Noticias del Vino

Premios de la Cofradía del Vino Reino de la Monastrell

El pasado sábado 10 de marzo se reunió el jurado calificador para expresar su criterio sobre las cualidades de los vinos presentados a los Premios Cofradía del Vino Reino de la Monastrell .

En esta edición han participado 25 bodegas (más que en otras ediciones) que elaboran sus vinos en Murcia (en mayor proporción ya que es la región donde se localiza la mayor producción de los vinos de la variedad Monastrell) , Alicante, Albacete y Valencia. Sin embargo, el número de muestras presentadas en esta edición ha sufrido una ligera reducción que se puede atribuir al entorno economico general de las bodegas, que están ajustando los gastos en todos los ámbitos, viendo con mayor exigencia las muestras y las características de los vinos a presentar.

De acuerdo con las bases del concurso, las muestras de vinos han concurrido en siete categorías (Vinos rosados, vinos tintos de las añadas 2010 y 2011, sin contacto o con contacto con madera, vinos tintos de añadas anteriores a 2010, vinos espumosos, vinos de licor y vinos elaborados con uvas sobremaduras). La mayor participación se ha alcanzado en los vinos tintos de las añadas 2010 y 2011 pero, en especial, ha destacado la concurrencia de los vinos de añadas anteriores a 2010, que han representado casi el 40% de los vinos presentados.

La destacada presencia de los vinos de añadas anteriores, con mayor tiempo de crianza en madera o de reposo en la bodega pone de manifiesto el movimiento que se está produciendo, que quiere valorizar las cualidades de la variedad Monastrell para la elaboración de vinos con mayor capacidad de guarda. Los viticultores y enólogos de estas zonas productoras han comprendido las magníficas posibilidades de esta variedad y ofrecen vinos que se corresponden con la demanda de los aficionados.

Palacete rural de la sedaLa adjudicación de medallas, de acuerdo con la normativa del concurso en esta edición, está limitada, como máximo, al 25% de las muestras presentadas; al mismo tiempo se han elevado las puntuaciones exigidas para la concesión de medallas (plata: a partir de 83 puntos, oro: a partir de 90 puntos), que le concede al certamen un caracter más exigente.

En esta edición se ha concedido trofeo a 21 vinos, que se han distribuido en 7 medallas de oro y 14 medallas de plata. No obstante otros vinos de los presentados, también han alcanzado altas puntuaciones, pero la exigencia establecida de limitar al 25% los premios, impide que aparezcan en la relación de los galardonados.

Los catadores participantes en las diferentes mesas del jurado han puesto de manifiesto el incremento en la calidad del conjunto de los vinos participantes, lo que ha representado un reto en su calificación, que al mismo tiempo supone un incentivo y un desafio para los aficionados, a quienes se presenta una amplia y rica gama de vinos específicamente elaborados con la variedad Monastrell.

Tras el concurso, tuvo lugar un almuerzo de confraternización entre los miembros del jurado con otros representantes de la Cofradía del Vino Reino de la Monasstrell en el Palacete de la Seda de Murcia. 

Cofradía del Vino Reino de la Monastrell

Fernando Riquelme

  1. #2

    Agropaja

    Precisamente estuvimos en Hacienda Pinares hace un par de semanas y alguna botella cayó del 2010 joven, Medalla de oro.
    Enhorabuena a los agraciados y en especial a las bodegas albaceteñas premiadas.

  2. #3

    Jose Contreras

    Fue un placer poder disfrutar de estos Premios de la Cofradía del Vino Reino de la Monastrell como miembro del jurado. En mi caso, me tocó catar la tanda de vinos jóvenes con madera (de la añada 2010 y 2011) y puedo asegurar que, una vez conocidas las referencias de los vinos y bodegas concretas que habían tras las muetras, las dos medallas de oro y la de plata son más que merecidas.

    Lo mismo que en el caso de los vinos de licor, que también los catamos en nuestra mesa. Vaya dos vinazlos los de Silvano García Dulce Monastrell del 2011 y 2009. Qué tipicidad de la monastrell y que frescura a pesar del notable azúcar residual. Muy ricos.

    Y el lugar donde se realizó el concurso y el almuerzo posterior, el Palacete de la Seda, todo un canto al romanticismo y al mantenimiento de un patrimonio arquitectónico, pictórico y escultural digno de mención. La comida, francamente buena y el futuro del restaurante aún pinta mejor con el reciente fichaje de Paco Morales.


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar