Blog de Verema.com

Mis libros: Las aventuras en la ruta del vino de Kermit Lynch o el recorrido por Francia de un comprador de vinos.

Referencia:

Kermit LYNCH (1995): Adventures on the Wine Route. A wine buyer’s tour of France. North Point Press (New York). 1ª ed. de 1988.


Este es uno de mis libros preferidos sobre la temática del vino. Una excelente combinación entre un libro de viajes y un libro sobre geografía del vino. En él Kermit Lynch, comerciante estadounidense de vinos relata su viaje iniciático por algunas de las zonas elaboradoras de vinos de Francia. En 1998 adquirió el Domaine Les Pallières en Gigondas en sociedad con sus amigos los Bruniers del Domaine du Vieux Télégraphe. Con su esposa, fotógrafa, y sus dos hijos, vive parte del año en Berkeley, y parte en la Provenza, "lo bastante cerca del Domaine Tempier, donde puedo llenar el maletero de mi coche siempre que lo necesito."

En el libro explaya en los vinos que importa, en los elaboradores de dichos vinos, en sus gustos, sus filias y sus fobias. Frente a otros textos similares en este libro destaca su carácter literario que se plasma en una atractiva y “sincera” expresión de los pensamientos del autor, sin subjetividades reprimidas, lo que dota al relato de una notable proximidad incluso cuando nos aproximamos a zonas y elaboradores que desconocemos.

Con dicha subjetividad no dejan de aparecer algunas contradicciones y alguna que otra incoherencia, pero claro las personas estamos de contradicciones y el mundo del vino es lo suficientemente complejo para que cuando uno escribe sin autolimitarse afloren aseveraciones no siempre “compatibles”.

En todo caso sólo hay que poner algo de predisposición por parte del lector para encontrar reflexiones muy lúcidas y opiniones sobre los que uno no quedará indiferente.

El relato comienza no tanto con la apertura de su tienda en 1972 cómo con su viaje a la Borgoña en 1973 en compañía de un importador. El libro está estructurado por zonas elaboradoras y comienza por la zona del Loira y como en todas las regiones visitadas además de una perspectiva específica sobre los vinos y terruños  se centra en alguno de los elaboradores con los que ha trabajado (o trabaja). Por ejemplo en el Loira nos habla de Joguet, elaborador en Sazilly, cerca de Chinon. Continua luego con un ‘negociant’ local, Loyau y sus vinos de Vouvray. En su recorrido pasa también por Savennières y hablando de las bodegas con mejor reputación afirma: “La más reputada es la Coulée de Serrant. Su vino fue bebido por D’Artagnan his sus colegas mosqueteros, gracias al buen gusto de Alejandro Dumas. ¿Fue Brillant-Savarin o Curnonsky quien puso a la Coulée de Serrant al nivel de Yquem, Montrachet y Château Grillet como los cuatro blancos más valiosos de Francia."

En todo caso sus primeros contactos en Savennières fueron con Robert Daguin y su Château d’Epiré.

la siguiente etapa es Burdeos. Allí comienza mostrando cierto desagrado con el papel de los ‘negociants’ en la zona. Una de sus apuestas es Jean Goutreau y su Chàteau Sociando Mallet, otra es Madame de Laucassade, en un tiempo en el que una mujer elaboradora era una notable rareza (ingratitudes de Internet buscada en en el Google esta señora no existe) aunque si encontramos alguna referencia a su Château de l’Hospital en Leognan.

Siguendo hacia el sur Lynch llega a Languedoc, allí nos presenta a Alain Roux del Domaine Saint Jean de Bebian, más tarde en la zona de de Herault conocemos a Aimé Guibert y su Mas de Daumas Gassac.

Tras ello el viaje sigue por la Provenza donde el centro del capítulo (y diría que casi también del libro) recae en el Domaine Tempier, en Bandol. Lucien Peyraud y su familia y su forma de entender el vino impactaron a Lynch.

Siguiendo etapas Lynch llega al Ródano sur, la tierra del ensamblaje varietal, con la garnacha jugando un papel central pero también con muchas otras cepas que dan lugar a un complejo puzzle de variedades de uva, ello se contrapone con el Ródano norte, el reino de la syrah. El sur es la patria de los viñedos de Chateauneuf-du-Pape, Gigondas (donde años más tarde se asentaría “parcialmente” el propio Lynch), Tavel, Cairanne, Rasteau,... Administrativamente su centro es Avignon pero el núcleo vitivinícola se asienta en Chateauneuf-du-Pape, la mayor AOC del Sur de Francia.

“It is well to remember that the system of Apellation d’Origine Contrôlée (AOC) is not a rating, not a judgement of the wine in the bottle, but a definition of the terrain, the soil, the grape varieties,... the raw materials”.

En España la regulación enológica también tiene notable peso en la reglamentación de los Consejos Reguladores y aunque la calificación de los vinos teóricamente también incluye aspectos cualitativos lo cierto es que esta es una faceta descuidada (o más bien... mal cuidada).


Henri Brunier, del Domaine du Vieux Télégraphe, otro de los elaboradores con el que Lynch congenió opina que efectivamente la ubicación del viñedo tiene crucial importancia.

Siguiendo con su recorrido Lynch llega al Ródano norte, con zonas como Hermitage o Cornas. La diversidad varietal del sur muta aquí en un dominio casi abosluto de la syrah. Auguste Clape y su Cornas forman parte de su recorrido siendo la visita a Chave y su Hermitage el centro del capítulo. También dedica cierto tiempo a la Côte Rôtie, la “cuesta asada” donde la syrah alcanzan notables cotas de excelencia... syrah, serine, sarine, syrrah, sirah, syras, schiras, schirac, sirac. René Rostaing es el protagonista de esta parte del relato con una visita incluida al pago de La Landonne.

También dedica unas páginas a Beaujolais, de hecho Lynch hace una firme apuesta en favor de este vino, pero no el que llega cada año a las tiendas (le Beujolais noveau est arrivée!) denso y alcohólico sino al que es fruto de la tradición, ligero de color, suavemente agresivo, incluso con ciertos verdores y ráramente con más de 11º, sin chaptalizar, juvenil y ligero. No sin cierta sorna alaba la drescripción de Parker: “soft, lush, silky, full, fleshy, rich, supple,...” por lo cerca que está del perfil del Beaujolais actual, sobrechaptalizado y alcohólico. El nombre de referencia en este capítulo es Jules Chauvet. Gracias a Paco Berciano tuve la fortuna de descubrir un vino de uno de los discípulos de Chauvet, Marcel Lapierre, que con su Morgon trata de recupera el estilo primigenio de estos vinos.

El siguiente capítulo nos permite recorrer la zona del Mâconnais-Chalonnais. El Mâconnais es una especie de introducción a la Borgoña tanto en términos de vino como de ubicación. Comenzar con Mâcon para seguir con Montagny y Mercurey te prepara para el primer y mágico vistazo a Le Montrachet.
 
En su recorrido hay también unas líneas para el Aligoté de Bouzeron, destacando el trabajo de Aubert de Villaine: “... if you are looking for great Burgundy, there is your recipe: a careful winemaker, old hillside vines, traditional vinification without excess chaptalization,  then bottled unfiltered.

En palabras del autor en Francia, la Côte Chalonnaise es realmente el único sitio fuera de la Côte d’Or donde se producen pinot noir que de verdad valen la pena: Rully, Givry y Mercurey son zonas excelentes. El paso siguiente nos lleva al núcleo duro de la Borgoña, a la Côte d’Or, zona complicada es muchos extremos. Lynch afirma: “I always take a deep breath when I enter Burgundy. It is the most difficult wine to buy and its winemakers the most difficult to deal with. They are never happy. There is always too much rain or not enough, too much sun (rare, buy I have heard the complaint) or not enough. I want to buy too much of one growth and not enough of another, [...]”

Entre las bodegas reseñadas encontramos la de los hermanos Pichenot en Savigny-Les Beaunes regodeandose en su “Serpentières 1985”. También refleja su su visita a Henry Jayer en Vosne-Romanée, destacando su lúcida personalidad. También refleja sus experiencias con Michelot y François Jobard.

El viaje llega a su fin en Chablis, una de sus zonas preferidas, allí visita a François Raveneau y consigue con la mediación de su amigo Hubert de Montille que le permita importar sus vinos.

Cierto que para los que amamos el vino una vida así, viajando por el epicentro vitivinícola mundial es casi como un sueño, quizás por eso termina con un capítulo en el que relata también algunas de las miserias y malos momentos vividos durante su recorrido.

Cierto esta reseña insistiendo en que se trata de un libro muy recomendable, imprescindible para los que gustan de recorrer las rutas del vino, ya que va más allá de la información desnuda y aporta opiniones -a veces controvertidas- pero sobre todo pasión y conocimiento.

  1. #1

    doctortjk

    Estimado Paco, el libro se puede conseguir en EEUU? Seguramente sera mucho mas barato aca en California que en España, aunque siempre es mas agradable leer en tu propio idioma que en otro. Muy interesante y completa tu descripcion...

    Saludos desde Tijuana...

  2. #2

    Jose_J

    http://www.amazon.com/Adventures-Wine-Route-Buyers-France/dp/0374522669/ref=pd_rhf_p_t_1
    lo tienes en amazon por 12 dolares. yo ya lo he puesto en mi lista, para la siguiente compra de libros que haga.
    saludos

  3. #3

    Paco Higón

    Ahí lo compré yo, en Amazón, en mi compra trimestral ;-)

  4. #4

    Olaf

    Un libro magnífico, disfruté mucho leyendolo, me duró, como los buenos vinos, menos tiempo del deseado. Muy recomendable, incluso para no enochalados de pura cepa.

  5. #5

    Paco Higón

    Junto al polémico Le Goût et le Povoir de Nossiter... uno de los libros de vinos que más ha conseguido engancharme últimamente. De este último, aunque sea algo tarde, quiero también escribir una reseña... que tiene mucha chica ;-)

  6. #6

    doctortjk

    Ya lo he comprado, el unico disponible en todo el sur de California, 12 dolares en oferta, precio normal 18 mas tax. Ya me lo estoy saboreando...

    Un abrazo desde Mission Valley Ca...

  7. #7

    Linda Díaz

    Magnífica pluma que hace "salivar" a las neuronas con ganas de leerlo...

    Higón!!!!!! Que chulada de artículo, me meto en Amazon a ver si lo encuentro....

    (=

  8. #8

    codinel

    Un gran libro. lo compré en amazon y de vez en cuando lo releo por cachitos. muy recomendable al igual que el libro " Viaje al corazon de la borgoña vinicola" de Diego Nuñez, disponible en "www.visionlibros.com". el mismo autor tiene tambien libros de otras zonas vinicolas.Y lo mejor, en español jajaja

  9. #9

    pasoslargos

    Gracias Paco, con este artículo no queda otra que conseguir el libro y ponerse manos a la obra. Como será probablemente en Amazon (que por cierto me encanta cómo funciona), y formará parte de un pedido mayor ¿alguna otra referencia imprescindible?.

    Excelente descripción.

    Saludos, Juan Diego

  10. #10

    Paco Higón

    En la misma línea (más o menos) Reflections of a Wine Merchant de Neal Rosenthal, como enciclopedia/obra de referencia básica el The Oxford Companion to Wine de Jancis Robinson... bueno y muchos más .... si estos los tienes o no te interesan dime zonas o temas vinícolas que te interesen y te doy más opciones...

  11. #11

    ManuelAguinaga

    Ameno, se lee muy facil. En mi caso recomendación de Luís Gutierrez.
    Esta escrito hace ya 20 años y resulta muy cercano en todas las referencias que menciona, lo que demuestra que elaboraciones bien hechas, perduran.
    Divertido pasaje en el que narra los tres "civets" de liebre seguidos que tuvo que tomar en Borgoña.

  12. #12

    pasoslargos

    Anotado el del Neal Rosenthal, The Oxford Companion to Wine ya lo tengo, es una obra de consulta fundamental, también tengo un par de Atlas (Hugh Johnson, Clark) y unos cuantos más (Parker, Peynaud, alguno del nuevo mundo, guías)...

    Ultimamente ando interesado en el eje Franco-Alemán, aunque te agradezco cualquier otra recomendación.

    Gracias otra vez, Juan Diego.

  13. #13

    vinoso

    Paco, de este estilo de obras, que este escrito en castellano cuál recomendarías?


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar