Bollinger R.D. 1996

Champagne Bollinger R.D. 1996

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
99
Puntuación Media:
9,8
Calidad-precio:
5,6

Bodega: Bollinger
D.O./Zona: Champagne AOC
País: Francia
Tipo de vino: Espumoso
Graduación (vol): 12,00%
Varietales: Pinot Noir (70%) y Chardonnay (30%) de 16 crus con categorías de Grand Cru (67%) y Premier Cru (33%) -Aÿ, Bouzy, Louvois, Verzenay, Mesnil s/Oger, Oger y Cuis
Precio aproximado: Más de 100 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: El vino base fermentó en barricas vieja de roble francés que ha contenido chardonnay. Se elaboró con vinos de reserva de grandes añadas. La crianza se realizó durante 96 meses en rima en las cavas.

Varietales: Pinot Noir (70%) y Chardonnay (30%) de 16 crus con categorías de Grand Cru (67%) y Premier Cru (33%) -Aÿ, Bouzy, Louvois, Verzenay, Mesnil s/Oger, Oger y Cuis

Consumo: 2011 - 2019

Envejecimiento: Intervalo de consumo recomendable: 2011 - 2019.

24 Opiniones de Bollinger R.D.

Continua vivito y coleando.No tengo adjetivos para definir este vino.Una maravilla.Precioso color dorado.En nariz complejidad y bolleria caliente,frutos secos...En boca una frescura y acidez vivas,elegancia,el carbonico casi imperceptible.Larguisimo.Fantastico vino de 23 años...

No hay palabras...Esta botella RD 1996 es la perfeccion.Impresionante champagne.Precioso color dorado oscuro,carbonico pequeñisimo,limpio.Nariz con alta intensidad,ligerisima  oxidacion,bolleria,frutos secos,pasteleria...En boca, sublime acidez y frescura ,elegancia,burbuja integradisima,casi imperceptible.Larguisimo.Unico.

Excepcional champagne,muy vivo e inmortal.Tiene el color oro viejo,la burbuja es pequeñisima lo cual muestra la integracion del carbonico durante su larga crianza.La nariz de alta intensidad,enorme complejidad,oxidacion caracteristica de la gran pinot,jerez viejo,bolleria calinete.En la boca un bombazo de frescura sostenido por una acidez brutal,muy vinoso,carbonico casi imperceptible,muy elegante, encantador.Larguisimo.Faltaron a la cena Salvador y Guillermo,lastima
Lo dicho,inmortal.
Lo disfrute con Joan y Miquel en una encantadora cena en el Restaurante Ca Na Toneta en Caimari(Mallorca),indispensable para los que viajeis a Mallorca,lo conmentare en el apartado de Restaurantes.

Por derecho propio, por raza, por añada, por potencia e intensidad superlativas, por ser seguramente uno de los mejores vinos del mundo, por longevidad, porque seguramente morirá de éxito, por su nariz de brioche y tarta Tatin, por su acidez indomable y desaforadamente seductora, por su naturaleza de amante perfecto, por su eterna juventud, por sus flores y sus especias, por su posgusto -eterno también-, por su estimulación parotídea casi insoportable, por su sabor pleno y adictivo, por su trascendencia, por su capacidad de emocionarme y arrastrarme la reflexión preniciosa, porque probablemente nunca crezca y revolotee sin parar junto a Campanilla como a todos nos gustaría hacer, por su magnetismo, por su facilidad para guiarme peligrosamente hacia la abnegación...

Leer los comentarios de Fede Vidal y de Eugenio.Yo seguire soñando con este RD.
Una maravilla.

Me parece que he encontrado el champán de mi vida o al menos algo que se le parezca, para no ponerme demasiado melodramático, pero es que el asunto casi lo merece. No pudo describir tanta perfección recayendo sobre un objeto.

Necesita un poco de tiempo para eliminar lo que parece una aroma ajerezado, pero que en realidad no es la expresión de un carácter muy personal que desde luego inunda este champán de principio a fin. Hay frutos rojos y frutas, toneladas de minerales y aroma de piedras machacadas , cítricos, bollería, más flores, más belleza.

La boca de intensidad inaudita es sublime, entra como una lamina de acero que todo lo funde, carbónico absolutamente perfecto, acompaña con discreción al cuerpo vinoso que constituye la esencia del champagne, produce sensaciones indescriptibles en boca y perdura como la eternidad.

Realmente a veces uno no sabe que decir…

Degollada en junio del 2006.

Mi última botella de esta maravilla comprada hace ya un tiempo cuando se podía pagar, ahora a 300 pavos parece un poco más complicado. Aun así, los vale de sobra. Continúa con esa aromática intensa y poderosa, fina y armónica, que gana y gana con el aire, bollería, cítricos, hongos, balsámicos, un precioso fondo mineral, fruta madura, una inagotable fuente de complejidad aromática.

En boca continúa siendo un torbellino, un vino en plena juventud y que no sabemos cuándo irá alcanzando su madurez, rico, directo, con una acidez soberbia, de paso envolvente y cremoso, largo y evocador, que deja en el final notas cítricas, frutales, minerales e incluso florales con una larga persistencia.

Habré probado este vino unas cuatro o cinco veces y siempre está igual, su evolución se mide en decenios. Espero poder verlo de nuevo en 10 años para confirmarlo pero se trata de uno de los mejores Champagnes de todos los tiempos, como dijo un periodista, la “joint-venture” entre Bollinger y Dios. El Dios Baco, claro. Inolvidable.

De color amarillo dorado, con finísima burbuja que asciende central y forma corona.

La nariz es compleja y elegante. Al principio algo de reducción y flores secas. Después se abren paso con delicadez y elegancia, pero con firmeza, las notas de pera, los cítricos (limones) las notas de melocotón maduro mezclándose con los frutos secos, la mantequilla y una sutiles notas de bollería. Todo ello sobre un fondo de mineralidad que vertebra el elegante bouquet.

La boca es cremosa, seca, con un finísimo carbónico perfectamente integrado. Y una acidez que se mantiene fresca y viva. El paso por boca es amplio, elegante y estructurado encontrándonos en boca, igual como en nariz, los limones y los frutos secos (avellanas). El postgusto es mineral y largo con un retronasal a miga de pan. Un magnifico champagne que, salvo opinión más autorizada que la mía, le queda por delante perfectamente unos diez años.
Es caro,sí, y que.

Si hay una palabra que lo puede definir es ELEGANCIA.Vino extraordinario.Sigue muy vivo con 15 años.Color ambarino,limpio.Nariz muy compleja(otras botellas lo eran mucho mas),bolleria,tostados,pan caliente,...La boca con buena acidez,burbuja muy pequeña y elegancia por todas partes.Invita a beber sin cesar.Gran vino.

Casi tres años después volvemos a encontrarnos. Sigues igual, no has cambiado. Esa nariz portentosamente armónica y profunda, de enorme definición. Y ese paso por boca que arrasa con todo, pleno de potencia, pleno de acidez, pleno de sabor, lleno de persistencia. No me cabe duda de que si volvemos a vernos en más años seguirás estando igual, pero qué quieres que te diga: lo importante es que nos sigamos viendo y que nos demos las gracias de poder seguir disfrutando de estos breves pero intensos encuentros.

Tú eres el Champagne. Y sobran más palabras.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar