Blog de Verema.com

Recuerdos del V Encuentro de Foreros en el Somontano

El pasado viernes 16 de junio la mayoría de los foreros participantes en nuestro 5º Encuentro pusimos rumbo hacia el Somontano, punto de encuentro de los veremeros el pasado fin de semana.

El viernes por la noche empezó todo con la ya tradicional “Cena de Sobaquillo”, que tuvo lugar en le Restaurante Viña San Julián. Conforme los foreros iban llegando las mesas empezaron a llenarse de diferentes tipos de vinos, zonas y países, para posteriormente haber un “baile” de botellas entre todos los comensales.

Tras una agradable cena en la que ya muchos salieron contentos, algunos de los foreros decidieron poner punto y final a la primera jornada del encuentro y reponer fuerzas para el emocionante día que nos esperaba. Otros tantos, los más valientes, decidieron alargar la noche.

Y llegó el sábado: madrugador y caluroso, aunque nublado y un cielo que amenazaba lluvias. Sobre las 10 de la mañana ya nos esperaban en las instalaciones de Bodega Pirineos. Juan Carlos Palacios fue quien nos condujo primeramente a tomar unos cafés para que cogiésemos fuerzas para todo lo que nos esperaba. Tras esta primera parada, Juan Carlos nos guió a través de las instalaciones de la bodega, donde lo más destacable seguramente para todos fue encontrarnos en medio del cementerio de botellas con un inmovilizado con elevado valor de millones de euros.

Tras la visita por las diferentes instalaciones de la bodega pasamos a la sala de barricas, donde asistimos a una más que interesante cata del vino top de Bodega Pirineos. En primer lugar hicimos una cata vertical de las cinco añadas de Marboré que han salido al mercado hasta el momento presente (2003-1999). Impresionante el Marboré 2001 si bien las últimas añadas todavía tienen mucho que decir porque son vinos que a buen seguro van a mostrar una buenísima evolución en botella.

A continuación, como ejercicio de “disección” enormemente ilustrativo, catamos de forma independiente los vinos de las cinco variedades que compondrán el coupage del próximo Marboré 2005: tempranillo, cabernet, merlot, parraleta y moristel. No obstante, Jesús Astraín no se quedó ahí y para ser todavía más ilustrativo nos permitió catar el tempranillo y el cabernet en dos versiones diferentes: con la fermentación maloláctica en depósito o en barrica. Sin duda una cata interesantísima en la que todos aprendimos muchísimo de las notables explicaciones de este gran enólogo. Juan Carlos Palacios y Luis Olivan fueron, junto a Jesús, completando con sus explicaciones las múltiples preguntas y cuestiones que fueron planteando los foreros.

Finalizada la cata pasamos al comedor de la bodega para empezar con la excelente comida (longaniza de Graus, jamón serrano, ensalada con espárragos, cordero al horno, macedonia de frutas y pastel de calabaza) que estuvo maridada con los vinos:

- Pirineos Merlot Cabernet Rosado 2005.

- Pirineos Chardonnay 2005

- Señorío de Lazán 2003. Con este vino la gente de bodega se propuso que los foreros allí presentes pensaran un poco y descubrieran el formato de botella y de que vino se trataba (no iba etiquetado). Nadie resultó ganador del concurso, siendo la peculiaridad de este vino el haber estado embotellado en una botella de 18 litros (que, por cierto, se llama botella tipo Salomón).

Como ya viene siendo tradicional en los diferentes Encuentros, al finalizar la comida se procedió al sorteo de unos lotes de vinos y accesorios realizados por el equipo de Verema.com y por la gente de Bodega Pirineos. A su vez, y antes de marcharnos todos para el hotel, tuvimos la primicia de ver un vídeo que acababa de realizar Bodega Pirineos para su promoción en el que se pretende trasladar la importancia de la tradición y el sentimiento en el quehacer diario de esta bodega.

Tras un breve descanso en el hotel –y a buena fé que fue breve-, en el cual la mayoría de los foreros optaron por realizar uno de los deportes nacionales favoritos: la “siesta” –más bien cortita-, marchamos hacia Viñas del Vero.

En las bonitas instalaciones de la Recepción y la Tienda de la bodega de Viñas del Vero nos esperaba su enólogo, Pedro Aibar, junto a Rafa González. En la puerta estaba aparcado el autobús que nos trasladaría a ver los viñedos de Secastilla. Con un ligero retraso por la tardanza de algún que otro rezagado “sestero” partimos hacia el viñedo en un precioso transcurrir por la carretera que viaja paralela al serpenteante río Cinca. Durante el recorrido Pedro nos comentó los orígenes de Viñas del Vero, la situación de los viñedos, su extensión, las características principales de terrenos que forman la DO Somontano, el número de bodegas pertenecientes actualmente a la DO. Sin duda que Pedro podría haberse dedicado profesionalmente a la comunicación por su elocuencia y buen gusto al hablar de aquello que le gusta. El viaje se hizo francamente corto.

Una vez nos dejó el autobús al pie de los viñedos de Secantilla iniciamos la marcha hacia lo alto de las viñas a través de un camino en cuesta que, aunque no era excesivamente largo, a más de uno le pareció que estaba escalando el Tourmalet por la pendiente de algunos de los tramos. Arriba las vistas eran impresionantes. La principal característica de estos viñedos es que se encuentran situados en el extremo noreste del Somontano, en unas condiciones climáticas bien diferenciadas para el cultivo de la vid, en laderas pedregosas situadas a más de 700 metros sobre el nivel del mar. Gracias a una ardua tarea de recuperación se han conseguido mantener viñedos muy antiguos de Garnacha (bien cercados para evitar el ataque de los jabalís en la época de vendimia) que estuvieron a punto de desaparecer.

Tras bajar de nuevo a la explanada donde nos esperaba el autobús iniciamos el camino de vuelta para hacer una parada previa en Bodegas Blecua. Esta preciosa y coqueta bodega está preparada para una elaboración máxima de unos 60.000 kilos de uva (tiene cuatro depósitos de fermentación de madera para cada una de las cuatro variedades que forman parte del coupage del vino Blecua). La bodega abrió sus puertas en el año 2000 y se encuentra ubicada anexa a la casa de veraneo de una finca de 14 hectáreas de superficie que Viñas del Vero adquirió y ha restaurado para construir sus instalaciones. Aquí es donde tienen lugar las famosas jornadas de la trufa que Viñas del Vero viene organizando hace ya unos años con algunos de los mejores restauradores españoles. Impresionante la biblioteca que existe en Bodega Blecua sobre gastronomía y vino para todos aquellos que quieran deleitarse con tan sugerente lectura.

El siguiente paso en nuestro camino fue volver al punto de partida, a las instalaciones de Viñas del Vero, con parada en la Recepción y Tienda para degustar, antes de la cena, la última añada de su monovarietal blanco de Gewürztraminer 2005, enormemente aromático y floral.

En la cena (preparada por el afamado restaurante Flor de Barbastro) no hubo momentos para el aburrimiento. Empezamos con un aperitivo y una buenísima ensalada de chipirones regado con Viñas del Vero Chardonnay. Antes de pasar al segundo plato, Pedro Aibar nos propuso realizar un divertido juego en el que él mismo ya había participado en alguna que otra reunión de enólogos. El juego consistía en que todo el mundo nos poníamos de pié y empezábamos a catar un vino a ciegas. Pedro iba lanzando preguntas en las que sólo cabían dos respuestas posibles para ir eliminando a aquellos concursantes que fueran errando y que se iban sentando. Al final quedaron cinco finalistas a los que se les hizo entrega de una botella del vino catado a ciegas que no era ni más ni menos que el nuevo Viñas del Vero Merlot 2003 Edición Limitada.

La cena transcurrió con un buenísimo plato de pato con foie y trufa (acompañado de Secantilla 2003) y un postre típico de la zona relleno de manzana.

Al finalizar la cena se procedió a la entrega oficial de los diplomas y los Premios a Foreros Verema 2005 que, como es bien sabido, en este caso han recaído en:

- Premio a la Trayectoria en Vinos Catados: Antoliano Dávila (AntoDavila)
- Premio a la Trayectoria en Mesas y Vino: Mª Jesús Bayarri (MaJesus)
- Premio a la Trayectoria en el el Foro en español: Antonio Téllez (Bosco)
- Premio a la Trayectoria en la web en inglés: Raymond Queally (Rayol)
- Premio a la Trayectoria como Grupo de Cata: AkAtá (Málaga)

Como colofón a este 5º Encuentro de Foreros llegó el momento de las despedidas y de un ¡HASTA PRONTO!.

Hasta aquí la crónica de la parte oficial de un emocionante e intenso fin de semana. Imaginamos que los foreros seguirán comentando aquellas cosas que más les llamaron la atención a través del foro y de sus blogs.

Para concluir esta crónica, todas las personas que configuramos el equipo de Verema.com queremos dar MUCHAS GRACIAS a todos los que vinisteis al Encuentro (y también a aquellos que aunque no estuvisteis nos acompañasteis con el corazón y el pensamiento), a Bodega Pirineos y a Viñas del Vero por sus atenciones y desvelos hacia esta comunidad de grandes aficionados al mundo del vino. Sin todos vosotros estos eventos no saldrían adelante. A los que vinisteis y a los que no vinisteis, sólo queda deciros: ¡Os esperamos en el próximo Encuentro en Valencia!.

GRACIAS.


Nota.- En breve pondremos nuevas fotos.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar