79.278. Abrimos y dejamos respirar por espacio de 90 minutos. Corcho en perfecto estado, tintado como 5 mm desde su base. Servimos a 16.5°C.

VISUAL: Nos muestra un precioso color rojo picota de capa alta, brillante y luminoso con un estrecho ribete cardenalicio. De lagrima no muy abundante, esbelta, lenta y transparente (96).

OLFATIVA: En nariz y a copa parada asoman aromas de fruta negra acompotada acompañados por unos tremendos y elegantes tostados. Al agitar el líquido aparecen apuntes especiados a ishpingo y canela así como frescos herbáceos de tomillo y hierbabuena. También encontramos notas de regaliz, balsámicos de eucalipto, de nuevo el toque mineral de arcilla mojada para terminar con su correspondiente despliegue terciario: cuero ruso, cacao en polvo, caja de puros y todo bajo ese fondo ahumado con unas finas notas de roble. Gran complejidad, de mucha elegancia aunque con la intensidad un tanto disminuida respecto a la botella de 2017 (91).

GUSTATIVA: En boca nos encontramos un vino especial, delicado y con un ataque de exquisita elegancia. Acidez media-alta y taninos bastante pulidos pero resurgiendo de menos a más tras cada sorbo. Es amplísimo y con carácter, frutoso en su retronasal con intensos apuntes amaderados. Post-gusto especiado con recuerdos tostados y de final golosote que nos proporciona una persistencia bárbara de casi cuatro minutos... ¡disfrutamos como enanos!. Tremendo vinazo una vez más, equilibrio y armonía en todos los sentidos, un vino de los que te alegra el día y no te deja más remedio que cerrar los ojitos de placer tras cada sorbo... uhhmmm!! (96).

La RCP la mantengo en excelente y más con el paso de los años. Comprada por 43 euros en su día (ahora está por encima de los 55).

MARIDAJE: Nos lo tomamos en dos tandas. En la primera acompañó nuestro surtido de embutidos (paletilla, morcón, salchichón, morcilla y chorizo ibéricos de bellota, lomo embuchado y queso curado de oveja). Tremendo disfrute como siempre, los embutidos y un buen vino tinto son tal para cual, delicioso maridaje. Y en la segunda ocasión fue pareja de unos entrecottes a la salvia con papas criollas. Apuntes cárnicos y herbáceos en total armonía con las notas especiadas y tostadas de nuestro vinazo. Una amalgama de sabores y fragancias dignas de dioses, brutal cómo se disfruta este Alión, increíblemente gastronómico.

Salud-os!!

Hacia años que no probaba el Alion(problemas de espacio en la bodega)Este 2007 me encanto.Color de capa media con ribete anaranjado.Nariz con alta intensidad y complejidad embriagadora,terciarios,animales...En boca estructura media,elegante y acidez viva.Muy largo.Fantastico.

Hoy estamos un poco emocionados pues le toca el turno de entre los vinos traídos desde España a este Alión en el que tenemos puestas muchas esperanzas. Abrimos la botella (n° 58.992) una horita antes de su cata. Tapón impecable, largo, compacto y tintado apenas 1 mm en su base. Servimos a 18°C.

VISUAL: Presenta un bonito color rojo picota de capa alta con el ribete amoratado. Lágrima esbelta, transparente y abundante (92).

OLFATIVA: A copa parada explotan aromas dulzones de fruta en sazón intensos. Al mover el líquido apreciamos especiados de pimienta negra y fenogreco, notas de regaliz, frutos secos (avellanas tostadas), ahumados, balsámicos, apuntes de caramelo tofee, castañas asadas, tostados de la barrica, tabaco inglés, café torrefacto y un final mineral un tanto terroso. Espectacular bouquet, complejo no... lo siguiente. Es de una elegancia y un equilibrio brutales y encima con una alta intensidad que perfuma todo el comedor. Qué barbaridad! (97).

GUSTATIVA: En boca es untuoso, amplio, ligeramente carnoso y con mucho cuerpo. De acidez alta y taninos muy dulces. En retronasal devuelve aromas de cuero curtido, ahumados y tostados de la barrica. De persistencia muy larga, casi 4 minutos. Delicioso, dulzón y con ese fondo mineral arcilloso que le da un plus de elegancia. Es un monstruo, evolucionado maravillosamente, se ha convertido en un gran vino, señorial y verdaderamente impactante. Habíamos probado el 2006 el año pasado y fue sobresaliente, pero este 2007 está claramente por encima, es muuuyyyy grande. Para recordar. (96).

La RCP tras haber pagado 43 euros por botella en subasta me parece excelente, menudo vinazo. De hecho en tienda supera los 45 euros pero el problema es encontrar estas añadas viejas.

Maridamos esta maravilla con un filete de tilapia en una masala de tomillo, romero, nuez moscada y pimienta rosa con unas verduras a la plancha. La suave textura y los aromas herbáceos y especiados de nuestro pescado fueron armoniosamente acompañados por la sedosidad y elegancia de nuestro celestial elixir. Vimos Ángeles, querubines y arcángeles tocando el arpa...experiencia inolvidable amigos. Será el tercer vino de Vega Sicilia en la Ribera del Duero pero no tiene nada que envidiar a sus hermanos mayores, al menos esta botella. Enooooormeeee!!.Salud-os!!

Visual_ Rojo picota de capa media alta y ribete granate. Limpio y brillante. Lagrima abundante, fina y lenta. Nariz_ Buena intensidad, fruta negra madura, fruta roja crujiente, Flores moradas, elegantes notas de ebanistería y cacao, fresco fondo balsámico de laurel y de pimientas. Fina terrosidad.
Boca_ Buen volumen, estructura media alta, taninos elegantes, presentes, nobles y un final largo más tostado que en nariz

Otra botella degustada, tal y como prometía en la valoración anterior.

El vino sigue en el mismo estado que en la susodicha "prueba", solo indicar que en esta ocasión lo acompañé de lechón de pata negra al horno y se comportó de maravilla. Excelente la armonía de este vino, con toques de elegancia y mucha suavidad, con la potencia del plato de carne.

Sigue siendo maravilloso y continúo pensando en beberme todas las botellas lo más rápido posible.

vuelvo a disfrutar otra botellaza de este elegante vino, que se encuentra en un momento extraordinario.

La nariz es potente pero al mismo tiempo elegante y compleja, la fruta es nítida y goza de una madurez envidiable, los finos tostados junto con las flores y las especias dulces, también se unen a la fiesta, componiendo un conjunto sobresaliente y dificil de olvidar.

La boca es otra joyita, el paso de boca aterciopelado pero al mismo tiempo con personalidad y elegancia y complejo, buena estructura, todo en su sitio y conjuntado al máximo, el final largo, largo y con una extraordinaria persistencia.

Tengo unas cuantas botellas, y me las voy a ir bebiendo en las fechas más próximas posibles, ya que se encuentra, tal y como dice Gabaldón, en un momento insuperable.

Le voy a poner un pero, al vino no, sino al corcho, parte de el se alojó en el gollete y no quiso salir, por tanto lo califico con un 6.

Le di mas de 2h de aireacion a la fresca humedad de estos dias en Valencia, y reposando ya en su decantador.

La nariz es intensa, dulzona, su fruta es negra y bastante madura.Sus secundarios se muestran con unas especias igualmente intensas, con una paleta de laurel, pimienta y clavo.En todo momento muestra un estado de forma estupendo, diria que esta en un momento optimo de consumo, aunque le garanticen muchos años de guarda.
En cuanto a sus terciarios, estos son dulces, de vainilla y caramelos de cafe con leche.

En boca es amplio, sabroso, con un tanino muy pulido, y una buena acidez para soportar todo el conjunto.La fruta es potente, se percibe con intensidad, aqui se muestra en forma de frutas del bosque y perduran en el retro-nasal bastante tiempo.

Vino color picota madura con ribete rojizo e irisaciones teja, capa media alta, limpio, brillante y lágrima fina y lenta.
En nariz a copa parada, con buena intensidad, notas de trufa, especias como la pimienta y fruta negra madura, para ir abriendose y evolucionando hacia ciruelas pasas, arandanos muy maduros, tostados y especiasl dulces, perfumado y bien definido. Bouquet excepcional, dificil de olvidar.
El paso por boca, potente, con cuerpo, sedoso, serio, amplio, con volumen, expresivo, largo recorrido, afrutado, redondo, buena acidez, equilibrado, bien hecho y un tanino aterciopelado y maduro.
Retronasal, fruta especiada.
Posgusto, largo, franco y muy bueno.

Tremendo este Alión, está en un momento ideal para consumirlo, guardé un poquito para el día siguiente y estaba igual o mejor.

El vino en general era y sigue siendo sobresaliente, el verdadero problema que tiene, es que necesita más tiempo en botellero.

Los aromas tal y como indique en su día, siguen siendo muy complejos y de bastante calidad, aunque también le vendran bien algunos meses en botella.

La boca ahora esta mucho más equilibrada, el vino tiene un paso de boca con cierto redondeo, aunque todavía existen aristas, eso si el retronasal es una verdadera maravilla, al igual que el final que es largo y con buena persistencia.

Seguirá agradeciendo un minimo de un año. igual dos le vienen mejor, en botellero.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar