Cillar de Silos Crianza 2007

Vino Cillar de Silos Crianza 2007

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
91
Puntuación Media:
8,1
Calidad-precio:
6,9

Bodega: Cillar de Silos
D.O./Zona: D.O. Ribera del Duero
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: 100% Tempranillo de los pagos El Corcho, La Nava, La Negra y Llantada
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 13 meses en barricas de roble francés

Varietales: 100% Tempranillo de los pagos El Corcho, La Nava, La Negra y Llantada

49 Opiniones de Cillar de Silos Crianza

con el mismo tiempo que añadas anteriores. Puede beberse ya. En conjunto un buen vino. Picota capa media-alta con lágrima viva. Buena intensidad en nariz con inicio poco "prometedor" que desaparece pronto. Predominan aromas de fruta roja madura acompañados de balsámicos con vainilla y torrefacto de la madera. Buen paso en la boca con equilibrio alcohol/acidez, taninos presentes pero sin molestar con buen final con recuerdos de fruta, balsámicos y madera y ligero verdor que no estropea el buen conjunto que presenta el vino.

En visual color rojo picota, con capa media.
En nariz fruta roja y negra, goloso, especies...no muy intenso pero agradable. Algo de alcohol.
En boca buena acidez, algo alcoholico al probarlo algo caliente pero mucho mejor una vez refrescado. Taninos bastante integrados, aunque creo que mejorara, cierto verdor y amargor.
Me gusto mas el dia siguiente.

Color cereza picota de buena capa y menisco violáceo. Nariz de intensidad media alta con predimonio frutal y una madera bien integrada tratada con moderación que aporta finos tostados, vainilla, especias dulces y notas de café, apoyados por toques balsámicos. En boca necesita algo de botelal , con unos taninos fuertes aún por domesticar, no obstante, ya se puede beber, es carnoso, sedoso, proprciona un largo postgusto y tiene un ligero amargor que invita a beber.

Cereza oscuro de buena capa y ribete morado, límpido y brillante.

Inicialmente aromas reductivos, que desaparecen con aireación. Fruta negra y roja madura, notas especiadas, canela, vainilla, también clavo y pimienta negra. Notas lácteas y tostadas.

En boca resulta sabroso, graso, taninos presentes por pulir, con buena acidez. Correcta longitud.

En vista muestra color picota de capa media con menisco carmesí. Limpio, brillante y con lágrima viva y fina, a la vez que con ligera tintada.
En nariz presenta a copa parada notas de mercaptanos y caucho que desaparecen una vez se agita y airea el vino -notas marca made in Ribera que a mi juicio penalizan la nota final-.
Apuntes de frutos negros, tostados y vainillas con un fondo de ligero verdor que no molesta. Notas balsámicas -regaliz-, licorosas y especiadas.
En boca muestra una buena acidez y sedosidad.
Muestra un recorrido medio y una retronasal marcada por las notas frutales y balsámicas, y un final ligeramente amargoso.
Un vino que no ha de dejarse en el armario y que está para tomarlo ya acompañado, en nuestro caso, por jamón ibérico de bellota reserva de segundo año y pan de hogaza.

Cata Virtual 29 Julio 2009
Visual: Rojo picota,capa media-alta,lagrima fina,limpio,brillante,vivo y con reflejos violaceos (copa Riedel)
Olfativa: Intenso, ahumados, frutas rojas,tostados, maderas, especias, algun lacteo incluso.
Gustativa:Buen paso por boca,marcados taninos,buena acidez. Siguen las frutas presentes, ligeramente astringente. Muy agradable incluso para la temperatura veraniega que tenemos. Este vino en Navidad con un buen asado genial (y ya de paso me adelanto...Feliz Navidad a todos y Prospero 2010 al que llegue,tal y como van las cosas). Ahora tampoco desmerece. A tener muy en cuenta la temperatura.
P.D.: Hablando de Navidad os invito a realizar un experimento que hago todos los veranos. En pleno mes torrido de Agosto poner la musica de Navidad y automaticamente el cuerpo tiene sensacion de frio. Comprobadlo y ya me direis.

De color picota oscura, cubierto, con capa media-alta. Muy atractivo y típico. Brillante y limpio.
En nariz es muy fresco, de mucha fruta roja madura( frambuesa, grosellas) balsámicos y torrefactos. Frescor y floral. Algo herbáceo, en principio.
En boca es goloso, muy potente y agradable. De largo final y agradable posgusto.
Buena persistencia. Ideal para tomar ya, si no fuera por que estamos en pleno julio. Lo prefiero en Noviembre. Ya te cogeré entonces.

Visual: Cereza de capa media,limpio, con ribete granate-violáceo un tanto abierto.

Olfativo: Nariz varietal, arranque primario con presencia de balsámicos y especiados, floral, ligeros fondos tostados y suave regaliz, elegante y compleja, tarda en abrirse apareciendo la fruta fresca, apuntando una futura cremosidad con aromas a yogurt de fresas. La madera aparece casi fusionada con la fruta, junto a una punta licorosa y fina mineralidad.

Gustativo: Nos confirma las fases anteriores y se presenta, ligero y fresco, fruta madura y mineralidad, especiado de ligera astringencia, muy estructurado y agradable, con unos taninos apunto de integrar, creando una persistencia media-alta y un correcto posgusto llevado por un amargor final complejo, de cierto verdor y piedra seca. Se ajustara en botella.

Intenso color rojo de capa media. Me esperaba un marcado ribete pero no lo encuentro. En mi copa el lagrimeo tarda en aparecer, y cuando lo hace es más bien fino y escaso.

En nariz presenta un primer plano de frambuesas, grosellas y mora, frutos rojos muy maduros. También frutos secos, sobre todo pasas. Balsámicos que recuerdan a regaliz mentolado. Notas de tabaco tras un fondo de barrica y tostados que lo envuelven todo.

Paso muy agradable y acidez correcta que limpia la boca. Taninos muy bien integrados. Retronasal de gran intensidad que transmite los componentes aromáticos de frutos rojos. Persistencia alta que invita a un nuevo trago.

Picota con borde violáceo de capa media, limpio y brillante. Lágrima abundante que tiñe ligeramente la copa.

Nada más abrir la botella, percibimos aromas a lácteos, frutos rojos y miga de pan.

El abanico de aromas es muy amplio: aromas frutales, donde destaca la ciruela fresa, guindas en licor, lácteos, tostados, cuero, toffée, vainillas, pétalos de rosa, balsámicos y un final especiado, con clavo de olor y pimienta negra

En boca, notamos buena acidez, con peso en boca, un ligero amargor que no molesta. Con el tiempo se muestra goloso. Persistencia media. Recuerdos de fruta y especias.

En conjunto, pensamos que es un vino que, a pesar de no estar en plenitud de condiciones por joven, está ya casi para beber. Va a seguir siendo de los de casa

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar