Noticias del Vino

La Vendimia en la bodega Trossos del Priorat

Desde Trossos nos cuentan como ha ido la vendimia que acaba de terminar.

En este mes de septiembre hemos trabajado duro y ya hemos entrado en bodega prácticamente toda la uva de nuestras viñas.

Como nos temíamos, la afectación por mildiu ha sido muy importante y la producción de este año será bastante más baja. El esfuerzo hecho tanto en la viña como en la mesa de selección para seleccionar sólo la uva que estuviera en estado óptimo se ha visto recompensado con una excelente calidad de los mostos obtenidos.

El otoño se está mostrando esplendoroso estos días en el Priorat y el paisaje en la viña se ha llenado de colores ocres y dorados.

Señala Enric Vives, propietario de la bodega.

En la Viña

La vendimia es el punto final de la campaña anual de la viña y el inicio de la siguiente. Es el momento de recoger el fruto que se ha ido desarrollando durante todo el año; desde el abonado del invierno hasta la decisión del momento óptimo para recoger la uva, pasando antes por la poda, más tarde por la elección de la época de arar y desherbar, después elegir los criterios de las actuaciones efectuadas durante la poda en verde y finalmente encontrar la estrategia para efectuar los tratamientos fitosanitarios.

El Ataque del Mildiu

Este ha sido un año extraño y atípico; ni fácil ni agradable de trabajar y nada gratificante. El tramo final de invierno y sobre todo la primavera fueron muy lluviosos con unos episodios llenos de una fatal combinación de agua y humedad que provocó unos fortísimos y continuados ataques fúngicos de Mildiu (Plasmopara vitícola).

Este es un hongo de desarrollo interno que ataca tanto la hoja como a la uva, que está estrechamente vinculado a la lluvia y que desde antaño ha causado fuertes estragos en los viñedos de todo el mundo; los medios de lucha autorizados en viticultura ecológica son muy reducidos y las pérdidas por el efecto de esta plaga han sido, este año, muy importantes. 

Desde el campo la sensación fue de impotencia primero y de derrota después. No ha sido fácil ver el desánimo de José Antonio, de Sergio, de Quim y de Joan, el equipo de campo que en ningún momento han ahorrado esfuerzos ni dedicación para evitar lo que poco a poco se fue viendo como insalvable.

2020 ha sido un año de contrastes; la afectación de los ataques de mildiu dependen mucho de la sensibilidad varietal y del tipo de suelo, de la orientación y ventilación de cada parcel.la; así, mientras que ha habido parcelas con fuerte incidencia había otras con unas uvas espectaculares y de una calidad incuestionable.

Pero la vendimia de este año ya es historia; hoy toca pasar página, coger ánimos y fuerzas para encarar una nueva campaña llena de objetivos y de retos, ahora que el mosto de estas uvas ya fermenta a la bodega y pronto podrá ver el prometedor resultado de los vinos de la añada.

En la bodega

Una decisión importante

Para decidir el momento de maduración de la uva tinta debemos tener en cuenta que los compuestos fenólicos están en la piel y las semillas. Es muy importante cosechar en el momento de maduración fenólica para conseguir que los vinos tengan color, buena expresión en nariz y taninos maduros.

Por eso en las uvas tintas a parte de los análisis explicados en la última newsletter (grado, acidez, peso y pH) es muy importante ir a la viña a menudo e ir observando y probando cómo maduran estos compuestos fenólicos. La piel irá perdiendo astringencia, el tanino será cada vez más agradable en la boca y las semillas se irán lignificado (pasando del color verde al marrón).

Una vez la uva está a punto es cuando empezamos a vendimiar. 

En el Priorat todo se vendimia a mano y utilizamos pequeñas cajas para evitar que la uva se chafe y conseguir que llegue intacta a la bodega.

En la bodega lo pesaremos y seleccionaremos los granos de uva en la mesa de selección. Este paso es muy importante ya que descartamos cualquier grano que no esté en óptimas condiciones. 

El secreto de los buenos vinos siempre es una buena uva.

Una vez seleccionada la uva:

  1. Pasa por la despalilladora (que nos separa el raspón del grano de uva).

  2. Pasa por la estrujadora que rompe la piel de la uva.

  3. Lo empujamos, con la ayuda de una bomba, hasta introducirlo en la tina.


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar